En junio la tasa de crecimiento anual nominal de la captación bancaria tradicional fue de 11.8%. • Marco Antonio Mares
martes , septiembre 25 2018
Home / 3 Análisis Financieros / En junio la tasa de crecimiento anual nominal de la captación bancaria tradicional fue de 11.8%.

En junio la tasa de crecimiento anual nominal de la captación bancaria tradicional fue de 11.8%.

Depósitos a la vista mantienen el dinamismo de la captación bancaria tradicional En junio de 2018 la tasa de crecimiento anual nominal de la captación bancaria tradicional (vista + plazo) fue de...

Depósitos a la vista mantienen el dinamismo de la captación bancaria tradicional

En junio de 2018 la tasa de crecimiento anual nominal de la captación bancaria tradicional (vista + plazo) fue de 11.8% (6.9% real), mayor a la observada en mayo (11.3%), y 1.7 puntos porcentuales (pp) por encima de la tasa nominal registrada en marzo de 2017. El dinamismo observado en la captación tradicional se apoyó en el crecimiento de sus dos componentes: los depósitos a la vista que crecieron a una tasa nominal anual de 11.8%, mientras que los depósitos a plazo crecieron a una tasa nominal anual de 11.9%. Durante junio, la captación a la vista continúo acelerando su ritmo de expansión, incrementando en 0.5 pp su tasa de crecimiento nominal respecto a la observada en mayo. Este desempeño estaría reflejando tanto una sustitución hacia instrumentos más líquidos como una mayor capacidad de compra de los hogares. Por su parte, la captación a plazo mejoró su dinamismo, al incrementar en 0.6 pp su tasa de crecimiento nominal respecto a la observada el mes previo, en gran parte por el efecto valuación del tipo de cambio sobre los depósitos de las empresas. Como resultado de la dinámica descrita, los depósitos a la vista contribuyeron con 7.4 pp a la tasa de crecimiento total captación tradicional, mientras que los depósitos a plazo aportaron 4.5 pp a dicha tasa.

Los depósitos de exigibilidad inmediata de personas físicas y otros intermediarios financieros aceleran su crecimiento

En junio de 2018 la tasa de crecimiento anual nominal de la captación a la vista fue de 11.8% (6.9% real), 0.5 pp por arriba de la cifra observada el mes previo, y 1.7 pp mayor a la tasa registrada en junio de 2017. El incremento en el dinamismo respecto al mes anterior fue impulsado por los depósitos a la vista de las personas físicas y de otros intermediarios financieros (OFIs), desempeño que fue más que suficiente para compensar la reducción en el ritmo de expansión de los depósitos a la vista de las empresas y la contracción en los depósitos de exigibilidad inmediata (DEI) del sector público no financiero (SPNF).

Los DEI de personas físicas (41.1% del total de la captación a la vista), crecieron a una tasa anual nominal de 14.2% (9.1% real), superior en 3.7 pp a la tasa de 10.5% observada el mes previo. Este desempeño puede estar reflejando tanto una sustitución hacia instrumentos más líquidos como una mayor capacidad de compra de los hogares, dada la recuperación del poder adquisitivo en sus distintas fuentes de ingreso. Por ejemplo, el salario promedio del IMSS, mostró en junio una tasa de crecimiento real anual de 0.5%, mientras que los ingresos por remesas (valuados en pesos) registraron un crecimiento anual real de 31.1% en el mes de referencia. Este desempeño en los ingresos de las familias podría estar reflejándose favorablemente en indicadores como las de ventas en tiendas totales de la ANTAD, que en junio registraron una tasa de crecimiento anual nominal de 11.2% (5.7% real), la segunda más alta observada en el año.

Por su parte, la captación a la vista proveniente de OFIs (7.1% de la captación a la vista) registró una tasa de crecimiento nominal de 9.3% (4.4% real), la primera expansión que se reporta desde febrero de 2017, pues a partir de marzo de ese año y hasta mayo de 2018 el saldo de la captación a la vista de estos agentes mostró contracciones mensuales que promediaron 16.9%. Esta recuperación está asociada al mejor desempeño de la captación a la vista de intermediarios financieros privados y podría tener su origen en la reactivación de su actividad derivado de una mayor demanda por sus servicios.

A diferencia de la captación a la vista de particulares y OFIS, la captación a la vista de las empresas (40.9% del total) redujo su dinamismo en junio de 2018, al registrar una tasa de crecimiento nominal anual de 18.0% (12.7% real), menor a la tasa de 18.7% registrada en mayo. Dicho desempeño estaría asociado a la transferencia de instrumentos líquidos, como los DEI, hacia depósitos bancarios de mayor plazo, como lo muestra el mayor dinamismo de la captación a plazo de estos agentes. A pesar de la ralentización observada, la captación a la vista de las empresas es la que muestra la tasa de crecimiento anual más alta entre todos los segmentos de captación a la vista.

En el caso del SPNF (10.9% de los depósitos a la vista), la reducción en la tasa de crecimiento de 1.4% en mayo a – 10.9% en junio es resultado de la contracción en los DEI de gobiernos estatales y municipales, así como de organismos y empresas públicos. En el caso de gobiernos estatales y municipales, la disminución en el ritmo de expansión de sus depósitos a la vista podría estar asociada al menor dinamismo observado en las participaciones federales, que en el segundo trimestre del año registraron un crecimiento promedio de 5.7% nominal, notablemente menor al crecimiento observado en el mismo trimestre del año anterior de 16%. Por su parte, la disminución observada en junio en los DEI de organismos y empresas estaría asociada a una reasignación hacia instrumentos de mayor plazo.

Como resultado de la dinámica descrita, en junio de 2018 la captación a la vista de las empresas contribuyó con 7.0 pp a la tasa de crecimiento de 11.8% de la captación total a la vista, la captación de personas físicas aportó 5.7 pp, y la del OIFs 0.6 pp, mientras que los depósitos del SPNF restaron al dinamismo 1.5 pp.

Depósitos a plazo de empresas y SPNF destacan por su dinamismo en junio

En junio de 2018 la tasa de crecimiento anual nominal de la captación a plazo fue 11.9% (6.9% real), mayor en 0.9 pp a la tasa observada el mes previo, y 3.3 pp por encima de la tasa nominal observada en junio de 2017. Al cierre del primer semestre del año, el mayor dinamismo observado en los depósitos a plazo de las empresas y el SPNF lograron compensar la disminución en el ritmo de expansión de los depósitos a plazo de personas físicas y OIFs.

Los depósitos a plazo de empresas (28.2% del total), registraron una tasa de crecimiento anual nominal de 2.0% en junio (-2.5 real), revirtiendo de esta forma la contracción nominal observada en mayo de -5.5% y superando la tasa de -2.2% observada en junio de 2017. La recuperación en el dinamismo de este segmento podría obedecer tanto a la recomposición de disponibilidades de las empresas (dada la disminución observada en sus depósitos a la vista comentada anteriormente), como al desempeño de los recursos denominados en moneda extranjera (ME). En particular, en junio de 2018 los depósitos a plazo en ME representaron 23.2% de la captación a plazo de las empresas, superior a la proporción observada en los primeros 5 meses del año (de 20.7%). Este incremento está asociado al efecto valuación del tipo de cambio, pues el crecimiento nominal de la captación a plazo valuada en pesos en junio de 2018 fue de 20.9% nominal, superior a la tasa promedio de 7.9% observada entre enero y mayo de 2018, en tanto que la tasa de crecimiento de la captación a plazo valuada en dólares registró un crecimiento de 24.9% en junio de 2018, igual a la tasa promedio de crecimiento registrada en los primeros cinco meses del año.

Por su parte, los depósitos a plazo del SPNF (2.9% del total de la captación a plazo) mostraron un crecimiento atípico en junio de 2018, derivado de un efecto base. Así, en junio de 2017 el saldo de depósitos a plazo de estos agentes fue de 4.2 miles de millones de pesos (mmdp), muy por debajo del saldo promedio registrado entre enero y mayo de ese año (43.9 mmdp). Para junio de 2018 ese saldo representó 58.4 mmdp, lo que implicó un incremento de 1,285% respecto al mismo mes del año anterior, pero que en saldo se ubicó más en línea con el promedio registrado en los primeros cinco meses del año (45.0 mmdp). Comparando los saldos medios entre enero y junio de cada año, el crecimiento nominal en el 2T18 respecto al 2T17 fue de 26.7%, crecimiento que podría estar asociado a un mejor desempeño de los ingresos de organismos y empresas. En particular, dichos ingresos durante el 2T18 mostraron mayor dinamismo y menor variabilidad mensual que durante el 2T17, lo que habría dado espacio para que estos agentes mantuvieran mayores saldos a plazo.

En el caso de los depósitos a plazo de particulares, en junio de 2018 éstos registraron una tasa de crecimiento anual nominal de 11.0% (6.1% real), menor al 17.9% observado en mayo y al 18.2% de junio de 2017. Del mismo modo, los depósitos a plazo de OIFs redujeron su dinamismo de 24.4% en mayo a 14.2% en junio de 2018 (comparado con junio de 2017 también se observa una disminución respecto a la tasa observada de 18.1%). En ambos casos, personas físicas y OFIs, la moderación en el crecimiento estaría asociada a una mayor preferencia por instrumentos más líquidos. Esto permitió, por un lado, financiar el mayor consumo de los hogares y, por otro lado, sostener una mayor actividad de intermediación de los OFIs.

De esta forma, el ahorro de personas físicas contribuyó con la mayor parte del crecimiento nominal total observado en junio en los depósitos a plazo, al aportar 5.2 pp a la tasa total de 11.9%. A estas siguieron, los depósitos de OIFs con 3.0 pp que tuvieron la misma aportación que el SPNF, mientras que los depósitos a plazo de las empresas contribuyeron con 0.6 pp.

Fondos de Inversión de Deuda (FDIs) estabilizan su ritmo de expansión

En junio de 2018 la tasa de crecimiento anual nominal del saldo de las acciones de los FIDs fue 9.1% (4.2% real), menor al 11.4% registrado el mes previo y mayor a la tasa observada en junio de 2017 (de 1.3%). Aunque con una moderación en su dinamismo, el saldo nominal de los FIDs mantiene la tendencia de expansión que se ha observado desde hace 13 meses. La ralentización en el desempeño de los FDIS podría estar asociada al entorno de mayor volatilidad y el mayor atractivo relativo de los instrumentos a plazo, que, en el 2T18, mostraron una mejora en su desempeño, apoyado en parte por el incremento en las tasas de interés.

Activos Financieros Internos Netos mejoran su crecimiento

Los activos financieros internos, netos de billetes y monedas (Activos Financieros Netos, FN) incluyen todos los instrumentos de ahorro e inversión financiera dentro del país que se administran tanto por bancos como por otros intermediarios financieros. En junio de 2018, los FN registraron una tasa de crecimiento anual nominal de 7.3% (2.5%% real), 0.7 pp mayor al dinamismo observado en mayo, pero 1.3 pp por debajo de la tasa de 8.6% registrada en junio de 2017.

Los instrumentos en manos de residentes (78.6% del total de FN) lograron una tasa de crecimiento nominal anual de 10.0% (5.1% real), mayor a la tasa de 9.2% observada el mes previo. Este mayor ritmo de crecimiento fue resultado del mejor desempeño de los DEI y de la inversión en otros valores públicos e instrumentos de renta variables (cuyas tasas de crecimiento nominal se incrementaron 1.1 pp, 0.8 pp y 5.1 pp respectivamente entre mayo y junio). Este dinamismo logró compensar la desaceleración observada en la tenencia de otras alternativas de ahorro e inversión financiera, como los depósitos a plazo, las acciones en FIDs y los valores públicos y privados (que redujeron de mayo a junio su tasa de crecimiento nominal 2.7pp, 2.3pp, 7.7pp y 1.2pp, respectivamente). Por su parte, el ahorro obligatorio de residentes también redujo ligeramente su ritmo de crecimiento, de 9.6% en mayo a 9.3% en junio, reflejando el menor dinamismo de los fondos de ahorro para el retiro.

Por su parte, el ahorro de no residentes (21.4% del total de FN) registró una contracción nominal de 1.8% en junio (- 6.1% real), lo que representa una mejora relativa respecto a la tasa nominal de -2.3% observada el mes previo. La disminución registrada en junio es principalmente resultado de la disminución en la tenencia de no residentes de valores públicos e instrumentos de renta variable (que registraron tasas de crecimiento nominal de -5.7% y -0.8% respectivamente).

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.