jueves , mayo 23 2019
Home / Aaron Sánchez / Si yo fuera opositor

Si yo fuera opositor

Dada la fuerza que representa López Obrador, podemos anticipar que muchos actores políticos de oposición están guardando sus cartas para más adelante...

Ningún humano es ilegal…

Estamos cerca de que el Presidente López Obrador cumpla sus primeros 100 días al frente de la administración pública federal.

Se espera que la próxima semana el Presidente de un mensaje, una suerte de “informe a la nación”, de los avances alcanzados hasta ahora por la 4ª Transformación.

Durante este tiempo, en distintos espacios se han realizado críticas al actuar del mandatario mexicano y su equipo cercano; se les señalaron ya varios errores e incongruencias, algunas muy graves, que simplemente no tuvieron eco en la mente de la mayoría de los mexicanos pues el Presidente cuenta con una aceptación promedio superior al 70% entre los encuestados.

Ahora bien, con este nivel de aprobación ¿Qué puede hacer la oposición?

Dada la fuerza que representa el Presidente López Obrador, podemos anticipar que muchos de los actores políticos de oposición relevantes están guardando sus cartas para más adelante en el tiempo.

Piensan, como muchos, que los números del Presidente no podrán mantenerse indefinidamente. Los opositores saben que el ejercicio de gobierno trae consigo un desgate natural y que será en ese momento cuando deban comenzar su ataque.

Uno de esos momentos puede ser la próxima semana; ¿Habrán hecho la tarea de afilar sus cuchillos en estos 100 primeros días?

El Presidente entiende de esto, pues él fue uno de los más duros opositores de los últimos 18 años; conoce los tiempos y sabe que se le está terminando el periodo de gracia con algunos sectores importantes nacionales e internacionales.

Aunque no lo parezca, él sabe que cancelar la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México fue una afrenta a grupos económicos muy poderosos que no se quedarán de brazos cruzados.

Tampoco escapa, espero, a su atención que aún están pendientes de presentarle a la opinión pública muchos programas de gobierno vitales como lo es del sector energético y de turismo. Sólo por mencionar dos de los cuales dieron grandes inversiones y generaron miles de empleos en los últimos años a nuestro país.

Andrés Manuel, el político hábil y capaz, sabe que en política la percepción lo es todo y aunque salga en sus monólogos mañaneros a atacar a quienes lo critican, entiende que no podrá capotear por siempre con el cuento del pasado y la corrupción.

Tendrá que dar resultado en el corto plazo para poder mantener controlados a sus opositores quienes están sedientos de una victoria frente al poderoso Presidente.

Honestamente, conociendo un poco de los fierros que mueven a la administración pública federal, no logro encontrar una medalla que pueda presumir con veracidad el jefe de la 4ª Transformación la próxima semana.

Y es por ello por lo que ya deben estarse organizando los grupos agraviados en estos 100 días, buscando un personaje a quien puedan preparar, madurar y con grandes recursos económicos hacerle frente al aparato del gobierno.

Cuando faltan sólo 2090 días para que termine el sexenio, estaría preparando la estrategia para reunirme con los grandes capitales, con los diversos actores sociales y presentarles un proyecto que les restaure un poco lo perdido.

Comenzaría a salir a las plazas en los municipios, en los pueblos y localidades afectadas por la 4ª Transformación; buscaría un mensaje que suene bien para todos aquellos trabajadores que se quedaron sin empleo por los recortes realizados.

Encontraría la forma correcta de hablarle a esas mujeres quienes se verán afectadas en los cambios de las políticas de ayuda contra la violencia de género.

El sexenio apenas comienza, pero, parece que lleva mucho tiempo; lo que anuncie el Presidente sobre sus primeros 100 días da pie a que alguien le conteste enfrentándolo a la realidad y así posicionarse como la figura rival.

Bueno, eso haría si yo fuera opositor.

About Aarón Sánchez

Aarón Sánchez Flores, mexicano con estudios en Ciencia Política. Cuenta con experiencia de 17 años en el servicio público federal. Fue asesor de la Comisión de Comunicaciones en el Senado de la República durante la LVIII legislatura. En la Cámara de Diputados Federal se desempeñó como coordinador de asesores en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y más adelante, como asesor del presidente durante la LIX y LX legislaturas. Fue jefe de departamento de Normas y Procedimientos de la Subdirección de Otorgamiento de Crédito en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. Participó en campañas electorales municipales, estatales y federales en México y fue acreditado como observador electoral durante las elecciones presidenciales de 2004 en República Dominicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.