Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Carlos González

Estimados 2022 (Parte II)

Empresas que podrían verse más favorecidas serán aquellas relacionados con la economía de EU, la demanda externa y de consumo básico

Publicado

el

Carlos González, Columna 2021

En lo que respecta a los mercados accionarios, el principal indicador de nuestro de nuestro país, el S&P/BMV IPyC, cerró 2021 en 53,272pts con un avance de 20.9% (17.8% en dólares), el mejor desempeño en los últimos 12 años, alcanzando nuevos máximos históricos. Si bien, dicho resultado estuvo en línea con los mercados internacionales (el S&P’s presentó un rendimiento del 26.9%), continuaron favoreciendo los estímulos económicos y los bajos niveles de tasas de interés a nivel mundial, así como los buenos resultados financieros de las empresas que lo componen.

Para este inicio de año, las principales variables de preocupación estarán centradas en el comportamiento de la pandemia con la nueva variante Ómicron, hasta ahora más contagiosa pero menos letal, aunque igual de peligrosa en términos absolutos por el posible colapso del sistema de salud, y en los altos niveles de inflación a nivel mundial, los cuales podrían continuar durante una buena parte del año, mientras no se resuelvan los problemas de suministro, lo cual seguirá generando presiones inflacionarias y mayores restricciones de liquidez por parte de los bancos centrales, aunque las tasas permanecerán bajas respecto a sus niveles históricos y las tasas reales seguirán siendo negativas o muy bajas, lo cual hace que el costo de oportunidad para invertir en renta variable siga siendo bajo.

Para 2022, esperamos que las empresas del S&P’s presenten un crecimiento del 8% en Utilidades. Con dicho crecimiento y una valuación conservadora, similar al múltiplo P/U promedio de los últimos 3 años en 23.4x, estimamos que el índice alcance niveles de 5,000pts a finales del año, lo que implicaría un rendimiento del 4.9% sobre los niveles actuales. Nuestro estimado considera que la economía norteamericana se mantendrá sólida con especial regreso a sectores rezagados. Los sectores más favorecidos serán Consumo Discrecional, Energía e Industrial.

Para el IPyC estimamos 58,000pts para finales del 2022, lo que implicaría un rendimiento cercano al 8.9%. Sin el beneficio de una baja base de comparación, nuestro estimado para el próximo año asume un crecimiento más “normalizado” a nivel de Ventas y Ebitda de 5.5% y 4.5% respectivamente, así como un múltiplo objetivo FV/Ebitda conservador de 8.5x, similar al promedio de los U3años.

Las empresas del principal indicador han mostrado capacidad de adaptación, eficiencias y disminución en sus niveles de apalancamiento, lo que se ha reflejado en una mejoría en sus diferentes indicadores financieros respecto a sus niveles pre-Covid. Al 3T21 el Margen Ebitda promedio de las empresas del IPyC pasó a 25.2%, una mejora de 130pb respecto al 4T19, el ROE pasó a 14.7% desde 12.4% y la razón Deuda Neta Ebitda se ubicó en 1.7x desde 2.0x en el mismo periodo. Adicionalmente, nuestro mercado presenta una mejor valuación respecto a otros mercados emergentes, al tiempo que resulta de los más atractivos de Latam.

Consideramos que las empresas que podrían verse más favorecidas para este año serán aquellas relacionados con la economía norteamericana y la demanda externa, y empresas de consumo básico, que podrían ser más defensivas al inicio del año. Considerando nuestro estimado para el IPyC, algunas empresas que, por su valuación, crecimientos y/o mayor rendimiento estimado se ven más atractivas son: Cemex, Mega, Terra, Gcc, Q, Nemak, Femsa, Kimber y Lab. Nuestra selección obedece a las condiciones actuales de valuación y precio, que podría ir cambiando, dependiendo de las variaciones naturales en el precio de las acciones y en su rendimiento estimado.

A nivel internacional identificamos los siguientes riesgos: la posibilidad de nuevas olas de contagio, la persistencia de los cuellos de botella en la cadena de suministros, mayores presiones inflacionarias y con ello la posibilidad de alzas en las tasas de referencia en mayor magnitud o de manera anticipada, tensiones geopolíticas (EUA-Rusia) y problemas estructurales en China.

Localmente los principales riesgos los identificamos en la posibilidad de menores inversiones y por lo tanto en un crecimiento menor a lo estimado, el constante ruido político, la salida de flujos, el proceso electoral de mediados de año y las iniciativas legislativas principalmente en materia Energética y de Organismos Autónomos. Particularmente será importante atender a la iniciativa de Reforma Energética propuesta por el Ejecutivo, la cual consideramos tiene implicaciones negativas para nuestro país en diferentes frentes, desde la formación de un mercado ineficiente, insuficiente, caro y sucio, hasta afectaciones en Finanzas Públicas y violaciones a tratados internacionales.

Carlos Alberto González Tabares /

Director de Análisis Económico Cambiario y Bursátil de Grupo Financiero Monex

[email protected]/ @carlosgtabares; @monexanalisis

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad