Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Capital

Dan más de 200 años de prisión a director de obra del Colegio Rébsamen

Juan Mario Velarde Gámez tendrá que pagar, además, 377 mil 450 pesos a cada una de las 26 familias de los fallecidos

Publicado

el

Dan más de 200 años de prisión a director de obra del Colegio Rébsamen

El director de obra del colapsado Colegio Enrique Rébsamen enfrenta más de 200 años de prisión.

Juan Mario Velarde Gámez, director responsable de obra del colegio, fue sentenciado a 208 años de prisión por la muerte de 26 personas tras el colapso del edificio durante el sismo que sacudió a la Ciudad de México el 19 de septiembre de 2017.

La sentencia fue impuesta por un juez de la CDMX a menos de un mes de que otro juez declara culpable a Velarde Gámez por el delito de homicidio culposo. Además de los 208 años de cárcel, el director de obra tendrá que pagar 377 mil 450 pesos a cada una de las familias de los 26 fallecidos. La cifra aumentará, ya que se anticipa que se le sumen otros conceptos como reparación por proyecto de vida, daño moral y gastos funerarios.

El Colegio Rébsamen fue uno de los muchos edificios que colapsaron a causa del terremoto del 19 de septiembre de 2017. La caída del edificio mató a 19 alumnos (menores todos ellos) y 7 trabajadores, desatando un escándalo en torno a la construcción de la obra y las constancias de seguridad que se dieron para la misma. Velarde Gámez, como director responsable de obra, fue el responsable de la constancia de seguridad estructural del edificio.

Mónica García Villegas, dueña y directora del colegio, fue sentenciada en octubre del año pasado a 31 años de prisión por el homicidio de estas 26 personas. Las autoridades judiciales determinaron que amplió y construyó ilegalmente un piso de 230 toneladas en el edificio. La Fiscalía de la Ciudad de México apelará la sentencia para que sea mayor.

El Colegio Rébsamen se convirtió en un caso emblemático sobre las irregularidades que abundan en los proyectos de construcción de inmuebles dentro de la capital, donde el terreno es cada vez más escaso y, por lo tanto, más costoso.

Los expedientes del plantel aseguraban que el edificio estaba en buenas condiciones y tenía todos sus papeles en orden. Sin embargo, su derrumbe puso al descubierto irregularidades en los trámites y chequeos de seguridad de la estructura.

Te puede interesar: Rechaza juez demanda de indemnización a víctimas de Línea 12

cach

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad