Análisis 21 Noviembre, 2017. • Marco Antonio Mares
martes , diciembre 12 2017
Home / 3 Análisis Financieros / Análisis 21 Noviembre, 2017.

Análisis 21 Noviembre, 2017.

ACTUALIZACIÓN DE CIFRAS DEL INEGI Una característica fundamental de la información que se publica acerca del comportamiento de la actividad económica del país, es sin duda su oportunidad y veraci...

ACTUALIZACIÓN DE CIFRAS DEL INEGI

Una característica fundamental de la información que se publica acerca del comportamiento de la actividad económica del país, es sin duda su oportunidad y veracidad, lo que propicia una confianza irrefutable en los organismos encargados de su elaboración y publicación. No hay que perder de vista que la confianza en las instituciones públicas no ha sido del todo positiva, sobre todo cuando la población no está segura de que hayan realizado un trabajo efectivo cuando se aprecian deficiencias importantes en temas como educación, salud, seguridad, entre otros.

La información es un bien que propicia un mejor desempeño en cualquier actividad y tiene el poder de lograr beneficios importantes. Es por ello que el proceso de recopilación, procesamiento y presentación de la información que proporcionan los entes oficiales del país, debe ser lo más confiable posible, basada en los mecanismos técnicos más actualizados y con la capacidad de hacer encadenamientos con periodos anteriores para tener una evolución homogénea de la historia del país.

La importancia de la veracidad de la información que se presenta es fundamental, para que empresas y hogares puedan hacer una prospectiva eficiente, en la que puedan planear sin la preocupación de posibles desequilibrios motivados por un antecedente histórico mal calculado. El gasto y la inversión se benefician de un entorno como este.

Recientemente el INEGI dio a conocer el detalle de los resultados del cambio de año base del Sistema de Cuentas Nacionales, con la publicación de las cifras a pesos del 2013.

No hay duda de que el proceso de actualización quinquenal que ha llevado a cabo el INEGI de estas cifras, es fundamental para contar con información de calidad suficiente para realizar un análisis certero. Sin embargo, la actualización implicó que el INEGI modificara un amplio universo de su base de datos, lo que en algún momento implica diferencias con las series anteriores. Evidentemente la estructura productiva de la economía ha tenido cambios importantes a lo largo del tiempo, llevando a la necesidad de actualizaciones continuas.

Lo preocupante de esto, es que dichas modificaciones pueden cambiar el entorno económico y afectar los análisis anteriores. El proceso que lleva a cabo el INEGI, no solo implica cambiar la base, también requiere la integración de series nuevas que reflejan la modernización de la actividad productiva del país. El sector digital, por ejemplo, ha comenzado a tomar un lugar importante, mientras que en años pasados su incidencia era reducida.

Un aspecto que también se debe tener en cuenta dada la preocupación que puede generar, es que los resultados sean utilizados con fines propagandísticos o políticos cuando se observa un cambio de tendencia o modificaciones de años anteriores que sugieren resultados distintos a los que se habían dado a conocer.

Las nuevas cifras del PIB hacen evidentes cambios importantes en la estructura productiva de las últimas dos décadas, y por lo tanto reflejan un comportamiento distinto, ya que al menos comparadas con la evolución que marca la serie a precios del 2008, la serie 2013 muestra ajustes que podrían modificar el entorno del análisis económico de ese periodo. La responsabilidad de un análisis serio de las nuevas cifras del INEGI es fundamental para evitar escenarios negativos.

Si dividimos las cifras disponibles desde 1995 en periodos sexenales, se aprecia que mientras que en el lapso 1995-2000 el promedio de crecimiento del PIB es el mismo con ambas bases,

para el lapso 2001-2006 las tasas de crecimiento se corrigieron a la baja de 2.3% a 2.0%, en tanto que para el periodo 2007-2012 los porcentajes se ajustaron de 2.2% a 1.8%. Por el contrario, en los siguientes años, de 2013 al segundo trimestre del 2017, la tasa promedio de crecimiento del PIB se corrigió al alza de 2.5% a 2.8%. Si consideramos un corte quinquenal, el comportamiento resulta muy parecido, el hecho es que los mayores cambios se observan en cuanto más se acercan a año base.

Incluso la evolución de la inversión pública, que es fundamental para potenciar la inversión privada, a pesar de que mantiene un comportamiento negativo en los últimos años, las caídas registradas con la base 2013 son notoriamente menores a las registradas con la base anterior. Mientras que con la base 2008 la caída promedio en el periodo 2013 al 2017 segundo trimestre, fue de 7.1%, con la nueva base fue de 5.1%, esto hizo que como proporción del PIB el porcentaje mejorara una décima de punto al pasar de 3.7% a 3.8%, respectivamente.

Esta revisión y actualización que llevó a cabo el INEGI, sin duda hace su trabajo encomiable y fundamental para contar con la información más actualizada y veraz que se requiere para la elaboración de políticas públicas eficientes que conduzcan a un entorno de mayor crecimiento económico y bienestar de los hogares.

Ahora será responsabilidad de los especialistas realizar un análisis exhaustivo de los resultados para confirmar o corregir los escenarios realizados con las cifras anteriores.

México 

El INEGI  dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo durante el tercer trimestre del año, en la que señala que la población ocupada total aumentó en 395,546 personas respecto al mismo periodo del año pasado, de las cuales el 76.8% se pudo colocar en un empleo con acceso a instituciones de salud. De esta manera, la población desocupada sumó un total de 1,931,269 personas, lo que significó una disminución de 252,434 en comparación con la población que buscaba empleo el año pasado. De esta manera, la tasa de desocupación se ubicó en 3.6% como porcentaje de la población económicamente activa, que es la más baja para el mismo lapso desde que inició esta serie en 2005. Asimismo, se informó que el total de ocupación informal concentró a 29,987,215 personal, lo que representó el 57.2% de la población ocupada.

De acuerdo con los resultados del INEGI, durante septiembre el personal ocupado en la actividad manufacturera aumentó en 0.1% respecto al mes previo, resultado con el que si bien mantiene un comportamiento positivo, su ritmo de avance fue el más bajo en los últimos cinco meses, lo cual pudo haber estado relacionado con algunos efectos provenientes de los sismos de septiembre. Este resultado permitió que en términos anuales el personal ocupado en la manufactura reportara un incremento de 3.6%, que a pesar de ser el más bajo en los últimos cuatro años, mantiene variaciones positivas desde principios del 2010.

Estados Unidos

De acuerdo con el reporte del Departamento del Trabajo, durante octubre los precios al consumidor tuvieron una alza e 0.1%, comportamiento en línea con lo que anticipaba el mercado. Este resultado provino, por una parte, del hecho de que los precios del rubro de alimentos se mantuvieron sin cambio, y por otro, de una disminución de 1.0% en los precios de la energía. Al excluir alimentos y energía, el indicador de precios subyacente tuvo un aumento mensual de 0.2%. En términos anuales la inflación general fue de 2.0% y la subyacente de 1.8%.

El Departamento de Comercio señaló que durante octubre las venta al menudeo tuvieron un incremento mensual de 0.2%, mientras que el mercado anticipaba uno de solo 0.1%. A excepción de las ventas de estaciones de gasolina, que disminuyeron 1.2%, las de materiales de construcción y suministro que también disminuyeron 1.2% y las de tiendas minoristas que bajaron 0.3%, el resto de segmentos de ventas tuvieron resultados positivos. Excluyendo ventas de vehículos, el indicador de ventas al menudeo aumentó 0.1% en el mes.

Por su parte, la Reserva Federal informó que durante octubre la producción industrial creció a un ritmo mensual de 0.9%, porcentaje que además de superar notoriamente al aumento de 0.4% del mes previo y el pronóstico de 0.5% del mercado, fue el alza más pronunciada en los últimos seis meses. Al interior del indicador general, la producción manufacturera creció 1.3% en el mes, impulsada por un incremento de 1.0% en la producción de vehículos de motor y sus partes. En el caso de la producción de servicios públicos, se observó una alza de 2.0%, tras descensos de 1.3% y 1.0% en agosto y septiembre, respectivamente. En el caso de la producción minera se reportó una disminución de 1.3%. En términos anuales, la producción industrial total tuvo un crecimiento de 2.9%

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *