Análisis 29 Mayo, 2017. • Marco Antonio Mares
Lunes , Agosto 21 2017
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 29 Mayo, 2017.

Análisis 29 Mayo, 2017.

Consenso en la FED para continuar con la normalización monetaria, mientras que los datos en México sugieren un crecimiento mayor al estimado.

En la semana

Las minutas de la última decisión del FOMC abrieron la puerta a un alza en la próxima reunión de junio, aunque dependerá de que los datos confirmen la temporalidad de la desaceleración en 1T-2017. Por otro lado, casi todos los participantes se mostraron partidarios de comenzar con la reducción del balance este año, incluso coincidieron en un plan tentativo para llevarlo a cabo. Con independencia de si los datos facilitan un incremento en la próxima reunión o no, anticipamos dos incrementos adicionales de 25pb durante este año. Sin embargo, la velocidad a la que continúe la normalización monetaria el próximo año podría depender de los efectos de la agenda económica del nuevo gobierno.

El segundo estimado de crecimiento del PIB en el primer trimestre presentó una revisión de 0.7% a 1.2% a tasa trimestral anualizada, ante un mejor dinamismo del consumo (0.6%) y la inversión no residencial (11.4%). Por otro lado, los datos disponibles de consumo, inversión y del sector externo neto no sugieren un fuerte repunte en el segundo trimestre, lo que esperamos que genere discrepancias entre los miembros del FOMC en su próxima reunión.

Los datos en México corroboraron un crecimiento mayor al esperado en el primer trimestre. El crecimiento del PIB se revisó ligeramente a 2.8% a tasa anual, apoyado por un efecto calendario que proporcionó mayor número de días laborales. La comparación trimestral sugiere que la economía mantuvo la tracción observada al cierre del año pasado, pero el sector industrial mantiene un crecimiento marginal. El sector servicios se mantiene como principal motor de crecimiento, aunque los datos de ventas de marzo y la balanza comercial de abril proporcionaron evidencia de la esperada desaceleración de la demanda interna.

Banxico publicó el informe de la Balanza de Pagos bajo las nuevas directrices del Fondo Monetario Internacional. Se observó una mejor marginal en la cuenta corriente ante un aumento de las exportaciones, aunque la inversión extranjera y de cartera resintió el deterioro del panorama económico al inicio del año.

Por último, la tasa de desempleo aumentó en abril hasta un nivel de 3.46% (marzo: 3.19%). El dato ajustado por estacionalidad para compensar los efectos generados por la celebración de Semana Santa presentó un aumento más moderado al ubicarse en 3.57% (marzo: 3.54%). Consideramos que el mercado laboral perdió cierta tracción en abril, lo que podría marcar el primer indicio de que la desaceleración económica y el pesimismo en el sector privado lastrarán la creación de empleo.

¿Qué esperar en los próximos días?

La semana será corta en Estados Unidos ante la celebración del “Memorial Day”. Sin embargo, se publicarán datos importantes de cara a la próxima reunión de la FED. El mercado anticipa un aumento de 0.2% en Índice de Precios del Gasto en Consumo Personal (PCE) de abril y un 0.1% en el subyacente, medida favorita de la FED. Con esto, la inflación anual se ubicaría en 1.7% y la subyacente en 1.5%, marcando una ligera desaceleración respecto a marzo. Por el lado positivo, se anticipa un incremento de 0.4% en el gasto, tras el crecimiento nulo en marzo.

También se publicará el informe del mercado laboral de mayo, donde el mercado espera una creación de 180 mil nuevos empleos y que la tasa de empleo se mantenga en 4.4%. Se anticipa un incremento de 0.3% mensual en los salarios. El mercado laboral sigue avanzando hacia el pleno empleo, aunque aún se aprecia cierta holgura a juzgar por la velocidad a la que se sigue creando empleo y la falta de fuertes fricciones salariales.

Banxico publicará su informe trimestral de inflación y las minutas de la última reunión que contó con un sorpresivo incremento de la tasa de política monetaria. Los documentos cobrarán importancia ante la posibilidad de que una visión más pesimista sobre el panorama inflacionario sugiera incrementos adicionales a los esperados. Por el momento, mantenemos la expectativa de que se produzca un incremento adicional de 25 pb durante el resto del año, aunque el mercado descuenta un incremento de hasta 50 pb.

Por otro lado, los indicadores IMEF podrían presentar un ligero repunte con forme se reduce la incertidumbre económica. Además, el crecimiento robusto del sector industrial de Estados Unidos en abril augura un mejor dinamismo para el sector homólogo mexicano. Esperamos que el indicador manufacturero aumente hasta los 47.0 puntos, aunque aún inferior al umbral de los 50pb que separa el territorio de contracción y expansión. Cabe destacar que las lecturas se mantienen en contracción desde finales del año pasado ante la expectativa de que las políticas de la nueva administración estadounidense tengan un impacto potencialmente negativo para el país.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *