Análisis 08 Agosto, 2017. • Marco Antonio Mares
lunes , octubre 23 2017
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 08 Agosto, 2017.

Análisis 08 Agosto, 2017.

Economía mexicana resiste panorama de incertidumbre. Los datos preliminares de crecimiento en México durante el segundo trimestre mostraron resistencia al panorama de incertidumbre que generó la...

Economía mexicana resiste panorama de incertidumbre.

Los datos preliminares de crecimiento en México durante el segundo trimestre mostraron resistencia al panorama de incertidumbre que generó la agenda económica de la nueva administración estadounidense. Los datos mostraron un crecimiento anual de 1.8% y 0.6% a tasa trimestral ajustadas por estacionalidad. El resultado representa una desaceleración respecto al crecimiento del primer trimestre, aunque confirmó que la firmeza del sector servicios compensa la debilidad del sector industrial.

Los indicadores de confianza entre consumidores y el sector privado fueron positivos en julio. De un lado, los indicadores IMEF mostraron un pequeño retroceso pero se mantuvieron en territorio de expansión y la tendencia-ciclo sigue siendo positiva. Del otro, la confianza de los consumidores se ubicó en los 88.7 pts, apoyado por una recuperación de la percepción de las economías domésticas y las perspectivas futuras del país.

La agencia crediticia Fitch cambió la perspectiva de México de negativa a estable, como ya lo hizo Standard & Poor’s el mes pasado. La revisión se debió la reducción en el escenario de riesgo para la economía mexicana y la estabilización de la deuda en proporción del PIB.

En Estados Unidos los datos sugieren un crecimiento constante, aunque lejos de presentar una aceleración marcada. Los indicadores de gasto y consumo personal fueron inferiores a lo esperado en junio, lo que sugiere un consumo moderado. Asimismo, el indicador de precios del gasto en consumo personal (PCE por sus siglas en inglés) se desaceleró, lo que sugiere que las bajas presiones inflacionarias seguirán pesando sobre las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal.

Por otro lado, se crearon 209 mil nuevos empleos en julio y la tasa de desempleo descendió una décima hasta el 4.3%. Además, los salarios promedio por hora crecieron 0.3% a tasa mensual. Esto sugiere que la holgura en el mercado laboral sigue reduciéndose, lo que reafirma la expectativa de que se inicie con el proceso reducción de balance de la FED este mismo año. Sin embargo, no cambia las expectativas de que el próximo incremento en los fondos federales podría posponerse hasta finales del primer trimestre de 2018.

Por último, El Banco de Inglaterra votó 6-2 a favor de mantener la tasa de interés en mínimos históricos y recortó sus pronósticos de crecimiento de la economía británica en 2017 y 2018 debido a que el impacto del Brexit se hace más evidente. El banco también mantuvo sus programas de compras de activos y dijo que su esquema de créditos terminaría en febrero del 2018. Sin embargo, el Comité reiteró su mensaje de que la evolución de la economía podría requerir un aumento de las tasas superior a lo que actualmente anticipan los mercados.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos se publicará el informe de precios al consumidor de julio. El mercado anticipa un aumento de 0.2% en el rubro general y el subyacente, que excluye energéticos y alimentos frescos. Con esto, se anticipa que la inflación anual se acelere de 1.6% en junio a 1.8% en julio, mientras que la subyacente se mantenga sin cambios en 1.7%. La falta de presiones por parte de la demanda agregada, precios al productor y energéticos sugieren que los precios al consumidor seguirán por debajo del objetivo de 2.0% por algún tiempo. Esto podría retrasar la próxima alza de los fondos federales hasta el próximo año.

En México se publicará la inflación de la segunda quincena de julio donde esperamos un incremento de 0.08% en el rubro general. Con esto, los precios habrían crecido 0.29% en el mes y la inflación anual se ubicaría en 6.34%. Mantenemos nuestra expectativa de que la inflación aún está por tocar el techo, pero que se desacelere hacia el cierre del año a un nivel cercano al 6.3%.

Con esto, esperamos que la decisión de Banxico se salde sin cambios en la tasa de referencia y que se reafirme el final de ciclo de alzas. El comunicado podría confirmar que la evolución de la inflación se mantiene en línea con lo esperado y la presión por parte del tipo de cambio se ha reducido. Sin embargo los riesgos para la inflación siguen sesgados al alza, por lo que sería demasiado pronto para sugerir una reversión del ciclo de alzas. Además,  consideramos que el proceso de normalización de la Reserva Federal y la posible reavivación de tensiones con Estados Unidos por la renegociación del Tratado de Libre Comercio podrían retrasar el recorte hasta la segunda mitad del año que viene.

Por último, se publicará el dato de producción industrial de junio para el que esperamos un crecimiento anual nulo. La persistente debilidad del sector minero y la menor inversión en construcción contrarrestarán el crecimiento del sector manufacturero, el cual ha resistido el panorama de incertidumbre mejor a lo esperado.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *