Connect with us

Arturo Carranza Guereca

México: política energética en 2021

Mucho del futuro del sector energético se definirá en los próximos meses

Published

on

En 2021, la actual política energética será sometida al escrutinio público. Algunas pretensiones declaradas desde el gobierno para modificar el marco jurídico que rige al sector y las elecciones del 6 de junio motivarán el análisis y la discusión sobre las acciones de gobierno en materia energética. No es exagerado decir que mucho del futuro del sector energético se definirá en los próximos meses.

Durante los últimos dos años el gobierno ha instrumentado una política energética orientada al fortalecimiento de las empresas públicas de energía. Aun cuando tal objetivo puede partir de una justificación razonable, su proceso de implementación ha carecido de eficacia y eficiencia. Hasta el momento, las acciones emprendidas por el gobierno no han contado con la suficiente aceptación social y no han generado los resultados esperados.

En el futuro inmediato, es posible pensar que las autoridades energéticas persistirán en su intento de fortalecer a Pemex y a la CFE mediante cambios al andamiaje jurídico del sector. Este esfuerzo tendrá como marco de referencia una intensa dinámica social, producto de las elecciones intermedias de junio, donde se renovarán la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas y un gran número de presidencias municipales y alcaldías.

Existe la posibilidad de que el gobierno, en un cálculo político, procure adelantarse a las elecciones de junio para proponer cambios legislativos. En este escenario, dada la integración actual del Congreso, lo más factible sería pensar que el presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido político presenten modificaciones solo a las leyes secundarias en materia energética. Cualquier intención para modificar la Constitución, aunque deseable para los intereses del gobierno, resultaría muy complicada de operar. No obstante, por la determinación que este gobierno ha mostrado en muchos asuntos, dicha tentativa no debe descartarse.

También existe la posibilidad de que el Ejecutivo y su partido aprovechen que el tema energético será uno de los asuntos que se discutan con mayor pasión durante el proceso electoral para reforzar la narrativa utilizada en los últimos años. En este escenario, los electores asistiríamos a una competencia electoral guiada por el pensamiento binario, donde todas las fuerzas políticas se limitarían a discutir si la reforma energética fue, o no, producto de un acuerdo para favorecer los intereses de las élites.

La narrativa del gobierno, basada en este pensamiento dicotómico, ha resultado ser de gran utilidad para el proyecto político del presidente López Obrador. Hasta el momento, la oposición no ha tenido el talento para construir los argumentos necesarios que expliquen por qué la reforma energética es el camino para que México alcance un mejor futuro. Al contrario, en los últimos años los argumentos opositores, salvo admirables excepciones, han nutrido la discusión binaria, sirviendo con ello a legitimar la necesidad de emprender una contrarreforma energética.

En estas condiciones, la oposición puede aprovechar la oportunidad que representa el proceso electoral 2021 para modificar de manera sustancial la forma en que se ha venido relacionado discursivamente con el gobierno y con la sociedad. Lo que se plantea, en otras palabras, es que los actores políticos opuestos al gobierno utilicen esta coyuntura para presentar propuestas inteligentes en torno al tema energético.

Este esfuerzo, por principio de cuentas, debe escapar de la trampa de la discusión binaria. La experiencia muestra que, en el momento en que se discute desde categorías extremas o absoluta, el desprestigio de los partidos que gobernaron al país en los últimos 20 años tiene más influencia en el ánimo social que la ineficacia e ineficiencia que el gobierno actual ha mostrado en materia energética.

En segundo lugar, el esfuerzo opositor debe reconocer que los planteamientos de la reforma energética son susceptibles de mejoras. No hay duda de que desde 2013 México ha cambiado de manera apresurada en aspectos políticos, económicos y sociales. El reconocimiento de que las leyes de la reforma energética pueden modificarse para mejorar al sector implicaría una reconciliación entre lo que se propuso y se ha logrado. En los tiempos actuales, hay pocas cosas más útiles desde una perspectiva social que el asumir que somos un país diferente al de hace ocho años.

Por último, lo más importante del esfuerzo opositor es que incorpore una explicación verosímil del por qué el camino trazado por la reforma energética es el mejor para México. En este aspecto, no hay mucho qué agregar: la competencia en los mercados energéticos es la mejor herramienta para favorecer a los consumidores y a la sociedad. La oposición debe insistir en ello cuantas veces sea necesario, utilizando ejemplos que faciliten su entendimiento.

Si la oposición logra construir argumentos e iniciar acciones inteligentes en torno al tema energético, la reforma de 2013 contará con mayor legitimidad. En este caso, los alcances de cualquier cambio legislativo que proponga el gobierno, antes o después de las elecciones de junio, tendrán que estar orientados hacia los objetivos planteados en 2013, favoreciendo con ello la competencia en el sector. Quizá entonces los partidos demuestren que una oposición de calidad puede resultar en beneficio del ejercicio de gobierno y, sobre todo, de la calidad de vida de los ciudadanos.

No hay que olvidar que -como lo dijo don Jesús Reyes Heroles- lo que resiste, apoya.

 

Arturo Carranza Guereca 

Sígueme en Twitter:  @Art_Carranza

 

Te puede interesar: Pide Cofece frenar cambios a permisos para importar y exportar combustible

Fortuna y Poder

Marco Mares
La revolución digital de las inversiones, el trading social.
Mensaje de Presidencia José Medina Mora
 ÚltimoVariaciónVar. %
IPC46,070.91330.760.72
FTSE BIVA944.725.950.63
DJ30,991.52-68.95-0.22
NDQ13,112.64-16.31-0.12
S&P 5003,795.54-14.30-0.38
MezclaUSD 52.15
CompraVenta
Dólar$19.14$20.14
Euro$23.96$23.97
Centenario$25,500.00$45,500.00