Análisis 24 Julio, 2017. • Marco Antonio Mares
Jueves , Agosto 17 2017
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 24 Julio, 2017.

Análisis 24 Julio, 2017.

EN CAMINO A LA RENEGOCIACIÓN DEL TLCAN

Siete rondas con intervalos de dos semanas que inician el próximo 16 de agosto, es el tiempo estimado que se llevará la fase de renegociación del TLCAN en la ciudad de Washington, con lo que se espera que sea a principios del 2018 cuando concluya este proceso. De ser así, esto podría ser benéfico para nuestro país en el sentido de que su posible incidencia en el proceso electoral del próximo año sería reducida. Sin embargo, no faltará la fracción política que pueda retomar aspectos positivos o negativos de la negociación para utilizarlos en sus campañas hacia la presidencia de nuestro país.

No obstante, la atención inmediata estará puesta en los temas que se tocarán en estas rondas de trabajo, las cuales pueden ser ríspidas dado el principio bajo el que las autoridades estadounidenses buscarán obtener los mejores resultados. Para ellos, el TLCAN es un fracaso, toda vez que, así como otros acuerdos similares, han impulsado el déficit comercial del país y no lograron elevar los salarios ni pudieron fortalecer la economía.

En este contexto, es evidente que los Estados Unidos buscarán que las negociaciones se inclinen principalmente hacia su beneficio, independientemente de lo que pase con los otros países miembros. Si en el camino también se ven beneficiados, que bien, si no, da igual.

De su documento “NAFTA Negotiations Recommendations” publicado a principios de junio y del “Summary of Objectives for the NAFTA Renegotiation” que dio a conocer la semana pasada, se intuye la postura en la que buscará negociar el equipo estadounidense: todo a su favor.

De los documentos mencionados, se percibe un mayor peso a la búsqueda de modificaciones en materia de reglas de origen, con el objetivo de asegurar que estas incentiven el uso de insumos y materiales provenientes de los Estados Unidos y de América del Norte, con un claro beneficio para el aparato productivo de ese país, en línea con su percepción de que reglas de origen estrictas apoyan la producción y el empleo.

Un tema delicado es el relacionado con la intención de eliminar el mecanismo de solución de controversias, lo que restaría margen de maniobra a los países del TLCAN, en cuanto a la aplicación de medidas comerciales como las cuotas compensatorias y antidumping. Asimismo, las autoridades estadounidenses buscan establecer reglas que reduzcan o eliminen obstáculos a la inversión de Estados Unidos en todos sectores de los países del TLCAN.

Un aspecto que llama la atención es que el gobierno estadounidense retoma diversos temas contenidos en el TPP, como los de medidas anticorrupción, transparencia, comercio electrónico, facilitación aduanera y extensión de patentes, entre otros, lo que fue severamente criticado, después de que a principios del año el presidente Trump firmara una orden ejecutiva para abandonar lo que definió como un mal acuerdo.

En general, la meta principal del gobierno de los Estados Unidos es reducir el déficit comercial, en especial con México, aunque en el resumen de objetivos que presentó no se aprecia una explicación clara para logarlo. Es importante recordar que del déficit comercial total de bienes de los Estados Unidos durante 2016, solo el 8.4% correspondió al que tiene con México, porcentaje muy alejado del 46.3% que representa el déficit con China.

Sin embargo, el problema principal para lograr este objetivo, es la falta de claridad de las autoridades estadounidenses sobre el origen de su déficit en cuenta corriente. Al menos en los discursos oficiales de la Casa Blanca, es evidente la falta de una concepción correcta sobre este tema.

La explicación de su déficit es que su ahorro interno es mucho menor que su inversión, de tal manera que requiere financiar su faltante a través de mayor gasto en el exterior y del financiamiento que lo acompaña. Esto es de especial relevancia, ya que en tanto no incremente su ahorro interno -tenga menor consumo-, o reduzca su inversión, no podrá reducir su déficit global, sin importar cuales sean los países con los que tenga un saldo negativo. Esto es, en caso de que por la negociación del TLC se lograra reducir el déficit que tiene actualmente con México, si su déficit entre ahorro e inversión no cambia, el déficit con otros países tendrá que incrementarse: su déficit global no cambiará, sólo su composición en términos de regiones y países.

En el caso de México, su vecino geopolítico, en el que es conveniente que exista crecimiento y empleo, no debería buscar reducir la relación comercial y ni siquiera el déficit existente.

El incremento de inversión en los tres países para sustituir algunos insumos provenientes de fuera de Norte América, podría en todo caso, en el tiempo, incrementar el ingreso en la región, y seguramente el ahorro, de tal manera que el déficit global de la región pudiera reducirse. Esto efectivamente, simultáneamente incrementaría el contenido de insumos de la región en los productos del TLCAN.

Sin embargo, la insistencia del gobierno estadounidense de reducir los déficit sigue siendo una preocupación para el gobierno mexicano, sobre todo cuando se quiere lograr reduciendo el comercio.

Sin esta claridad de parte de nuestros socios estadounidenses, podríamos esperar un proceso de negociación complejo que podría generar incertidumbre en los mercados. No obstante, el sector privado mexicano se ha preparado con una robusta estrategia de coordinación en la que, liderados por el Consejo Coordinador Empresarial, los diferentes sectores productivos del país podrán hacer frente a cualquier embate proveniente de la negociación. Para ello se estableció lo que se denominó el Cuarto de Junto y el Cuarto de Inteligencia, que tendrán la responsabilidad de apoyar al equipo negociador con la suficiente información, análisis, escenarios y propuestas concretas del sector privado. Sin duda el liderazgo y unión del sector privado queda de manifiesto en los más de 400 organismos empresariales, cámaras y asociaciones de los sectores productivos que están representados en el Cuarto de Junto.

Si bien el resumen de objetivos de la renegociación del TLCAN que dio a conocer el presidente Trump da una idea de cuál será la línea a seguir, aún no hay claridad de cómo se intenta concretarlos. Eso ha permitido cierta calma hasta no iniciar el proceso el próximo 16 de agosto. No obstante, la confianza en la capacidad negociadora de México es un activo que genera confianza en obtener buenos resultados para nuestro país, lo cual contribuye a dar certidumbre a la inversión.

México

Cifras desestacionalizadas del INEGI indican que durante junio la tasa de desocupación del país se ubicó en 3.3%, lo que representó el porcentaje más bajo desde junio del 2006, es decir, el menor nivel de desempleo en los últimos once años. No obstante, si bien esto significa que el nivel de ocupación mejoró, se debe tener en cuenta que la calidad de los puestos de trabajo aún muestran deterioro. En este sentido, la población subocupada, medida como aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, representó 7.2% de la población ocupada, cifra que si bien resultó inferior a la del mismo mes del año pasado (7.8%), superó en dos décimas de punto porcentual el dato del mes previo. Por su parte, en junio la informalidad laboral representó el 56.6% de la población ocupada, porcentaje similar al de mayo, pero inferior en tres décimas de punto al de junio del 2016.

De acuerdo con el reporte mensual del INEGI, en mayo el valor de la producción generado por las empresas constructoras reportó una caída mensual de 0.8%, con lo que acumuló cinco meses consecutivos con cifras negativas. Este comportamiento se atribuye en buena parte, al descenso de 11.2% en el valor de la obra relacionada con el rubro de agua, riego y saneamiento. En términos anuales, el valor de la producción de las empresas constructoras se contrajo 4.4%, sumando 22 meses consecutivos con variaciones negativas. En este entorno, el personal ocupado en las empresas constructoras se mantuvo sin cambio en mayo, lo que contribuyó para que comprado con el mismo mes del año pasado mostrara una disminución de 2.2%.

En el caso del sector manufacturero, las cifras indican que en mayo el personal ocupado retomó su comportamiento positivo al aumentar a un ritmo mensual de 0.3%, después de una disminución de 0.2% en abril. De esta forma, comparado con mayo del año pasado, el personal ocupado tuvo un avance de 3.6%, con lo que mantiene su comportamiento positivo.

Estrados Unidos

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano informó que con base en cifras ajustadas estacionalmente a tas anual, el inicio de construcción de nuevas viviendas durante junio fue de 1.215 millones de unidades, cifra que superó en 8.3% el dato del mes previo en 2.1% el dato reportado en igual mes del año pasado. Asimismo, este resultado estuvo 4.7% por arriba de lo pronosticado por el mercado. A excepción de la zona geográfica del sur, donde el inicio de viviendas se contrajo a una tasa mensual de 3.8%, en el resto se observaron cifras positivas, resaltando el noreste con una alza de 83.7%, seguido del aumento de 22.0% en el medio oeste y de 1.6% en oeste. Por su parte, los permisos de construcción sumaron 1.254 millones a tasa anual ajustada, lo que significó un incremento mensual de 7.4%. Los permisos de construcción aumentaron 19.7% en el en medio oeste, 9.9% en el oeste y 6.9% en el sur, mientras que en el noreste se reportó una baja de 13.9%.

El Conference Board informó que durante junio el indicador líder de la economía aumentó 0.6%, superando tanto el avance del mes previo (0.2%) como el pronóstico del mercado (0.3%). La mayor contribución a este crecimiento provino de comportamiento de los permisos de construcción, que aportaron 0.21 puntos porcentuales. Le siguió el índice ISM new orders con 0.17 puntos, y el diferencial de tasas de interés con 0.13 puntos. El único componente que tuvo una incidencia negativa fue el de la media de las reclamaciones iniciales semanales (-0.05 puntos porcentuales).

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *