domingo , agosto 18 2019
Home / 3 Análisis Financieros / Los costos de la coyuntura económica.

Los costos de la coyuntura económica.

LOS COSTOS DE LA COYUNTURA ECONÓMICA Tal parece que el balance de riesgos se sigue deteriorando y con ello la posibilidad de que las expectativas de crecimiento no mejoren para este y el próximo...

LOS COSTOS DE LA COYUNTURA ECONÓMICA

Tal parece que el balance de riesgos se sigue deteriorando y con ello la posibilidad de que las expectativas de crecimiento no mejoren para este y el próximo año. En este sentido fue ahora Citibanamex quien anunció un ajuste a la baja en su pronóstico de crecimiento para el 2019 al ubicarlo en 1.4%, es decir, tres décimas por debajo de su estimación previa.

Las políticas anunciadas e instrumentadas con el objetivo de eliminar la corrupción, que según las nuevas autoridades sería una fuente importante de recursos, así como la cancelación del NAIM, la política energética relacionada con Pemex y ahora la cancelación de las subastas de energía eléctrica, la revisión de concesiones mineras, y los eventos que llevaron al importante desabasto de combustibles en diversas ciudades del país y el bloqueo de vías férreas en Michoacán, han afectado la actividad productiva del país y posiblemente se reflejen en una baja tasa de crecimiento de la economía en la primera parte del año.

Sin embargo, más allá de que todo esto ha representado notas coyunturales de ocho columnas, la preocupación se centra en el efecto que puedan tener en el mediano y largo plazos. La cancelación de un aeropuerto con la capacidad planeada para el NAIM a cambio de las limitaciones que ofrecen dos aeropuertos (el saturado AICM y el de Santa Lucía), ha generado en principio una importante pérdida de empleos formales, así como intranquilidad en cuanto su eficiencia en interconexión que es un requisito fundamental.

Asimismo, permanece la inquietud de que el abasto de combustibles siga teniendo problemas con el cambio de estrategia para su transporte, que al parecer se centrará en carros tanque, que por cierto hasta al momento no hay información clara sobre el paradero de las más de 600 unidades que se compraron en el exterior para este cometido. Si bien el anuncio de reducir la carga fiscal de Pemex es una buena señal, esto no lo exime de la difícil situación financiera que mantiene.

Un factor que ya genera también efectos negativos importantes en la actividad económica es el bloqueo de las vías férreas en Michoacán por presiones sindicales del magisterio que demandan solución a sus demandas salariales y de plazas magisteriales. A más de 25 días de bloqueos, diversas industrias ya tienen problemas de abasto de materias primas y evidentemente pérdidas económicas importantes, además de lo que esto significa en materia de empleo.

Otro aspecto que comienza a generar inquietud, son las revisiones salariales contractuales. A finales del año pasado, cuando se aprobaron los incrementos al salario mínimo que lo ubicó en 176.72 pesos por día en la zona libre de la frontera norte y en 102.68 pesos en

el resto del país, lo que en términos relativos representó incrementos del 100% y del 16.2%, respectivamente, se hizo presente la preocupación de que estos ajustes pudiesen contaminar las revisiones contractuales a lo largo del año. Ahora se comienzan a materializar estas preocupaciones.

En la frontera norte, en 45 empresas maquiladoras los trabajadores han realizado paro de labores por la exigencia de incrementos salariales de 20% y un bono anual de 32 mil pesos. Sin embargo, muchas de esas empresas han señalado que no tienen capacidad para aceptar tal solicitud, por lo que han anunciado su intención de cerrar operaciones, lo que impactaría seriamente al mercado laboral. Esta situación ya se replica en otras entidades, como en la Ciudad de México, donde el sindicato de trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana ha solicitado un ajuste salarial de 20% en su revisión contractual.

Preocupa el hecho de que esto se replique a lo largo del año en cada revisión contractual. Hay que tener en cuenta que poco más del 90% de las empresas en México son micro y pequeñas, y tal vez no tengan la capacidad de hacer frente a tales demandas. En general esto podría llevar a un incremento en el desempleo y la informalidad. En el caso de que las empresas accedan a cubrir incrementos mayores, si no son compensados con una mayor productividad también existe la posibilidad de que esto conduzca a presiones inflacionarias.

El costo que este entorno ha generado en lo que va del año, según algunos cálculos de los sectores afectados, representa ya aproximadamente tres décimas del producto nacional, lo que hace que la incertidumbre se mantenga.

Los mercados financieros siguen alertas a la evolución de la actividad económica y a la eficiencia y eficacia de las medidas anunciadas por las nuevas autoridades. El plan para Pemex que se anunció recientemente y que contempla una menor carga fiscal, generó cierta tranquilidad en los mercados. Sin embargo, la baja en la calificación de la deuda de la empresa petrolera mexicana por parte de la calificadora Fitch Ratings, es una señal de que los mercados estarán pendientes de su evolución, pero también de la deuda soberana de México.

Los costos económicos acumulados hasta ahora ya son importantes, y podrían mantenerse en buena parte del año dado el tiempo que se requiere para revertirlos, lo que refuerza la expectativa de que este año la economía crecerá por debajo del 2.0%, con la posibilidad de un aumento en el desempleo y disminución en el bienestar de la población.

En este contexto, persiste la inquietud de que estos efectos se mantengan a lo largo del año, además de la intranquilidad por la distribución de los recursos públicos a través de programas principalmente asistenciales, que no tienen un impacto importante en el crecimiento económico. Si bien pueden tener cierta incidencia en el consumo, es claro que el gasto en inversión genera mayores beneficios, toda vez que además de concretarse en mayor infraestructura, incide directamente como estímulo de la inversión privada y la generación de empleo, además de ser un factor relevante para fortalecer las fuentes de recursos del sector público vía recaudación tributaria una vez que se refleje en un mayor ritmo de crecimiento de la actividad productiva.

México

El INEGI informó que durante el primer mes del año los precios al consumidor tuvieron un aumento de solo 0.09%, que además de ser el más bajo para el mismo lapso en los últimos cuatro años, fue menor al pronóstico promedio de los especialistas que anticipaba un alza de 0.27%. Con este resultado la inflación anual se ubicó en 4.37%, retomando su tendencia a la baja. El incremento mensual del indicador general de precios respondió principalmente al aumento de 0.20% en el subíndice subyacente, dentro del cual se observaron alzas de 0.31% en el rubro de mercancías y de 0.08% en el de servicios. Por el contrario, el subíndice no subyacente registró una disminución mensual de 0.25%, como consecuencia de la baja de 0.68% en lo precios de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, mientras que los precios de productos agropecuarios crecieron 0.35%. La inflación anual del subíndice subyacente fue de 3.60% y la no subyacente 6.81%.

Después de dos meses consecutivos al alza, en noviembre la inversión fija bruto regresó a terreno negativo al reportar una caída mensual de 3.1%, que representó su peor comportamiento en los últimos 19 meses. Este resultado provino de una caída de 3.8% en la inversión en maquinaria y equipo, dentro de la cual la de origen nacional se contrajo 4.8% y la importada bajo 3.4%. Asimismo, la inversión en construcción cayó 1.8% en el mes. De esta manera, comparado con el mismo mes del año previo, el indicador general de inversión fija bruta registró una disminución de 2.1%.

El INEGI informó que en noviembre el indicador mensual del consumo privado en el mercado interior tuvo un repunte de 1.1%, lo que representó su mejor desempeño en los últimos 19 meses. Este resultado provino del aumento mensual de 1.0% en el consumo de bienes y servicios de origen nacional y del incremento de 1.2% en el de bienes de origen importado. De esta manera, la comparación anual del indicador general mostró una ganancia de 2.1%.

Estados Unidos

De acuerdo con el Census Bureau, durante noviembre el valor total de las exportaciones de bienes y servicios sumaron 209.9 mil millones de dólares, cifra que resultó inferior en 1.3 mmd a la del mes previo como consecuencia de una disminución de 1.2 mmd en las ventas al exterior de bienes y de una baja de 0.1 mmd en la exportación de servicios.

Por su parte, el valor total de las importaciones ascendió en noviembre a 259.2 mmd, monto que resultó 7.7 mmd inferior al reportado un mes antes. Esta baja respondió en buena medida a una disminución de 4.3 mmd en la adquisición de bienes de consumo. En general la importación de bienes disminuyó 7.9 mmd, mientras que la de servicios 0.2 mmd.

De esta manera, el balance comercial de noviembre resultó deficitario en 49.3 mmd, cifra inferior tanto a la del mes previo cuando registró un saldo negativo de 55.7 mmd, como  a la expectativa del mercado que anticipaba un déficit de 55.5 mmd.

En noviembre, el déficit de la balanza de bienes con China fue de 37.9 mmd, mientras que con México fue de 6.7 mmd.

Te recomendamos leer

Las principales bolsas en el mundo operan con resultados positivos.

Reporte de apertura de mercados  Apertura de Mercados Las principales bolsas en el mundo operan …