Preocupación por reglas del juego claras. • Marco Antonio Mares
jueves , noviembre 15 2018
Home / 3 Análisis Financieros / Preocupación por reglas del juego claras.

Preocupación por reglas del juego claras.

PREOCUPACIÓN POR REGLAS DEL JUEGO CLARAS Con una consulta plagada de inconsistencias, sin representatividad, parcial y sin posibilidad de ser vinculatoria, era de esperar que los resultados diera...

PREOCUPACIÓN POR REGLAS DEL JUEGO CLARAS

Con una consulta plagada de inconsistencias, sin representatividad, parcial y sin posibilidad de ser vinculatoria, era de esperar que los resultados dieran por ganadora la propuesta de cancelar la construcción del aeropuerto de Texcoco, un proyecto sumamente complejo que se estudió por más de 20 años, por la propuesta alterna del nuevo gobierno que implica el reacondicionamiento del aeropuerto actual de la Ciudad de México, la construcción de dos pistas en el aeropuerto de Santa Lucía y la reactivación del aeropuerto de Toluca, pero que hasta ahora no existe proyecto definitivo que avale su viabilidad.

Este proceso fue, sin duda, la mejor manera de legitimar una decisión ya tomada. Señalar que la población fue la que decidió, es solo una manera de hacer creer que participan en la conducción de la economía. Sin embargo, este mecanismo también genera responsabilidades, ya que, de enfrentar consecuencias negativas de los resultados, la culpabilidad caería en quienes votaron a favor de la consulta, cualquiera que fuese el tema y no en las autoridades, que simplemente acataron la voz del pueblo.

No obstante, si el pueblo es sabio, los mercados pueden serlo más, ya que no solo consideran el resultado inmediato, sino que reflejan la percepción de mediano y largo plazos. En este sentido, la reacción de los mercados tras la consulta por el nuevo aeropuerto y otras decisiones anunciadas por el futuro nuevo gobierno, no se hizo esperar.

Desde antes de dicha consulta, se comenzaron a percibir presiones en el riesgo país ante la incertidumbre sobre las políticas económicas que instrumentará el nuevo gobierno. Primeramente, por la decisión de la calificadora Fitch Ratings de modificar de estable a negativo el perfil de la deuda de Pemex como respuesta a la intención del próximo gobierno de modificar la estrategia comercial de la empresa petrolera del país, centrada en reducir las exportaciones de crudo, lo que implicaría una importante caída en sus ingresos, además de mandar una mala señal a los mercados.

Posteriormente, se anuncia que, tras el resultado de la consulta popular que organizó el que será el nuevo gobierno, se cancelará el proyecto del nuevo aeropuerto de Texcoco, acción que incrementó la incertidumbre y puso en duda la fortaleza del estado de derecho y el respeto a las reglas del juego en el país, lo que llevó a una cuasi inmediata reacción de los mercados a través del anuncio de Moody’s en el que baja la calificación a los bonos del nuevo aeropuerto de Baa1 a Baa3, calificación que está solo un escalón arriba del grado especulativo.

La incertidumbre y la preocupación por las acciones del nuevo gobierno siguieron aumentando de tal forma que en un nuevo comunicado la calificadora Fitch Ratings anunció un cambio en la calificación de la deuda soberana de México de estable a negativa, como

consecuencia del “deterioro en el balance de los riesgos que enfrenta el perfil crediticio de México, asociado a un posible ambiente de incertidumbre y deterioro en las políticas bajo la próxima administración, así como a riesgos crecientes de pasivos contingentes para el soberano provenientes de Petróleos Mexicanos (PEMEX)”.

Los efectos en conjunto de esta coyuntura se reflejaron en un aumento de cerca de 35 puntos base en las tasas de interés, así como una constante depreciación del tipo de cambio que lo ha llevado a superar los 20 pesos por dólar, generando presiones en las finanzas públicas del país, reduciendo el margen de maniobra para cumplir los objetivos planteados.

El aumento de las tasas de interés podría presionar al alza el costo financiero del sector público en cerca de 7 mil millones de pesos, además de que la depreciación de 2.7% en el tipo de cambio, del 24 de octubre al 1 de noviembre, eleva el valor del saldo de la deuda externa del sector público en poco más de 100 mil millones de pesos, en tanto que el saldo de la deuda externa privada aumenta en aproximadamente 61 mil millones de pesos.

Si bien estos efectos podrían considerarse modestos, toda vez que los compromisos con el exterior están a tasa fija, de seguir su dinámica podrían afectar otras variables relacionadas con el ritmo de crecimiento de la economía. La depreciación del tipo de cambio puede incidir en los niveles de inflación y por ende en el poder adquisitivo de las familias. Corregir esta situación podría requerir mayores tasas de interés, afectando el consumo y el ritmo de crecimiento de la economía.

Todo esto, adicional a los costos económicos que implica la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco e instrumentar el nuevo proyecto en Santa Lucía, Toluca y el AICM, que tendrá que ser cubierto por el gobierno federal.

Sin embargo, hay otros temas que comienzan a mencionarse y pueden agudizar la incertidumbre sobre la evolución de nuestro país en los próximos años. Atentar contra la democracia podría ser un tema, si se considera que existe la intensión de modificar el artículo 35 constitucional que busca relajar las limitantes para llevar a cabo consultas populares. No obstante, un tema que puede ser incluso más preocupante es la intensión de modificar el mandato del Banco de México, de tal manera que se incluya el empleo y el crecimiento como objetivos del banco central, así como la obligación de financiar proyectos del gobierno federal.

Es cierto que la cancelación del aeropuerto de Texcoco no fue la única fuente de las presiones en los mercados financieros, pero si se puede decir que fue uno de los principales. No obstante, lo que realmente está generando preocupación es la señal que todos estos eventos envían a los mercados financieros nacionales e internacionales y las empresas, que es preocupación por la seguridad en las reglas del juego.

Un entorno como este, afecta la imagen de México en el contexto mundial, además de que puede limitar su potencial para atraer inversión extranjera. Evidentemente estamos ante un ambiente complejo, en el que es importante definir cuál es la mayor preocupación, si la cancelación de la construcción del aeropuerto, las decisiones de cambio en la percepción de las calificadoras o la forma en que actuará del nuevo gobierno.

México

La incertidumbre que se ha ido generado como consecuencia de las políticas públicas anunciadas por el nuevo gobierno, así como la preocupación de los efectos de la reciente aprobación del acuerdo comercial con Canadá y Estados Unidos, llevó a la confianza empresarial a reportar su segundo mes consecutivo a la baja. De acuerdo con cifras desestacionalizadas, en octubre el indicador de confianza del sector manufacturero reportó una disminución mensual de 0.1 puntos, mientras que el indicador del sector comercio se redujo en 0.3 puntos y el de la actividad de la construcción 0.2 puntos. No obstante, a pesar de este comportamiento, su comparación anual aún se mantiene en terreno positivos, aunque su ritmo de avance se ha ido moderando.

Recientemente el INEGI dio a conocer su estimación oportuna sobre el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer trimestre del año, en la que señala que en ese lapso la economía habrá tenido un repunte trimestral de 0.9%, después de haber reportado una caída de 0.1% en el trimestre previo. Este resultado anticipa que las tres actividades que integran al PIB mostraron avances, resaltando el incremento de 0.8% tanto en las actividades terciarias como primarias, mientras que las secundarias mostraron un avance de 0.5%. Con estos resultados, se anticipa que el PIB total hay crecido a una tasa anual de 2.7%. En el caso de las actividades primarias la variación anual se estima en 2.2%. Para las actividades secundarias se espera un crecimiento de 1.1% y de 3.4% para las terciarias.

Estados Unidos

El Departamento del Trabajo informó que durante octubre las nóminas no agrícolas aumentaron en 250 mil trabajadores, cifra que superó por mucho el resultado del mes previo cuando se crearon 118 mil nuevos puestos de trabajo y por arriba también de la estimación del mercado que anticipaba la creación de 190 mil nuevos empleos. En el caso de las nóminas del sector privado, estas reportaron la creación de 246 mil empleos, superando las 121 mil que se crearon un mes antes y las 185 mil que anticipaba el mercado. De esta manera, la tasa de desempleo se mantuvo sin cambio en octubre para mantenerse en 3.7%.

El Departamento de Comercio informó que durante septiembre el ingresos personal registró un aumento mensual de 0.2%, la mitad del aumento que tuvo un mes antes y también del pronóstico del mercado. El aumento en los ingresos personales fue generado principalmente por un alza de 0.2% en los sueldos y salarios. Por su parte, el gasto personal aumentó 0.4%, en línea con lo estimado con el mercado y simular al avance del mes previo. De esta manera, en septiembre la tasa de ahorro personal se ubicó en 6.2%, por debajo del 6.4% en agosto.

De acuerdo con el reporte del Conference Board, el índice de confianza del consumidor durante octubre se ubicó en 137.9 puntos, lo que significó un aumento de 2.6 puntos respecto al mes previo y 2.1 puntos respecto a la estimación del mercado. Es importante señalar que el nivel del indicador general en octubre fue el más alto desde septiembre del 2000. Por su parte, el índice de la situación actual se ubicó en  172.8 puntos, mientras que el indicador de expectativas lo hizo en 114.6 puntos, lo que significó aumentos de 3.4 y 2.1 puntos respectivamente.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.