Análisis 04 Mayo, 2018. • Marco Antonio Mares
viernes , agosto 17 2018
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 04 Mayo, 2018.

Análisis 04 Mayo, 2018.

Crédito al sector privado cierra el primer trimestre de 2018 con un crecimiento interanual de 11.1%. En marzo de 2018 el saldo del crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privad...

Crédito al sector privado cierra el primer trimestre de 2018 con un crecimiento interanual de 11.1%.

En marzo de 2018 el saldo del crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privado creció a una tasa
anual nominal de 11.1% (5.7% real), casi 1.0 punto porcentual (pp) por debajo de la tasa observada el mes previo
(12.0%) y 3.9 pp menor a la registrada en marzo de 2017 (15.0%). Este resultado se debió a un menor ritmo de
crecimiento en las carteras de crédito a empresas y vivienda, mientras que el crédito al consumo mantuvo el mismo
ritmo de crecimiento del mes previo (8.2% a tasa anual nominal). El segmento a empresas registró una tasa de
crecimiento anual nominal de 14.5%, 1.1 pp menor a la tasa observada en febrero (15.6%), aunque la mayor de los
tres segmentos. Por su parte, el crédito a vivienda pasó de una tasa anual nominal de 8.2% en febrero a 7.9% en
marzo. La estabilidad en el ritmo de crecimiento de la cartera al consumo pudiera estar asociada al mejor desempeño
en los indicadores de consumo interno y de salarios reales. En la cartera a empresas continúa observándose una
mayor demanda de créditos en moneda extranjera, asociado a una mayor astringencia crediticia en el exterior. Por
último, en la cartera a vivienda parece seguir influyendo el deterioro de los salarios reales observado en 2017, aunque
los datos de confianza del consumidor apuntan a una cierta recuperación.

Avances en crédito de nómina y TDC compensan desaceleración en el resto de los segmentos de consumo

Al cierre del primer trimestre de 2018 el saldo del crédito vigente al consumo registró un crecimiento anual nominal de
8.2% (3.1% real), sin cambios con respecto a la tasa observada en febrero y la misma tasa nominal registrada desde
octubre de 2017.

Este comportamiento se debió a movimientos mixtos entre los distintos componentes de esta cartera. Por un lado, se
registraron repuntes en los segmentos de tarjetas de crédito o TDC (37.8% de la cartera al consumo) y de nómina
(23.6% de la cartera). El primero creció a una tasa anual nominal de 8.3%, 0.5 pp mayor al crecimiento observado en
febrero de 2018. El segundo tuvo un repunte de 0.3 pp con respecto a la tasa anual nominal de 4.5% registrada el
mes previo, alcanzando en marzo un crecimiento de 4.8%. Por otro lado, se observó una desaceleración en los
créditos para la adquisición de bienes de consumo duradero o ABCD (14.1% de la cartera) y en los créditos
personales (20.9% de la cartera). El crédito ABCD creció a una tasa de 15.9%, 0.5 pp menos que en febrero (16.4%),
mientras que los créditos personales registraron un crecimiento anual nominal de 9.6%, el más bajo desde septiembre
de 2015, cuando se registró un crecimiento de 9.5%. Cabe señalar que el menor ritmo de crecimiento del crédito
ABCD obedeció a un menor desempeño tanto del crédito automotriz (crecimiento anual nominal de 16.0% en marzo
vs 16.4% en febrero) como del crédito para adquirir bienes muebles (14.2% en marzo vs 16.4% en febrero). Ambos
componentes del segmento ABCD mantienen una tendencia de desaceleración desde la segunda mitad del 2017.

En resumen, los avances en los segmentos de TDC y nómina lograron compensar la desaceleración del resto de los
segmentos y mantuvieron la estabilidad en el ritmo de crecimiento. El avance en TDC y créditos de nómina pudieran
estar asociados a la relativa mejora observada en algunos indicadores de consumo interno y en el salario real de los
trabajadores. El índice de consumo interno publicado por INEGI ha mostrado avances con respecto al cierre de 2017,
al registrar en enero de 2018 un crecimiento interanual de 3.2% (vs 1.0% en diciembre de 2017) y un avance de 2.0%

con respecto al mes previo (con cifras desestacionalizadas). En el mismo sentido, cifras más recientes sobre las
ventas en establecimientos asociados a la ANTAD reportan un crecimiento anual nominal de 13.4% en tiendas totales
y de 9.9% en tiendas iguales, los mayores avances desde julio de 2016. Además, en términos reales (descontando la
inflación) destaca la recuperación que parece observarse en las ventas en tiendas iguales, al registrar un crecimiento
interanual de 4.9%, después de observar una tendencia negativa durante 2017 (con una caída interanual promedio de
1.5% en 2017). Por otro lado, el salario asociado a los trabajadores asegurados en el IMSS registró en marzo un
crecimiento de 0.9% en términos reales con respecto al mismo periodo de 2017, el más alto desde julio de 2016. Este
comportamiento es consecuencia de un importante aumento en términos nominales (5.9% anual, el más alto desde
febrero de 2009 cuando creció 6.2%) y a las menores presiones inflacionarias registradas en el periodo (5.0% en
marzo vs 5.3% en febrero y 5.5% en enero).

Por su parte, continúa la caída en el número de autos nuevos vendidos, con una variación de -16.3% en marzo de
2018 con respecto al mismo mes del año previo, lo cual pudiera estar influyendo en el menor ritmo de crecimiento del
crédito automotriz. Con respecto a los créditos personales, los datos más recientes dados a conocer por la CNBV (a
diciembre 2017) indican que durante 2017 se observó una caída en términos reales de 6.2% en el monto promedio
otorgado por crédito con respecto al año anterior. Es decir, que en 2016 el monto promedio otorgado por crédito fue
de aproximadamente $12,600, mientras que en 2017 dicho monto se redujo a $11,800. Aunque aún no se encuentran
disponibles los datos crédito por crédito a 2018, el comportamiento que muestra la información de saldos apunta a
que se mantiene la tendencia a la baja en el otorgamiento.

En empresas se mantiene la demanda por créditos en moneda extranjera, pero hay comportamientos diferenciados en el crédito por sector económico.

En marzo de 2018 el saldo de crédito vigente de las empresas creció a una tasa anual nominal de 14.5% (9.0% real),
1.1 pp menor a la tasa observada el mes anterior, y 2.7 pp por debajo de la registrada en marzo de 2017 (17.3%). Por
tipo de moneda se observaron movimientos diferenciados. El crédito denominado en moneda nacional (MN) redujo su
crecimiento anual nominal de 18.5% en febrero a 16.2%, mientras que el denominado en moneda extranjera valuado
en pesos (ME, 22.0% de la cartera vigente a empresas) mantiene el avance observado desde el mes previo al
registrar un crecimiento anual nominal de 13.2% en marzo, el mayor desde noviembre de 2016 (cuando se registró un
crecimiento de 22.3%). En su valuación en dólares, el crédito en ME redujo su dinamismo, al crecer 16.5% en marzo
vs un crecimiento de 18.1% en febrero. Aun así, las tasas de crecimiento registradas en esos meses son superiores al
crecimiento promedio de años previos (2017: 2.9%; 2016: 0.1%; 2015: 8.8%; 2014: 5.6%). Como hemos mencionado
en reportes anteriores, es posible que las empresas continúen sustituyendo financiamiento en el extranjero por
créditos en México denominados en dólares, lo que a su vez pudiera ser consecuencia de un entorno de mayor
astringencia crediticia en el exterior. Así lo muestran los datos del diferencial Libor-OIS a tres meses, indicador
comúnmente utilizado en el mercado como medida de riesgo de crédito en el sector bancario. Dicho diferencial se
ubicó en 59 puntos base (pb) al cierre de marzo, superior al diferencial de 25 pb al cierre de enero y uno de los más
altos desde mayo de 2009.

Por sector de actividad económica de las empresas acreditadas, se observó en general un menor ritmo crecimiento..
El único sector que registró un mayor dinamismo fue el de la construcción (16.0% de la cartera a empresas), el cual
creció a una tasa anual nominal de 13.0% en marzo, vs un crecimiento de 12.4% en febrero. Otros sectores de
participación relevante dentro de la cartera a empresas registraron desaceleraciones. Por ejemplo, el crédito a
empresas del sector servicios (51.8% de la cartera) redujo su tasa de crecimiento de 16.9% en febrero a 14.7% en
marzo, mientras que el crédito al sector manufacturero (22.3% de la cartera) pasó de 17.2% a 16.0% en el mismo
periodo. Aun así, estos sectores registran los mayores crecimientos dentro de la cartera a empresas.

El avance en el crédito a la construcción podría estar asociado a la mejora que ha mostrado la actividad de dicho
sector en los últimos meses. En febrero de 2018, el IGAE de la construcción registró un crecimiento interanual de
4.5% (con cifras originales) y un aumento de 0.5% con respecto al mes previo (cifras desestacionalizadas),
acumulando tres meses de crecimiento consecutivo.

El deterioro en los salarios reales de 2017 parece seguir influyendo negativamente sobre la demanda de crédito a vivienda.

En marzo de 2018 el crédito a la vivienda creció 7.9% a tasa anual nominal (2.8% real), 0.3pp por debajo de la tasa
observada el mes previo (8.2%). El crédito a la vivienda de interés social profundizó su contracción al registrar una
variación anual de -7.4%, mayor a la caída de 6.3% observada en febrero. El crédito a vivienda media y residencial
mostró una tasa de crecimiento anual nominal de 9.8%, menor en 0.1 pp a la tasa observada el mes anterior (9.9%).

Es posible que el deterioro de los salarios reales que se observó durante 2017 siga impactando negativamente en la
decisión de los hogares de adquirir una vivienda, lo cual coincide con la caída que registró en enero y febrero el índice
de confianza del consumidor relativo a la vivienda (variación mensual de -4.5% y -13.7% con cifras
desestacionalizadas). Sin embargo, a marzo ya se observan ciertas señales de recuperación en este índice (14.0%
con respecto a febrero), lo que parece estar en línea con el freno al deterioro en los ingresos de los trabajadores
gracias a las menores presiones inflacionarias.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.