Análisis 10 Enero, 2018. • Marco Antonio Mares
miércoles , junio 20 2018
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 10 Enero, 2018.

Análisis 10 Enero, 2018.

Crédito al sector privado modera su dinamismo. En noviembre de 2017 el saldo del crédito vigente total otorgado por la banca comercial al sector privado creció a una tasa anual nominal de 10.6% (...

Crédito al sector privado modera su dinamismo.

En noviembre de 2017 el saldo del crédito vigente total otorgado por la banca comercial al sector privado creció a una tasa anual nominal de 10.6% (3.7% real), 1.9 puntos porcentuales (pp) por debajo de la tasa observada el mes previo (12.5%) y 6.4 pp por debajo de la registrada en noviembre de 2016 (17.0%). Este resultado se debió al menor dinamismo en el crédito a empresas, el cual disminuyó desde 15.7% en octubre a 12.1% en noviembre, en tanto el crédito a la vivienda también experimentó una moderación al pasar de un crecimiento nominal de 9.2% en octubre a uno de 8.9% en noviembre. Por su parte, el crédito al consumo se mantuvo sin cambio, al registrar un crecimiento nominal de 8.2%, igual al observado el mes previo. La estabilidad del crédito al consumo podría estar asociada al desempeño favorable de las ventas durante el Buen Fin, sin embargo, la pérdida de dinamismo en varios sectores de la actividad económica y una mayor inflación
impactaron negativamente el desempeño del resto de los segmentos de crédito. En adelante, la percepción de un entorno menos favorable para la inversión y el consumo podría generar una mayor cautela en la toma de decisiones para contratar financiamiento por parte de hogares y empresas.

Consumo: Créditos personales y a través de tarjetas contribuyen a mantener un ritmo estable de crecimiento.

En noviembre de 2017 el saldo del crédito vigente al consumo registró un crecimiento anual nominal de 8.2% (1.5% real),igual a la tasa observada en octubre de 2017 (8.2%), y 4.7 pp por debajo del crecimiento registrado el mismo mes del año previo (12.9%). En ese mes, el dinamismo registrado por las tarjetas de crédito (TDC) y los créditos personales fue suficiente para compensar la desaceleración del resto de los segmentos de crédito al consumo. Así, el crédito vigente otorgado a través de TDCs (38.8% del crédito al consumo) registró una tasa de crecimiento anual nominal de 7.2%, mayor en 0.2 pp al crecimiento observado el mes previo. Los créditos personales (20.8% de la cartera de consumo) también mejoraron su desempeño y registraron un crecimiento nominal de 11.0%, superior en 0.5 pp al registrado en octubre de 2017. Por el contrario, los créditos para la adquisición de bienes de consumo duradero o ABCD (13.4% del total), disminuyeron su ritmo de expansión de 20.4% en octubre a 19.6% en noviembre, reflejando la ralentización en sus dos componentes al reducirse el crecimiento del crédito automotriz desde 19.8% a 19.4% y el de bienes muebles desde 26.7% a 22.4%. Por su parte, el dinamismo de los créditos de nómina (23.8% del total) no tuvo cambio respecto al mes previo, alcanzando una tasa nominal anual de crecimiento de 4.0% en noviembre.

El ligero repunte del saldo vigente de crédito a través de TDCs y de créditos personales podía estar asociado a las ventas del Buen Fin 2017. De acuerdo a una encuesta del Inegi , 42.9% de las empresas del sector comercio y 31.9% de las empresas del sector servicios privados no financieros declararon que sus ventas aumentaron en comparación con el Buen Fin 2016. Además, destaca que la estrategia financiera más empleada para atraer clientes durante esta temporada fue el otorgamiento de meses sin intereses (46.8% de las empresas del sector comercio y 38.8%del sector servicios ofrecieron esta opción). Los indicadores de ANTAD apuntan en la misma dirección: el índice de tiendas totales registró un crecimiento de 8.7% en noviembre (vs. 9.0% en el mismo mes del año previo) y el de tiendas totales alcanzó 5.4% (vs 5.9% en noviembre 2016).

Respecto a los segmentos que mantuvieron o redujeron su dinamismo, la estabilidad observada en el desempeño de los créditos de nómina, que mantiene una tasa de crecimiento alrededor de 4.0% nominal, estaría ligada a la misma estabilidad observada en la generación de empleo formal, como lo muestra la tasa de crecimiento de asegurados en el IMSS, la cual entre enero y noviembre de 2017 creció a una tasa promedio de 4.4%. Mientras tanto, el desempeño del financiamiento automotriz estaría ligado al desempeño observado en dicho mercado: de acuerdo a cifras de la AMIA, por sexto mes consecutivo se registró una disminución en las ventas de autos nuevos, al observarse una variación anual de -8.5% en noviembre. Este desempeño de dichas ventas podría estar ligado al impacto de la incertidumbre económica, la inflación y las mayores tasas de interés.

Así, aunque el repunte en la cartera de TDC y créditos personales contribuyó a mantener estable la tasa de crecimiento del crédito al consumo durante noviembre, otros indicadores apuntan a que en adelante podría continuar la moderación en el dinamismo de este segmento: en noviembre la inflación anual registró de nuevo un alza respecto al mes previo (6.63% vs 6.37% en octubre), por lo que es de esperarse que continúe el impacto negativo sobre los salarios reales y la resultante moderación en la demanda interna asociada a la pérdida del poder adquisitivo de los hogares.

Empresas: todos los sectores moderan su dinamismo

En noviembre de 2017 el saldo de crédito vigente de las empresas creció a una tasa anual nominal de 12.1% (5.1% real), 3.6 pp menor a la tasa observada en el mes anterior, y 10.0 pp por debajo de la registrada en noviembre de 2016 (22.2%). Por tipo de moneda se observaron movimientos mixtos. El crédito denominado en moneda nacional (MN) aumentó marginalmente su crecimiento anual nominal de 16.9% en octubre a 17.0% en noviembre, mientras que el denominado en moneda extranjera valuado en pesos (ME, 21.8% del total de la cartera a empresas) redujo significativamente su crecimiento de 11.9% en octubre a -3.7% en noviembre. En su valuación en dólares, el crédito en ME redujo su dinamismo, al crecer 6.1% en noviembre vs un crecimiento de 9.7% en octubre. Así, parte de la disminución en la cartera en ME se debió a un menor ritmo de endeudamiento en dólares pero también al efecto valuación asociado a la apreciación del tipo de cambio con respecto al mismo mes del año anterior.

Por sector de actividad económica de las empresas acreditadas se observaron disminuciones en el ritmo de crecimiento de la mayoría de los sectores. Por su importancia dentro de la cartera destacaron los sectores de servicios (52.0% de la cartera) y manufacturero (22.5% de la cartera), los cuales crecieron a tasas anuales nominales de 13.7% y 14.9%, respectivamente, y 4.3 pp y 5.3 pp menores a las tasas que registraron en octubre (18.0% y 20.2%). A estos le siguieron los sectores de la construcción (16.2% de la cartera) y agropecuario (3.6% de la cartera), los cuales crecieron 1.4% y 14.1%, respectivamente (vs 2.7% y 15.8% en octubre). Por último, el sector minero, que tiene la menor participación en la cartera (0.9%) registró una tasa de crecimiento nominal de 23.7% en noviembre, menor a la tasa de 29.4% observada el mes previo.

De esta forma, el desempeño que ha tenido la cartera a empresas continúa asociado al comportamiento que han mostrado los distintos sectores de la economía durante el año y al incremento paulatino en las tasas de interés que refleja los ajustes realizados en la tasa de referencia de política monetaria. En particular, los datos a octubre reflejan que la actividad manufacturera sigue moderándose, pues el IGAE del sector registró una tasa de crecimiento de 2.7%, menor a la registrada el mes previo y continuando con la moderación en el ritmo de expansión observada desde mayo. En el sector servicios destaca la moderación en el dinamismo de los segmentos de servicios financieros y de seguros: servicios profesionales y servicios de esparcimiento, cuyo IGAE registró en octubre una tasa de crecimiento de 1.9%, 1.1% y 0.0% respectivamente, menor al desempeño observado el mes previo de 3.6%, 1.7% y 1.5% respectivamente. Por su parte, las actividades primarias también redujeron su dinamismo, el IGAE respectivo pasó de 4.3% en septiembre a 3.6% en octubre. Finalmente, la construcción registró de nuevo una contracción al registrarse una variación de -1.7% después del crecimiento de 0.1% alcanzado en septiembre. Aunada a esta ralentización de la actividad, a lo largo del año las tasas de interés implícitas de la cartera empresarial han mostrado un incremento constante. De acuerdo con información de la CNBV, en noviembre de 2017 la tasa implícita para créditos empresariales fue de 8.83%, 161 puntos base superior a la registrada en enero de ese año.

Vivienda: Reduce ligeramente su ritmo de expansión

En noviembre de 2017 el crédito a la vivienda creció 8.9% a tasa anual nominal (2.2% real), menor a la tasa observada el mes previo (9.2%). El crédito a la vivienda de interés social continúo su contracción al registrar una variación anual de – 5.3%, 0.3 pp mayor a la reducción observada el mes previo. El crédito a vivienda media y residencial mostró una tasa anual nominal de 10.7%, menor en 0.2 pp a la tasa observada en octubre. El deterioro en las expectativas sobre el dinamismo de la economía y el efecto rezagado que podría darse sobre el comportamiento de las tasas de interés podrían estar persuadiendo a los hogares de contratar este tipo de financiamiento a largo plazo.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.