Análisis 11 Septiembre, 2017. • Marco Antonio Mares
jueves , octubre 19 2017
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 11 Septiembre, 2017.

Análisis 11 Septiembre, 2017.

Incongruencia económica rumbo al 2018. La SHCP envió a la Cámara de Diputados el Paquete Económico 2018 plagado de cifras alegres, incongruencias y un incremento de la deuda pública nuevamente. P...

Incongruencia económica rumbo al 2018.

La SHCP envió a la Cámara de Diputados el Paquete Económico 2018 plagado de cifras alegres, incongruencias y un incremento de la deuda pública nuevamente. Pero como ya es el último año delsexenio, nadie podrá reclamarles si las cosas no salen. Dice Hacienda que México crecerá 2.50% en el 2018… ¿dónde quedó el 5.00% prometido?

Las incongruencias

La función de Banxico es mantener la inflación bajo control, lo cual logra a través de la tasa de interés. Cuando considera que la inflación está subiendo, incrementa su tasa de referencia para que los consumidores prefieran ahorrar, lo que reduce el consumo. La misma alza en la tasa de referencia hace que las empresas piensen dos veces sus programas de expansión, ya que el crédito es más caro y, por ende, el mismo proyecto debe generar más utilidades que antes del aumento para ser rentable. En conclusión, una mayor tasa de interés reduce el crecimiento de cualquier economía; pero si la tasa baja, la economía aumenta su ritmo y crecimiento. Como el papel todo lo aguanta, y no pasa nada si se estima un mayor crecimiento, Hacienda dice que la economía mexicana podría crecer hasta 3.0% en 2018, muy por encima del 2.0% que se tiene estimado para el 2017, y ello va de la mano de una tasa de Cetes de 7.00% y una alza de precios cercana al 4.00% en los productos, frente al 6.00% estimado para este año, de tal suerte que la tasa de interés real sube de 1.00 a 3.00%, y a pesar de ello (y en contra de toda la teoría)la economía, en lugar de desacelerarse, ¡se acelera!.

Sin lugar a dudas, los economistas de Hacienda y el Congreso saben perfectamente que una tasa de interés real alta desacelera la economía, pero es necesario decir que crecerá más para que el Congreso autorice un mayor endeudamiento, de tal suerte que si crece 3.00%, el Congreso sí puede autorizar 525,000 mdp de endeudamiento adicional a los 9 billones de pesos actuales. Si el Congreso realmente fuera un contrapeso del Poder Ejecutivo, lo primero que haría sería recordarle a éste que está subestimando sus ingresos y, en consecuencia, con los remanentes de años anteriores, e incluso los del 2018, puede hacer frente a un mayor gasto sin tener que recurrir a más endeudamiento. Y es que cada año el Congreso y el Poder Ejecutivo llevan a cabo una pantomima realmente lamentable y bochornosa. El Poder Ejecutivo, en el Primer Acto, le dice al Congreso que recibirá menos ingresos tributarios, y que de manera “responsable” está recortando su gasto (lo que no es cierto). Así, por ejemplo, para este 2017 el gasto “estructural” aumentó 115,000 mdp, a pesar de tres “recortes”. En un Segundo Acto, y frente a las cámaras y micrófonos de todos los medios de comunicación del país, el Congreso lucha, platica, hace política, toma tribunas, recibe a rectores, gobernadores, cabildea y aprueba finalmente, “por
mayoría”, el flamante Presupuesto que se convierte en Ley. Pero cada año es lo mismo. El Poder Ejecutivo viola de manera flagrante dicha Ley y gasta de más y nadie dice nada, porque a todos les encanta recibir un presupuesto adicional que se convierte en dádivas, obras por inaugurar, etc. Cada año está documentado que el Gobierno gasta muy por encima de lo que el Congreso le aprobó para ese ejercicio, y el 2018 no será la excepción.

Tipo de Cambio en 18.10

El promedio del Tipo de Cambio al cierre de esta edición en lo que va del 2017 es de 18.99, ya que empezamos el año por encima de 20.00 pesos por dólar. A día de hoy, 8 de septiembre, el dólar opera alrededor de 17.70 pesos. Sin embargo, 2018 será un año electoral, cuando la presencia y enorme cantidad de simpatizantes de López Obrador pondrán a México en la mirada de los fondos globales, tanto los de inversión, como de los especuladores. No es algo que deba sorprender, porque en cada año electoral dichos fondos buscan
obtener ventajas y grandes utilidades. Atacaron a la libra esterlina con motivo del Brexit en 2016, y este 2017 lo hicieron con el euro con motivo de las elecciones en Holanda y Francia, donde los candidatos populistas no tenían oportunidad de ganar, pero aun así estaban en las boletas electorales. Es ingenuo suponer que en 2018 los fondos de alto riesgo no ataquen al peso mexicano, y Banxico, junto con Hacienda, tienen dos herramientas para hacerles frente. Por un lado, subir la tasa de interés para retener y atraer a los “capitales golondrinos”; y por otra parte, vender dólares o incrementar los montos de las coberturas.

Cualquier decisión que tome Banxico o la SHCP implica subir tasas de interés; por ende, los Cetes no podrán promediar 7.00% e implica permitir que el peso fluctúe. Por ello el dólar no podrá promediar 18.10 pesos y supone que no gana López Obrador, ya que es casi imposible que ante la elevada incertidumbre del gran cambio que significa como Presidente, el peso no se deprecie fuertemente si llegara a ganar. Es relativamente razonable que el escenario de Hacienda considere que López Obrador no gana, ya que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, está entre los candidatos presidenciables del PRI. En consecuencia, en opinión de Tendencias, parece muy optimista suponer que el Tipo de Cambio promedio para el 2018 será de 18.10 pesos, aun en el escenario en que pierde López Obrador, ya que debemos esperar una fuerte volatilidad del peso frente al dólar en la primera mitad del año, sobre todo en el segundo trimestre, a escasos meses de que se defina al ganador de las elecciones en la primer semana de julio del 2018.

Inflación y deflactor

Como en política la forma es fondo, Hacienda, en sus estimados para el 2018, dice que la inflación será de 3.00%, que es la meta de Banxico, pronóstico que, por cierto, Hacienda no ha variado en los últimos 12 años como una forma de respetar el trabajo del Banco Central. Pero como eso no va a suceder y Hacienda es consciente de ello, dice que el “Deflactor del PIB” será de 4.8%. La inflación es una muestra, es decir no abarca todos los productos de la economía, mientras que el deflactor del PIB sí lo hace, ya que se obtiene de dividir el PIB a precios corrientes o de mercado, entre el PIB real y la diferencia. Es lo que subieron los precios llamado deflactor del PIB. Es decir, la SHCP, de una forma “elegante”, dice no creer que Banxico realmente pueda bajar la inflación a 3.00%, que se quedará por encima del techo superior de 4.00%, y estima que los precios de toda la economía subirán 4.80% en el 2018, lo que parece una estimación mucho más realista si consideramos que la inflación actual ya está en 6.66% y las negociaciones salarialesal día de hoy superan el 5.00% anual.

PIB raro…

Dice la SHCP que el PIB 2017 de México será de 21.257 billones de pesos, es decir un aumento anual de 8.78% frente al PIB a precios corrientes de 19.539 registrado en el 2016. Todo estaría muy bien sino fuera porque en el segundo trimestre del 2017 el PIB creció 8.13% en términos nominales. Es decir, Hacienda espera realmente que la economía se acelere en el segundo semestre del 2017. Los pronósticos de Hacienda necesitan que ello suceda para que se cumplan sus estimados de recaudación y, por ende, de gasto público para el 2018, cuando la economía valdrá 22.831 billones de pesos, lo que hará que en dólares el crecimiento sea maravilloso. La verdad, dudamos que esto suceda.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *