Análisis 03 Agosto, 2017. • Marco Antonio Mares
Jueves , Agosto 17 2017
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 03 Agosto, 2017.

Análisis 03 Agosto, 2017.

El crédito al sector privado cierra la primera mitad del año con un crecimiento de 13.8%.

En junio de 2017 el saldo del crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privado creció a una tasa anual
nominal de 13.8% (7.1% real), 0.5 puntos porcentuales (pp) menor a la tasa observada el mes previo (14.3%) y 2.4 pp por debajo de la registrada en junio de 2016 (16.2%). Con este resultado, la tasa de crecimiento promedio del segundo trimestre (2T17) se ubicó en 14.7%, 1.2 pp mayor a la del 1T17 (13.5%) debido principalmente al repunte que se observó en el crédito a empresas en marzo y abril (13.5% febrero, 17.3% marzo, 18.7% abril). Sin embargo, al cierre del 2T17 los tres segmentos de crédito registraron un crecimiento ligeramente más pausado que en mayo: el crédito al consumo pasó de una tasa de 10.5% a 10.3%, el crédito a empresas de 16.8% a 16.1% y el crédito a vivienda de 10.0% a 9.8%. Esto pudiera estar asociado al deterioro que prevalece en el poder adquisitivo de los trabajadores y en su propensión a consumir, así como a la moderación que se mantiene en la inversión por parte de las empresas.

Consumo: se mantienen los movimientos mixtos entre segmentos

En junio de 2017 el saldo del crédito vigente al consumo registró un crecimiento anual nominal de 10.3% (3.7% real), 0.2 pp menor a la tasa observada en mayo de 2017, y 3.5 pp menor al crecimiento registrado el mismo mes del año previo (13.8%). Como en meses anteriores, este resultado se debió a comportamientos diferenciados entre segmentos. Por un lado, el financiamiento a través de tarjetas de crédito o TDC (37.9% de la cartera de consumo) y el crédito para bienes de consumo duradero o ABCD (13.3% de la cartera) mostraron ligeros repuntes: el primero creció 9.9% en junio vs 9.5% en mayo, mientras que el segundo pasó de una tasa anual nominal de 21.8% en mayo a 22.1% en junio. En el caso del crédito ABCD el crecimiento se debió a avances en sus dos componentes, pues el crédito aumotriz creció 21.5% (vs 21.2% anterior) y el crédito para bienes muebles pasó de 28.9% en mayo a 29.4% en junio.

En contraste, los créditos de nómina (24.3% de la cartera) y personales (20.7% de la cartera) mantienen la moderación en su crecimiento. El primero pasó de una tasa anual nominal de 7.3% en mayo a 6.2% en junio y nuevamente registró avances mínimos desde que las cifras son públicas (febrero 2011), mientras que el segundo pasó de 12.7% a 11.6% en el mismo periodo. Así, en la contribución relativa de cada segmento al crecimiento total de la cartera al consumo destacaron el financiamiento a través de TDC y el crédito ABCD, los cuales aportaron 36.6% y 25.8% del crecimiento total respectivamente, porcentajes mayores a los del mes inmediato anterior (34.5% y 24.9%, respectivamente); mientras que los correspondientes para los créditos de nómina y personales mostraron disminuciones (de 17.4% a 15.2% y de 24.4% a 23.1%, respectivamente).

Como hemos mencionado en reportes anteriores, es posible que el deterioro que prevalece en el poder adquisitivo de los hogares continúe mermando el consumo interno y por lo tanto la demanda de crédito, principalmente el crédito de nómina y los personales. Dicho deterioro se ha visto reflejado en la caída anual real de 1.1% que registró en junio el salario diario asociado a los trabajadores asegurados en el IMSS, con la cual se acumulan seis caídas consecutivas en este indicador. A su vez, es probable que la debilidad en el ingreso de los trabajadores este reduciendo los incentivos de los hogares a consumir, tal como se refleja en la caída de 6.7% en el índice de confianza del consumidor de junio.

Por otro lado, la relativa fortaleza que se mantiene en el financiamiento a través de TDC podría estar asociada a la
tendencia decreciente que se observa en los billetes y monedas en poder del público (ByM).1 En efecto, en junio los ByM registraron una tasa de crecimiento anual nominal de 12.3%, la menor desde febrero de 2014 (12.4%). Así, es posible que los tarjetahabientes estén utilizando su TDC como un medio de pago en sustitución del efectivo.

Empresas: repunta el crédito a empresas de servicios, pero no compensa la pausa en el resto de los sectores

En junio de 2017 el saldo de crédito vigente de las empresas creció a una tasa anual nominal de 16.1% (9.2% real), 0.6 pp menor a la tasa observada en el mes anterior y 2.9 pp por debajo de la registrada en junio de 2016 (19.1%). Por moneda destacó un menor crecimiento en ambos tipos de crédito. El denominado en moneda nacional (MN), se redujo de 21.1% en mayo a 20.6% en junio. Por su parte, el crédito en moneda extranjera valuado en pesos (ME, 21.4% del total de la cartera a empresas) mantuvo su tendencia decreciente al pasar de 2.2% en mayo a 1.4% en junio. Sin embargo, en su valuación en dólares, el crédito en ME se fortaleció al registrar un crecimiento anual nominal de 3.7% (vs 0.7% en mayo). Por segundo mes consecutivo, el menor crecimiento en la cartera en ME en pesos fue provocado por un efecto valuación ante la apreciación que mantuvo el tipo de cambio en junio (3.4% con respecto al cierre de mayo y 12.4% con respecto al cierre de diciembre 2016). Como mencionábamos en nuestro reporte anterior, la apreciación del tipo de cambio ha favorecido un mayor endeudamiento bancario en dólares por parte de las empresas, pero también ha contrarrestado un mayor crecimiento nominal en la cartera valuada en pesos.

Por sector económico de las empresas acreditadas, se observó un menor crecimiento en la mayoría de los sectores. El
único sector que mostró avances fue el de servicios (52.3% de la cartera empresarial), el cual pasó de una tasa anual
nominal de 21.6% en mayo a 23.2% en junio. Sin embargo, este avance no logró compensar la desaceleración del resto de los sectores, principalmente el manufacturero (22.1% de la cartera) y de la construcción (16.7% de la cartera) los cuales redujeron sus tasas de crecimiento en 3.0 y 2.5 pp para alcanzar 15.9% y 0.3%, respectivamente. De la misma manera, los sectores agropecuario y minero (4.2% de la cartera) mostraron disminuciones de 1.9 pp y 7.1 pp en sus tasas de crecimiento, ubicándose en 5.6% y 2.5%, respectivamente.

La moderación en el crecimiento del crédito a empresas podría estar asociado al débil comportamiento que ha mostrado la inversión. En abril, el índice de Inversión Fija Bruta registró una caída de 8.6% con respecto al mismo mes del año anterior y uno de los rubros que muestra una mayor debilidad es el de la construcción, pues la inversión en este sector cayó 9.9% a tasa anual. Esto coincide con el pausado crecimiento que se observa en el crédito a empresas de dicho sector.

Por otro lado, la actividad económica parece dar ciertas señales de avance pues en mayo el IGAE creció 3.1% con respecto al mismo mes del año previo, después de que el mes anterior había registrado una caída anual de 0.6%. Uno de los componentes del IGAE que contribuyó en mayor medida a este crecimiento fue el de servicios, el cual creció 4.4% vs 1.4% el mes previo. Así, la evolución diferenciada que muestra el crédito de las empresas parece estar reflejando el desempeño mixto que también muestran los distintos sectores de actividad económica.

Vivienda: continúa el crecimiento moderado en el segmento vivienda media y residencial

En junio de 2017 el crédito a la vivienda creció 9.8% a tasa anual nominal (3.3% real) y por primera vez desde junio de 2015 se ubicó por debajo del crecimiento de doble dígito, cuando también creció 9.8%. El crédito a la vivienda de interés social mantuvo su tendencia a la baja al caer 4.9%. Por su parte, la tasa de crecimiento del crédito para vivienda media y residencial (89.5% de la cartera de crédito a la vivienda) registró una disminución de 0.2 pp con respecto a mayo, y alcanzó una tasa de crecimiento de 11.8% en junio.

Al igual que algunos segmentos del crédito al consumo, el comportamiento del crédito a vivienda pudiera estar reflejando los menores incentivos de los hogares para tomar deudas de largo plazo debido al detrimento en su poder adquisitivo.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *