Análisis 07 Agosto, 2017. • Marco Antonio Mares
Jueves , Agosto 17 2017
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 07 Agosto, 2017.

Análisis 07 Agosto, 2017.

Cifras alegres del PIB.

Con bombo y platillo el gobierno de México celebra que la economía nacional habría crecido 0.60% en el segundo
trimestre del año (2T17) frente a lo ocurrido en el 1T17, y 3.00% en términos anuales “desestacionalizados”, pero
nada más lejos de la realidad. El INEGI dio a conocer su estimación del PIB al 2T17 en lo que prepara
los cálculos finales. Debemos decir que sus estimaciones anteriores han estado muy cerca de las cifras finales, por lo que casi pueden tomarse las actuales como un buen adelanto de lo que viene.

El INEGI publica cada trimestre cuatro cifras diferentes sobre lo que ocurrió en el mismo trimestre, por lo que hay para todos los gustos. Aunque en nuestra opinión la cifra más importante para el segundo trimestre es ver la
evolución semestral de la economía, cifra que no da a conocer directamente, sino que se debe obtener a partir de las cifras que ofrece el Instituto De las cuatro cifras que da el INEGI, dos son “desestacionalizadas”, es decir
sólo consideran los días hábiles y, por ende, generan mucha confusión, ya que no cuentan los días inhábiles de Semana Santa, pero sí los ingresos adicionales de consumo que genera dicho periodo vacacional.

La cifra es totalmente desproporcionada si consideramos que EU reportó un crecimiento parecido en igual periodo
trimestral y anual.Tomando en cuenta los últimos 12 meses, como lo hace México al anualizar sus cifras, EU creció 2.08%, siendo que la confianza y, por ende, consumo de su consumidor y empresario subieron fuertemente tras la victoria de Trump y sus promesas de campaña, mientras que en México sucedió lo contrario, donde la confianza
del consumidor se desplomó junto con la confianza del empresario, quien ha decidido posponer muchas inversiones hasta el año entrante. Lo que es más: las ventas de autos en México han presentado descalabros y el crédito se ha
desacelerado fuertemente en lo que va del año.

Cifras anuales

Si usamos las cifras anuales que consideran el efecto calendario de Semana Santa —que beneficia al comercio,
turismo y venta de ropa, por ejemplo, pero perjudica al sector industrial y de la construcción con una menor cantidad de días—, las cifras ya son más realistas y hablan de un crecimiento trimestral de 1.8%, que se compara con el 2.6% del 2016, pero sobre todo con el 2.5% del 2015, cuando Semana Santa también cayó en el 2T17. En promedio la economía ha crecido 2.3% en el primer semestre de este año; en el 2016 esa cifra se ubicaba en 2.4% y en 2015 en 2.7%, por lo que ha  habido una desaceleración, pero no tan profunda como se estimaba cuando Trump ganó las elecciones en EU en noviembre del 2016. La razón de la resiliencia de la economía mexicana —es decir, que haya tenido la capacidad de superar circunstancias adversas y salir adelante—, es que a pesar de que el motor del mercado
interno se ha desacelerado por la elevada inflación, producto del “gasolinazo”, el sector exportador ha tenido
buenas cifras a pesar del estancamiento de las ventas de autos nuevos en EU, pero se ha dado una diversificación del sector maquilador nacional interesante, desde electrodomésticos, pasando por el sector aeronáutico, lo que ha permitido el fuerte incremento de las exportaciones no petroleras, apoyadas en un Tipo de Cambio que se ha depreciado a lo largo del sexenio, lo que también ha influido en atraer un mayor número de turistas a nuestro país.

Persisten las dudas

Será muy interesante ver si el INEGI corrige a la baja el crecimiento del 1T17, que originalmente reportó con
crecimiento en términos anuales de2.8%, a pesar del “gasolinazo”, recordando que el crecimiento del 1T15,sin “gasolinazo” fue de 2.2 por ciento. El INEGI ha reconocido que para obtener todos los componentes del PIB,
en un 60% se basa en sus propios cómputos, pero en un 30 a 40% depende de fuentes externas, principalmente del gobierno, por lo que cada determinado tiempo hay cambios y mejoras en la metodología y estimaciones de valor de diversos sectores.

A futuro

Sin importarlo que pase en las negociaciones del TLCAN, el sector exportador nacional se verá beneficiado por el mayor número de órdenes y el crecimiento de la economía estadounidense, ya que en el extremo de que EU decida salirse del TLCAN, su decisión deberá ser confirmada dentro de 6 meses a partir de la misma, tiempo en el cual
se puede negociar y, además, México seguirá siendo parte de la OMC. Sin embargo, una decisión de concluir el TLCAN por parte de EU, ya sea que la confirme o sea una estrategia alterna de negociación, tendrá fuertes efectos en la confianza del consumidor y empresario, lo que debilitaría el consumo de manera importante en el segundo
semestre del año, además de postergar inversiones, esperando que se resuelva la situación en cualquier sentido. Esa misma decisión de salirse del TLCAN traería consigo un menor crecimiento esperado para el 2018, que depende mucho de lo que se negocie en el TLCAN en este momento. Un bajo crecimiento en el 2018 haría que el PRI no tuviera oportunidad electoral alguna y, en consecuencia, está en su interés que la renegociación del TLCAN
concluya este mismo año. Para Trump la fecha límite para concluir las negociaciones del TLCAN está entre enero y febrero del 2018, de tal suerte que su Congreso lo apruebe entre marzo y mayo, ya que después viene un periodo de campañas electorales rumbo a las elecciones de noviembre, y simplemente no hay forma de discutir un tratado comercial enmedio de una campaña electoral, que implica la reelección de diputados y senadores, cuyos votantes y adversarios podrían cambiar su voto debido al contenido del Tratado y sus implicaciones para su región. Si México está dispuesto a ceder en todo lo que EU pida en la renegociación del TLCAN —lo que está por verse en el
caso de Canadá también, que podría friccionar las conversaciones, pero con un TLCAN sin muchos aspavientos—, podría crecer alrededor de 2.0%, según las cifras alegres del INEGI en el 2017.

Si las cosas no salen como se esperan, porque EU no quiere negociar o pone puntos que no se pueden aceptar, entonces el crecimiento será menor, alrededor de 1.6 – 1.8%, gracias a lo logrado en los primeros seis meses del año.

 

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *