Análisis 18 Mayo, 2018. • Marco Antonio Mares
martes , octubre 23 2018
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 18 Mayo, 2018.

Análisis 18 Mayo, 2018.

Reporte Mensual de Banca y Sistema Financiero. 1.1. Banca y Sistema Financiero Crédito al sector privado tiene un ligero avance en su ritmo de crecimiento impulsado por el  crédito a empresas En...

Reporte Mensual de Banca y Sistema Financiero.

1.1. Banca y Sistema Financiero

Crédito al sector privado tiene un ligero avance en su ritmo de crecimiento impulsado por el  crédito a empresas

En febrero de 2018 el saldo del crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privado creció a una tasa anual nominal de 12.0% (6.3% real), 0.3 puntos porcentuales (pp) por arriba de la tasa observada el mes previo (11.7%) pero 0.8 pp por debajo de la registrada en febrero de 2017 (12.8%). Este resultado se debió a un mayor dinamismo en el crédito a empresas, mientras que el crédito al consumo y a la vivienda mantuvieron el mismo ritmo de crecimiento del mes previo. El crédito a empresas registró una tasa de crecimiento anual nominal de 15.5%, 0.7 pp mayor a la tasa observada en enero (14.7%). Este dinamismo pudiera estar asociado a diversos factores, como: la sustitución de financiamiento externo por crédito bancario, la relativa mejora en la confianza de los empresarios y que algunos datos recientes de actividad económica parecen mostrar cierta recuperación. Por su parte, los segmentos de consumo y vivienda crecieron a tasas anuales nominales de 8.4% y 8.1%, respectivamente, prácticamente sin cambios con respecto a las tasas observadas en enero de 2018 (8.3% y 8.1% anual nominal, respectivamente). Estos comportamientos pudieran estar relacionados con la incipiente recuperación que empiezan a mostrar los salarios reales de los trabajadores, lo que podría estarse reflejando en un avance de la demanda interna y una relativa mejora en la confianza de los consumidores.

Captación de la banca comercial empieza a recuperar dinamismo

En febrero de 2018 la tasa de crecimiento anual nominal de la captación bancaria tradicional (vista + plazo) fue de 10.4% (4.8% real), 1.5 puntos porcentuales (pp) mayor a la observada en enero, pero 3.4 pp por debajo de la tasa nominal registrada en febrero de 2017. Durante el segundo mes de 2018, los dos componentes de la captación tradicional mostraron un mejor desempeño que el observado respecto al mes previo. Así, los depósitos a la vista experimentaron un mayor dinamismo, al alcanzar una tasa de crecimiento anual nominal de 7.8% (vs 5.8% en enero). El incremento en el dinamismo respecto al mes anterior fue impulsado por tres de los cuatro segmentos que integran la captación a la vista, lo que podría estar reflejando una incipiente mejora en el poder de compra de los hogares y de la actividad económica. Por su parte, la captación a plazo mostró un ligero incremento en su tasa de crecimiento nominal anual, la cual fue de 14.7% (vs 14.3% en enero). Este mejor desempeño está en parte sostenido en las mayores tasas de interés
registradas desde finales de 2017, lo que ha hecho a los depósitos a plazo relativamente más atractivos frente a otros medios de ahorro.

Por otro lado, el saldo nominal de las acciones de Fondos de Inversión de Deuda (FDIs) sigue consolidando la tendencia de expansión iniciada en mayo de 2017, al registrar una tasa de crecimiento anual nominal de 9.3% (3.8% real), ligeramente menor al 9.4% registrado el mes previo. Un entorno de menor volatilidad y la mejora en las expectativas de los agentes sobre el desempeño de la economía ha favorecido la canalización de recursos hacia este tipo de inversión financiera.

El Banco Mundial actualizó la base de datos “Global Financial Inclusion” (Global Findex)

La tercera actualización de la Global Findex (correspondiente a 2017), muestra un aumento en la inclusión financiera a nivel mundial, pero con logros dispares entre países. Esta base de datos contiene más de 700 indicadores con información de cómo las personas en 144 economías acceden y utilizan los servicios financieros, ya sea ahorrando, pidiendo préstamos, realizados pagos o gestionando riesgos. En esta edición, también se aportan datos sobre el uso de tecnologías, como teléfonos celulares e internet, para realizar transacciones financieras.

De acuerdo al reporte que acompaña esta actualización, el acceso a telefonía celular e internet ha contribuido a impulsar
la inclusión financiera. En 2017 a nivel mundial 69% de los adultos contaba con una cuenta de banco o un proveedor
de dinero móvil (superior al 62% registrado en 2014 y el 51% reportado en 2011). En ese mismo año, 52% de los adultos
enviaron o recibieron pagos digitales, un aumento considerable respecto al 42% registrado en 2014. A pesar de las
oportunidades ofrecidas por las nuevas tecnologías, algunas disparidades asociadas con el género, la edad, la
educación y la distribución del ingreso persisten.

Por ejemplo, el 72% de los hombres tienen una cuenta mientras que entre las mujeres el porcentaje es de 65%. Esta brecha de 7 puntos porcentuales (pp) se mantuvo igual que en 2011 y 2014. En el caso de las diferencias asociadas a la distribución del ingreso, la base reporta que la titularidad de las cuentas es 13 pp mayor entre los adultos que viven en un hogar perteneciente al 60 % más rico, que los que viven en el 40 % por ciento más pobre (la diferencia fue ligeramente mayor a los 12 pp reportados en 2014).

En el caso de México, se reporta que, en 2017, 37% de los adultos tenía una cuenta (vs 39% en 2014 y 27% en 2011), mientras que la brecha en la titularidad de cuentas entre hombres y mujeres fue de 8pp, y entre hogares ricos y pobres de 18 pp. En ambos casos, si bien las brechas son mayores a las reportadas a nivel global, han mostrado una mejora respecto a 2011 (cuando la brecha de género fue de 11 pp y entre hogares ricos y pobres de 23 pp).

Los proyectos para construcción de vivienda podrían recuperarse en el primer semestre de 2018

De acuerdo con datos del Registro Único de Vivienda (RUV), el número de registros para construcción de casas se ubicó en 259 mil unidades al cierre del primer trimestre de 2018, en cifras anualizadas. Esto es una disminución de 8.3% respecto a los 282 mil proyectos reportados en marzo de 2017. Sin embargo, respecto al trimestre anterior, representa un aumento de 3.51%, lo que podría significar una aceleración que podría acentuarse durante el primer semestre de 2018.

A su vez, el inventario de vivienda terminada, que registró una disminución promedio de 18% durante 2017 se estabilizó desde el mes de noviembre, en las 217 mil unidades, manteniéndose así, hasta el cierre del primer trimestre de 2018. Esto también indicaría que la construcción de vivienda podría mostrar un crecimiento moderado durante los próximos meses y salir del terreno negativo.

Esta potencial recuperación también estaría respaldada por tres factores. Primero, una mejora en la confianza empresarial de la construcción, que aumentó 11.6% en promedio durante el primer trimestre del año. Segundo, el crecimiento acelerado en la originación de créditos hipotecarios del Infonavit de 2017, que aumentó más de 12%; y tercero, la expectativa de un posible incremento en las tasas de interés de corto plazo, en la segunda mitad del año, que afectarían el costo del financiamiento a la construcción. En este sentido, consideramos que la demanda por crédito puente podría ser más dinámica durante el primer semestre de 2018.

1.2. Mercados Financieros

Activos domésticos al ritmo de las negociaciones del TLCAN

Los precios de los activos domésticos durante el mes de abril estuvieron fuertemente influidos por la percepción de un posible “acuerdo preliminar” sobre la renegociación del TLCAN. Ante cierta flexibilización de la postura de EE.UU., dada su apretada agenda en materia legislativa, la gran mayoría de los precios de los activos domésticos reflejó un marcado optimismo. Hacia mediados de mes, el tipo de cambio registró una apreciación a niveles incluso por debajo de los 18.0 pesos por dólar, después de que prácticamente desde el inicio del año se mantuviera en un intervalo de entre 18.4 y 18.9 pesos por dólar. Las expectativas de política monetaria implícitas en los swaps de tasas de interés ya no sólo no descontaban subidas, sino que incorporaron una reducción de tasa a finales de año.

El riesgo soberano, medido por el spread del CDS a 5 años registró una reducción a niveles de 105 puntos base (pb) después de casi tocar los 115pb en semanas pasadas. Este hecho influyó en que el rendimiento a vencimiento del Mbono a 10 años se desligara momentáneamente del bono del Tesoro con vencimiento similar y observara una caída de 30 pb en las últimas semanas. No obstante, el retraso para alcanzar el mencionado acuerdo, aunado a la fortaleza del dólar a nivel global generaron que durante la segunda mitad del mes se diluyera el efecto positivo sobre los activos domésticos. De esta manera, a partir del 18 de abril se comenzó a revertir la tendencia y para el final de este mes todas las ganancias en los activos domésticos se habían evaporado. El rendimiento a vencimiento del bono a 10 años terminó con un alza de 15pb el cuarto mes del año en niveles de 7.50%.

El riesgo soberano regresó a los niveles de 115pb, mientras que el tipo de cambio registró una depreciación de 2.65% durante el mes para terminar en 18.70 pesos por dólar. Es relevante recalcar que en los últimos 12 días del mes de abril el peso mexicano registró una diferenciación negativa, pues mientras que el benchmark de países emergentes retrocedió 2.5%, el peso cayó 3.5%. Esta diferenciación puede asociarse en buena medida al ya mencionado menor optimismo respecto al acuerdo del TLCAN y, probablemente, a un incipiente efecto del proceso electoral. De hecho, en los últimos dos procesos presidenciales el tema electoral comenzó a pesar en las variables financieras alrededor de ocho semanas antes del día de la elección. Dados los tiempos políticos en EE.UU. es probable que en las próximas semanas se tenga una resolución sobre el TLCAN, lo que dejaría al tema electoral en México como el principal factor de riesgo.

1.3. Regulación

Ajustes en materia de auditoría externa

El pasado 26 de abril, la CNBV emitió las “Disposiciones de carácter general aplicables a las entidades y emisoras supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que contraten servicios de auditoría externa de estados financieros básicos”. Dichas reglas concentran todo lo relacionado con la función de auditoría externa de las entidades supervisadas por la CNBV (emisoras e intermediarios, incluidas las Instituciones de Crédito). Adicionalmente, el nuevo ordenamiento incluye la obligación de elaborar y dar seguimiento a un plan de acción que atienda las observaciones comunicadas por el auditor externo, el cual deberá estar a disposición de la CNBV. Simultáneamente, se derogaron las disposiciones en la materia contenidas en las distintas circulares aplicables a las
instituciones de crédito y demás sujetos supervisados

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.