Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

84 Convención Bancaria

Capitales financieros castigarán a empresas y países que no tengan prácticas de sustentabilidad ambiental

Larry Fink, presidente y director general de BlackRock, dijo que la reasignación de capitales se aceleró con la pandemia del Covid-19 y no tendrá retorno

Publicado

el

Larry Fink en la 84 Convención Bancaria

Una de las macrotendencias que ya venía en marcha, pero que se profundizó con la pandemia del Covid-19, es la reasignación de capitales financieros hacia proyectos productivos sustentables, encaminados a mitigar los efectos del cambio climático.

“El Covid-19 es un problema de salud con efectos inmediatos, que exige respuesta rápida, y el cambio climático también es un problema grave pero que no se manifiesta inmediatamente (…) Sin embargo, la ciencia tiene razón cuando dice que si no hacemos algo, tendremos un aumento de la temperatura mundial de dos grados en 30 años y cambios físicos en el mundo”, advirtió Larry Fink, presidente y director general de BlackRock, el fondo de inversión más importante del mundo.

En este contexto, ya se empiezan a ver consecuencias del calentamiento global en aspectos como los recursos forestales, de tal forma que en los lugares de Estados Unidos donde suceden incendios forestales las primas de riesgo de los seguros han subido notablemente.

Este fenómeno podrá ser solventado por algunas personas pero por otras no, lo cual demuestra que los diversos instrumentos financieros ya incorporan el componente climático en su evaluación de riesgos, comentó el empresario.

Así que, en adelante, los capitales financieros van a preferir los proyectos productivos relacionados con la sustentabilidad ambiental, así como las regiones del mundo que tengan políticas desarrolladas al respecto.

“Lidiaremos con el cambio climático y por eso vamos a ver cómo influye esto en la inversión (…) En 2020, las sociedades de inversión de Estados Unidos financiaron estrategias de sustentabilidad con recursos de entre 20,000 y 30,000 millones de dólares. Veremos más cambios en la manera como los inversionistas actúan”, aseguró el financiero.

Larry Fink -quien fue presentado por Luis Niño de Rivera, presidente saliente de la Asociación de Bancos de México (ABM)- aseguró que los sectores de la economía y los países “que empiecen anticipadamente a adaptarse a las prácticas de sustentabilidad ambiental se beneficiarán”.

Pero advirtió que “las empresas o gobiernos que lo nieguen o que no estén dispuestos a hacer cambios verán la resignación de capitales fuera de sus empresas o países”.

Te puede interesar: Buscará Hacienda impulsar dos agendas de política pública con la banca

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad