Análisis 14 Mayo, 2018. • Marco Antonio Mares
viernes , agosto 17 2018
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 14 Mayo, 2018.

Análisis 14 Mayo, 2018.

PEJENOMICS: ¿HACIA UNA ECONOMÍA PARA TODOS? Aunque las encuestas parecen seguir dándole ventaja a AMLO como candidato presidencial, también comienza a percibirse cierta preocupación de algunos de...

PEJENOMICS: ¿HACIA UNA ECONOMÍA PARA TODOS?

Aunque las encuestas parecen seguir dándole ventaja a AMLO como candidato presidencial, también comienza a percibirse cierta preocupación de algunos de sus seguidores al no tener claridad y detalle en las propuestas que aseguran un mayor bienestar para las familias. Aunado a esto, los negativos comentarios hacia el sector empresarial, principal generador de valor y riqueza del país, posiblemente fueron también motivo de tener que intentar aclarar los objetivos de su proyecto de nación.

De esta manera, la semana pasada el equipo de campaña de AMLO dio a conocer un documento llamado “Pejenomics”, que inicia señalado que fue “creado para quienes dudan de la viabilidad del programa económico” del candidato de Morena, con dos objetivos principales: a) Explicar las líneas generales del programa económico y b) despejar las inquietudes sembradas por las campañas de desprestigio.

De esto se puede inferir la intención de, por una parte, convencer a la población de que sus propuestas constituyen la mejor opción y por otra, matizar esa polarización generada con el sector empresarial. Incluso en el documento se resalta la buena opinión de los
mercados y grandes empresas transnacionales sobre su programa económico usando una cita de Paul Krugman, Premio Noble de Economía: “Andrés Manuel […] podría ser un líder efectivo, benéfico para los negocios y con un marcado sentido de justicia social; un
gobierno reformista para México”, aunque también hay opiniones contrarias.

De acuerdo con el documento, el proyecto de AMLO busca reactivar la economía, argumentando que el “programa económico de los últimos treinta años ha fracasado en todo el mundo, dejando a nuestro país en una condición muy delicada”. En este contexto utiliza cifras que intentan confirmar esta situación, señalando que el crecimiento promedio anual del PIB es de 2.5% y al cierre del 2017 se reportó la inflación más alta en 17 años. Por el contrario, se indica que del 2001 al 2004 la Ciudad de México atrajo el 57.8% de la inversión extranjera en todo el país, con lo que fue el cuatrienio con mayor inversión en esta entidad. No obstante, al revisar las cifras del reporte de la Secretaría de Economía nos encontramos que, si bien la Ciudad de México concentra la mayor proporción de inversión extranjera, el porcentaje fue de 26.4%, poco menos de la mitad de lo que señala el documento. Asimismo, para ser justos consideramos señalar que, en ese mismo lapso, que fue un periodo de bajo crecimiento para la economía mexicana en general, el PIB nacional tuvo un avance promedio anual de 1.6%, mientras que el de la Ciudad de México fue negativo en 0.4%.

Es evidente la aversión, especialmente a las grandes empresas del país, ya que se insiste en que un pequeño grupo de empresarios ha hecho su capital al amparo de la corrupción y el tráfico de influencias, de tal manera que resalta que en 2014 solo 4 empresarios concentraron el 9% del PIB. Dado este entorno, se afirma que “el sistema actual no ha generado las condiciones para que exista una competencia justa”.

El documento señala que “el proyecto de AMLO reconoce las dificultades que atraviesan los emprendedores. Según The Failure Institute 75% de los negocios fundados por emprendedores fracasan por falta de ingresos”.

Sin embargo, con la misma fuente se puede complementar esta aseveración y al mismo tiempo matizar o incluso modificar el sentido con el que se está utilizando.

La fuente original dice que “en México el 75% de las nuevas empresas cierra operaciones después de los dos años, y entre abril de 2009 y mayo de 2012, por cada cien establecimientos existentes, veintidós cerraron y veintiocho iniciaron actividades, aproximadamente. Éstas son muy buenas noticias: por cada cien establecimientos nacen seis, y la tendencia va al alza.”

Además, con base en lo que se indica en el “Libro del fracaso”, se intuye que las principales causas del cierre de los negocios responden más a la capacidad de los emprendedores que al modelo existente:

1. ingresos insuficientes para subsistir (65%). “No tener más que el financiamiento justo para hacer frente a la operación mensual.”

2. Falta de indicadores (48%). “Faltó claridad en los objetivos del negocio, por y para qué trabajábamos, además de los rendimientos requeridos y esperados.”

3. Falta de proceso de análisis (44%). “Era mi primer negocio y, aunque en teoría conocía muchas cosas por la universidad y mis otros trabajos, es muy distinto ser empleado a ser cien por ciento responsable de tu propio negocio. Hoy pondría más atención en elaborar un plan de negocios a conciencia.”

4. Planeación deficiente (44%). “Falta de planeación. Falta de experiencia como directora. Falta de visión empresarial.”

5. Problemas en la ejecución (43%). “Creo que nos dedicamos demasiado a planear pero nunca salimos a comprobar si nuestras hipótesis también eran lógicas para el cliente final.”

Sin embargo, las propuestas que ofrece el “Pejecomics”, para emprendedores y Pymes, además de que en algunos casos ya existen de alguna forma, otros representan el uso adicional de recursos públicos, así como también algunos pueden no ser compatibles con el tamaño de empresas nacientes. Se debe tener en cuenta que 95% del universo de establecimientos del país son micros y en ese terreno es en donde la mayoría de nuevos emprendedores incursionan. De ahí que propuestas como apoyar a 200 mil jóvenes emprendedores cada año para desarrollar su plan de negocios e iniciar una empresa, bajo el entorno en que se señala la mortandad de empresas en los dos primeros años de vida, es evidente que puede implicar una cantidad importante de recursos a fondo perdido.

Asimismo, proponer su incursión en sectores como la manufactura 3D y la nanotecnología, y fomentar el desarrollo de tecnología en otros sectores como el de energías limpias, programación y robótica, resulta poco probable cuando los nuevos emprendedores se
constituyen como microempresas.

Dada la importancia que el documento otorga a las Pymes al señalar que producen 42% del Producto Interno Bruto y generan el 78% del empleo formal en el país, se plantean apoyos con capital y deuda, así como la creación de consorcios para fomentar economías de escala, y la creación de un Fondo de Capitalización, Industria y Tecnología para apoyar el desarrollo de empresas medianas.

Sin embargo, nuevamente las cifras pueden cambiar esta percepción, ya que al parecer estos datos incluyen a los micronegocios, por lo que la definición correcta serían Mipymes. Si se consideran estrictamente los datos referentes a Pymes, su aportación al valor agregado, según el Censo Económico del INEGI, es de 25% en tanto que en materia de empleo su aportación es de 30%.

El proyecto presentado por el equipo de campaña del candidato presidencial de Morena, dice tener como objetivo garantizar condiciones justas para la competencia y eliminar las causas que ahuyentan la inversión: la corrupción y la inseguridad.

No obstante, estos factores tienen severas contradicciones, toda vez que propuestas como incrementar la producción nacional en sectores estratégicos y lograr la soberanía alimentaria dan indicios de ideas de proteccionismo, cuando sabemos que esto puede inhibir la competitividad y productividad de los sectores productivos. En el tema de corrupción e inseguridad, el hecho de conformar un gabinete con personas que han enfrentado acusaciones o procesos legales no parece ser indicio de querer realmente terminar con estos problemas.

Es claro que el documento “Pejenomics” plantea buenas intenciones, pero también lo es el hecho de que no indica cómo hacerlo ni de donde se obtendrán los recursos necesarios. Además, la gran mayoría de las propuestas que contempla el documento, de una u otra
forma también las han hecho los demás candidatos, por lo no se puede decir que haya originalidad en las propuestas. Un problema claro es que no se define como cumplirá sus objetivos, que es algo que la sociedad debe exigir para estar seguros de tener un panorama
más claro de las ventajas que ofrecen. Esta demanda puede también ser válida para los demás candidatos.

Un tema que parece no tener sentido es el relacionado con la autosuficiencia alimentaria, toda vez que la teoría económica indica que un país no debe producir un producto si resulta más barato obtenerlo en el mercado exterior. Es contradictorio que en el plan se consideren a favor de la globalización, cuando tal parece que la intensión es cerrar la economía para consumir sólo lo que se produce en México.

Por otro lado, aplicar una política de cero endeudamiento y baja inflación, a través de generar el ajuste fiscal mediante la reingeniería del gasto, es un tema que ha propuesto el CEESP desde hace varios años, pero esto en un entorno no solo de recortar gasto, sino de hacer lo más eficientemente posible la asignación de los recursos. Plantear programas que requerirán una considerable cantidad de recursos, al mismo tiempo de recortar el gasto y no aumentar impuestos sin crear nuevos, en algún momento presionarán la necesidad de mayor endeudamiento.

La visión de un gobierno, más allá de simplemente una idea asistencialista, que lo único que hace es perpetuar la pobreza, debe ser generar un entorno que facilite la actividad de hogares y empresas mediante inversión con un alto grado de rentabilidad social y productiva. Esto es lo que realmente ayudará al sector empresarial, incluyendo emprendedores y pequeñas y medianas empresas a desarrollarse eficientemente, estimulando la inversión y la generación de empleos.

La única forma que se conoce para crear empleos y resolver pobreza, desigualdad y movilidad social, con la oportunidad para lograr un gran desarrollo humano y la innovación que requiere la población, es la inversión y esta proviene del sector privado. Durante 2017, la inversión privada total del país, representó 103% del gasto del gobierno federal. Si nos concentramos solo en la inversión empresarial, esta representó casi las tres cuartas partes del gasto gubernamental.

Las decisiones de inversión dependen de un ambiente de estabilidad y confianza, de un absoluto respeto a las leyes y certeza jurídica. Dependen de estabilidad política y de estabilidad económica.

México

Información del INEGI, indica que durante abril los precios al consumidor disminuyeron a una tasa mensual de 0.34%, lo que representó su mayor baja históricamente para el mismo mes. El principal origen de este resultado se concentró en la disminución de 3.70% del rubro de energéticos, especialmente en la baja de 13.86% en los costos de la electricidad, como consecuencia del inicio de la tarifa de temporada cálida en algunas ciudades del país. También influyó la disminución de 0.49% en los precios de bienes agropecuarios. Estos resultados llevaron a que la inflación subyacente de abril reportara una disminución de 1.72%. Por el contrario, el subíndice subyacente reportó un alza mensual de 0.15%. De esta manera, la variación anual del indicador general de precios al consumidor se ubicó en 4.55%, la inflación anual subyacente fue de 3.71% y la no subyacente de 7.07%.

Después del repunte de la actividad industrial en febrero pasado, en marzo las cifras desestacionalizadas, indican que regresó a terreno negativo si utilizamos las cifras a dos decimales, lo que mostraría una disminución de 0.04%. A excepción de la actividad manufacturera, que creció a una tasa mensual de 2.1%, el resto de sectores mostraron variaciones negativas, resaltando la caída
de 4.3% en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas, seguida de la baja de 1.5% en la minería y de 0.7% en la industria de la construcción. Esto propició que en términos anuales, la producción industrial se mantuviera sin cambio. A su interior la minería se contrajo 6.5% anual, con lo que acumuló 46 meses consecutivos con cifras negativas. La generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas cayó 2.8% anual y la construcción creció en solo 0.1%.

De acuerdo con cifras desestacionalizadas del INEGI, durante febrero la inversión fija bruta del país aumentó a una tasa mensual de 0.5%, con lo que acumuló tres meses consecutivos al alza. Este avance provino principalmente el incremento de 2.5% en la inversión en maquinaria y equipo, especialmente en la de origen importado que se elevó 2.4%, en tanto que la de origen nacional disminuyó 0.1%. La inversión en construcción tuvo un aumento mensual de 0.3%. En términos anuales, la inversión total creció 4.9%, que fue su mayor avance desde febrero de 2016. La inversión en maquinaria y equipo creció a una tasa anual de 7.9% y la del sector construcción
2.8%.

Después de cuatro meses a la baja, en abril el indicador de confianza del consumidor tuvo un repunte de 0.6 puntos respecto al mes previo, con lo que se ubicó en 35.8 puntos, superando en 0.7 puntos su nivel de abril del año pasado. No obstante, cabe mencionar que este indicador se ha mantenido  por debajo del umbral de 50 puntos desde el inicio de la serie en el año 2001. Mientras que todos los
indicadores que lo integran tuvieron ganancias mensuales, en su comparación anual solo el indicador que recoge la opinión sobre la percepción de la situación actual de los hogares reportó un comportamiento a la baja al disminuir 0.1 puntos.

Cifras desestacionalizadas indican que el indicador del consumo privado en el mercado interior mejoró en febrero al mostrar un avance mensual de 0.2%, de tal manera que comprado con el mismo mes del año pasado tuvo una ganancia de 1.8%. Sin embargo, esta fue su menor ganancia desde agosto del 2014. A su interior, el consumo de bienes y servicios de origen nacional aumentó 0.4% en el mes y 1.9% en términos anuales, en tanto que el de bienes de origen importado tuvo una baja mensual de 3%, pero una ganancia anual de 1.4%.

Estados Unidos

El Departamento del Trabajo informó que durante abril los precios al consumidor aumentaron 0.2%, porcentaje inferior al pronóstico del mercado que anticipaba un incremento de 0.3%. El aumento mensual de los precios fue impulsado por una alza de 1.4% en el rubro de precios de energía, sobresaliendo el aumento 3.0% en el costo de las gasolinas. Por su parte, el rubro de alimentos se elevó 0.3%. Excluyendo alimentos y energía, el indicador subyacente se elevó 0.1% en el mes. En términos anuales el indicador general de precios reportó un aumento de 2.5%, en tanto que el subyacente se elevó 2.1%. La percepción de este comportamiento indica que los incrementos de precios, tanto del indicador general como del subyacente fueron más débiles de lo esperado, lo que ayuda a moderar la preocupación sobre la posibilidad de que la FED sea más agresiva con su política monetaria.

El reporte de la Reserva Federal indica que en marzo el crédito total al consumo aumentó en 11.7 mil millones de dólares (mmd), cifra muy por debajo del pronóstico del mercado que esperaba un avance de 16.1 mmd, aunque superior al incremento del mes pasado que fue de 13.6 mmd. Este resultado respondió principalmente al aumento de 14.2 mmd en el crédito no revolvente, toda vez que el
revolvente se redujo en 2.6 mmd. En términos anuales, esto significó que el crédito total se incrementó en 4.5%, respondiendo al alza de 6.0% en el no revolvente y a una caída de 1.0% en el revolvente.

 

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.