domingo , septiembre 22 2019
Home / Aaron Sánchez / Que gane el Presidente

Que gane el Presidente

El gobierno federal nos sigue entregando más dudas que gasolina con sus explicaciones a medias y reacciones virulentas

Ningún humano es ilegal…

Transcurridos más de 10 días de lo que ya podemos definir como una crisis de abasto de combustible, el gobierno federal nos sigue entregando más dudas que gasolina con sus explicaciones a medias y reacciones virulentas contra quienes osan levantar la voz con una crítica.

Este fue el caso contra el Wall Street Journal cuando publicó, con datos duros, que la actual situación nacional se debía más a la falta de importación de gasolina que a un combate contra el robo del combustible. A esto, el Presidente López Obrador respaldado sólo con su palabra se limitó a decir que “era falso, que era una volada”.

El problema es que el gobierno no ha explicado qué es lo que realmente sucedió; porque cerrar la llave no es una estrategia. Ni tampoco nos dice qué está haciendo para evitar que “eso” se repita. Y bueno, es más fácil pronosticar el clima que una fecha para cuando la crisis sea cosa resuelta.

Si nuestra actual situación se debe realmente al combate contra el robo de gasolina, entonces deben explicar cuál fue el plan, por qué no se anticipó el desabasto en las entidades hoy afectadas, pero, especialmente, cuál es el resultado que esperamos más allá de lo obvio.

Porque es una realidad que aun y si se logra detener a algunos responsables por esta actividad, el llamado huachicoleo no está considerado un delito grave.

Entonces paralizar a medio país y crear pérdidas por más de 4 mil millones de pesos y contando, se sienten un costo muy alto si, nuevamente, la estrategia es sólo cerrar la llave. Mas, cuando no podemos regresar a la normalidad debido a que esos “traviesos” como los llama el Presidente López Obrador, diario sabotean los ductos sin que un impotente e indefenso gobierno federal tenga otra alternativa que dejarnos sin gasolina.

Por donde se quiera ver, la realidad se impone y nos dice que el inicio de la 4ª Transformación ha sido desastroso.

Decir que la estrategia seguida es un error, no hace a nadie promotor del huachicoleo, corrupto o vende patria.

Qué va a decir el Presidente López Obrador cuando los anaqueles en los super mercados comiencen a quedar vacíos; cuando en zonas rurales estallen conflictos sociales violentos y, esperemos no, con pérdidas humanas o que en los cajeros automáticos no exista la disposición de efectivo del dinero ganado con tanto esfuerzo por los mexicanos; acaso seguirán diciendo que sólo se trata de personas corruptas.

Los días pasan y en cada conferencia mañanera el Presidente López Obrador se limita a darnos ejemplos, casos e historias de corrupción que “han encontrado” y agradece a los mexicanos honestos y buenos su apoyo y comprensión, pero, no sea dicho cuántos de los detenidos están en proceso de formal prisión.

Haría bien el Presidente Andrés Manuel y su equipo cercano en recordar que, muchos de esos 30 millones de votos en los que tanto se amparan, los obtuvieron por el rechazo y hartazgo existente al PRI y PAN y que fácilmente pueden voltearse nuevamente dejándolo solo con los aduladores de siempre.

Es sólo un recordatorio porque, por el bien de todos, que esta batalla la gane el Presidente.

Te recomendamos leer

Ningún humano es ilegal…

De política en nuestro tiempo…

Hemos sido testigos de una evolución en el país que resultó para algunos afortunadamente trágica y para otros lamentablemente conveniente.