Análisis 09 Octubre, 2017. • Marco Antonio Mares
jueves , octubre 19 2017
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 09 Octubre, 2017.

Análisis 09 Octubre, 2017.

EXPECTATIVAS ECONÓMICAS Recientemente el Banco de México dio a conocer los resultados de su Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado correspondiente a s...

EXPECTATIVAS ECONÓMICAS

Recientemente el Banco de México dio a conocer los resultados de su Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado correspondiente a septiembre, en los que se aprecia que el promedio del pronóstico de crecimiento del PIB para el presente año muestra una ligera disminución al pasar de 2.16% a 2.10%, es decir, seis centésimas de punto porcentual, comportamiento que puede estar reflejando la percepción sobre el efecto generado por los sismos recientes.

No obstante, las opiniones se dividen en cuanto a cuál será el efecto neto en la actividad económica del país proveniente, por una parte, de los daños generados por los eventos naturales y por otra, de la mayor actividad que puede ser resultado del proceso de reconstrucción.

En este entorno, hay quienes consideran que al final del presente año el PIB cerrará con una décima de punto menos de lo que se venía pronosticando, y quienes esperan que todo el proceso de reconstrucción estimulará diversas actividades productivas como la construcción, la cual tiene una importante incidencia en diversas ramas productivas y es una importante generadora de empleos, lo cual puede reflejarse en un mayor consumo, con la posibilidad de que el efecto neto sobre el PIB sea ligeramente positivo.

Sin embargo, hay otras actividades que pueden tardar más en recuperar su dinámica, como el turismo y diversas actividades que se relacionan directamente con esta actividad, además del impacto que tendrá en las cifras del trimestre la suspensión de actividades por varios días.

En los resultados de la Encuesta Sobre las Afectaciones de los sismos de septiembre del 2017 que presentó el INEGI, se observa que en las ocho entidades más afectadas y que representan el 35.3% del PIB del país, se concentran 2.3 millones de establecimientos económicos, de los cuales 16.1% tuvo alguna afectación proveniente de los sismos. Asimismo, del 39.3% de establecimientos que suspendieron sus actividades, 43.2% lo hizo solo por un día, 23.4% por dos días, 10.8% tres días y 22.6% por más de tres días. Esto indica que la actividad económica del país si podría tener algún efecto en su ritmo de crecimiento.

No obstante, otras opiniones consideran que los recursos provenientes de donaciones privadas y presupuesto público, contribuirán a aminorar los efectos en los hogares complementando su ingreso disponible, que es a final de cuentas el principal motor del

consumo, por lo que es factible que la actividad económica reporte un mayor impulso en el último trimestre del año.

Si bien es cierto que se prevé que el efecto neto de este entorno será prácticamente nulo en el crecimiento para todo el 2017, es importante tener en cuenta otros aspectos que pueden definir la dirección de la actividad económica en los próximos meses.

Un tema relevante en este contexto es la evolución del consumo, que ha sido la principal fuente de crecimiento de los últimos años, y es en donde se aprecian algunas señales de debilidad.

Las cifras del INEGI muestran que después del dinamismo que mantuvieron durante el 2016, a partir del inicio del presente año, la evolución de las ventas al menudeo y del sector servicios muestran una clara tendencia a la baja, lo que puede reflejarse en un menor crecimiento de la economía.

Las remesas del exterior, que jugaron un papel relevante en la evolución del consumo de las familias durante el año pasado, tal parece que ahora es uno de los principales factores de su menor dinámica. Si bien las remeses en dólares han seguido creciendo durante el presente año, al convertirlas en pesos después de una apreciación del tipo de cambio de poco más de 18% entre su nivel más alto en enero del presente año y el cierre de agosto, y descontarles la inflación que en agosto se ubicó en 6.66% y fue la más alta en los últimos 16 años, las remesas en términos reales registraron una caída anual de 1.7% en términos reales durante agosto, lo que ya es su tercera cifra negativa de manera consecutiva. Evidentemente esto refleja una importante disminución de la capacidad adquisitiva de las remesas, contribuyendo en buena parte a la disminución del ritmo de crecimiento de las ventas de establecimientos comerciales.

Aunado a esto se tienen los efectos de la política monetaria que llevaron a incrementar las tasas de interés, propiciando un encarecimiento del crédito y evidentemente a una disminución en los niveles de consumo. Las cifras del Banco de México muestran un aumento de casi cuatro puntos porcentuales en la TIIE a 28 días en los últimos dos años (cierre del 2015 a septiembre 2017), lapso en el que el ritmo de crecimiento del financiamiento al consumo se redujo de 11.0% a 2.9%.

Aun cuando las expectativas de crecimiento para el presente año y el siguiente se mantuvieron prácticamente sin cambios, es importante no perder de vista este entorno, al que además se deberá integrar el impacto que resulte de la renegociación del TLCAN. Ante esta situación es probable que lograr un ritmo de crecimiento económico más elevado se demore más tiempo de lo previsto. El promedio del pronóstico de crecimiento de los especialistas para los próximos 10 años es de 2.75%, según la encuesta de septiembre, lo que significó una disminución de cinco centésimas de punto porcentual respecto a la estimación del mes previo.

México 

Durante julio la inversión fija bruta registró una caída de 1.5%, respecto al mes previo, lo que fue su segundo mes consecutivo con variación negativa. Este comportamiento respondió a la disminución mensual de 4.5% en la inversión en construcción, ya que por su parte, la inversión en maquinaria y equipo creció 0.5%. Con estos resultados, la variación anual de la inversión total resultó negativa en 2.1%. En el caso de la inversión en construcción su comparación anual muestra una caída de 5.1%, acumulando siete meses ininterrumpidos con datos negativos. En julio la inversión en maquinaria y equipo resultó 2.3% mayor a la del mismo mes del año pasado, después de que un mes antes reportara un abaja de 1.1%.

Resultados mixtos mostraron las cifras mensuales del indicador de confianza empresarial durante septiembre, cuando en el caso del sector construcción la confianza empresarial disminuyó 0.1% puntos, en tanto que en el indicador del sector manufacturero aumentó 0.6 puntos y el del comercio se elevó 0.1 puntos. No obstante, en su comparación anual todos tuvieron avances mayores a los del mes previo. En el caso del sector de la construcción, el indicador de confianza aumentó 3.2 puntos, en tanto que en el sector manufacturero el aumento fue de 1.6 puntos y en el del comercio de 3.6 puntos.

Por su parte, el indicador de confianza del consumidor siguió mejorando en septiembre, cuando reportó un aumento mensual de 0.3 puntos, lo que propició que respecto al mismo mes del año pasado, tuviese una ganancia de 2 puntos, con lo que acumuló dos meses seguidos al alza. Tanto en términos mensuales como anuales, los cinco rubros que integran el indicador general que se refieren a la situación actual y futura del hogar y de la economía en su conjunto, así como a la posibilidad de adquirir bienes duraderos, tuvieron resultados positivos en septiembre.

Durante julio el indicador mensual del consumo privado en el mercado interior se mantuvo sin cambio respecto al mes precio, lo que muestra una tendencia a la baja desde abril. A pesar de esto, la variación anual de este indicador fue positiva en 3.1%, aunque este fue su menor avance en los últimos tres meses.

Estados Unidos

El Departamento del Trabajo informó que durante septiembre la nómina agrícola se redujo en 33 mil puestos de trabajo, lo que significó su primera disminución desde septiembre del 2010. Este resultado contrasta significativamente con la expectativa del mercado que anticipaba un aumento de 75 mil empleos, cifra que ya significaba una estimación baja como consecuencia de los efectos esperados por los huracanes que se registraron en ese lapso. No obstante, la tasa de desempleo de septiembre fue del 4.2%, inferior tanto a la estimación del mercado como al resultado de agosto, que en ambos casos fue de 4.4%.

El Departamento de Comercio informó que en agosto el saldo de la balanza comercial de bienes y servicios resultó deficitario en 42,400 millones de dólares (md) que es el más bajo en los últimos once meses. Las exportaciones totales sumaron 195,320 md, monto superior en 808 md al del mes previo. Por su parte, las importaciones sumaron 237,715 md, lo que significó una disminución mensual de 354 md. Por países, el mayor déficit de los Estados Unidos fue con China que en agosto sumó 29,715 md, seguido de México con 5,842 md.

El Institute for Supplly Management informó que en septiembre el ISM manufacturero se ubicó en  60.8 puntos,nivel superior tanto al estimado por el mercado, que anticipaba 57.8 puntos, como al dato del mes previo cuando se ubicó en 58.8 puntos. Al interior de este indicador, el índice de nuevas órdenes aumentó de 60.3 a 64.6 puntos; el índice de precios pasó de 62.0 a 71.5 puntos; el índice de producción se elevó de 61.0 a 62.2 puntos; el índice de empleo se movió de 59.9 a 60.3 puntos y el índice de inventarios disminuyó de 55.5 a 52.5 puntos. En este contexto, resaltan dos aspectos. El primero es que el nivel del ISM manufacturero fue el más alto desde mayo del 2004 y el segundo, que el indicador de precios reportó su nivel más alto desde mayo del 2011.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *