jueves , noviembre 21 2019

Octubre

Octubre estará lleno de mucha información relevante que podría definir el comportamiento de las bolsas en los próximos meses

Adiós al Dinero Barato

Inició el mes de octubre, con ello el último trimestre del año. Durante este mes se ajustan los presupuestos para lo que resta del año y es el momento adecuado para comenzar a planear el que sigue. Octubre suele ser un mes complicado para los mercados y ahora no será la excepción, se conjugan factores de tipo fundamental y estadístico que representan un gran reto para los inversionistas.

Desde el punto de vista fundamental llegamos al último trimestre del año en medio de indicadores económicos que muestran una clara desaceleración global, generada principalmente por la disminución en el volumen de comercio, provocada, entre otras cosas, por la guerra comercial entre EUA y China. En los próximos días, representantes de ambos países retomaran conversaciones para buscar una solución que ponga fin a estas medidas proteccionistas. Por ahora las expectativas de lograr un acuerdo son bajas, y mientras tanto, aumentan las probabilidades de recesión en EUA al tiempo que se acercan los periodos electorales, y prueba de ello, es la búsqueda de un proceso de destitución del presidente Trump por parte del partido demócrata, lo cual adhiere un ingrediente más de incertidumbre al contexto actual.

Por otra parte, continuará el tema del Brexit. El 31 de octubre es la fecha limite para que RU salga, con o sin acuerdo, de la Unión Europea. Por ahora continúa la incertidumbre, aunque no se descarta la posibilidad de una prórroga para definir el proceso de salida hasta el próximo año.

A lo anterior, se suma una serie de crisis políticas en diferentes plazas, Argentina, Italia, España, Alemania, China, Hong Kong, entre otras, aunado al incremento reciente en las tensiones geopolíticas en Medio Oriente. Esto último, ya ocasionó recientemente volatilidad en las cotizaciones del petróleo.

En medio de este complicado contexto internacional, Bancos Centrales tanto de países emergentes como desarrollados han flexibilizado su política monetaria. Particularmente el Banco Central Europeo anunció recientemente un agresivo paquete de estímulos económicos, mientras que la Fed en EUA, redujo su tasa de referencia a un rango entre 1.75% y 2.0%. No obstante, dejó abierta la posibilidad a nuevos recortes dependiendo de la publicación de datos económicos.

Localmente, los inversionistas estarán atentos a la aprobación del Paquete Económico para el próximo año. Si bien, la presentación de éste cumplió en términos de mantener las finanzas públicas sanas, existen serias dudas respecto a los supuestos macroeconómicos que deberán cumplirse para lograr las metas fiscales. Particularmente continúan las dudas respecto a la estrategia de producción de Pemex y de su capacidad de pago, por lo que la incertidumbre en cuanto a la calificación crediticia de la empresa y de la deuda soberana se mantiene. Aunado a lo anterior, no queda clara la estrategia del actual Gobierno para impulsar el crecimiento económico, atraer inversiones y generar nuevos empleos. Además, octubre será un periodo muy importante para la ratificación del TMEC, de lo contrario podría posponerse hasta después del periodo electoral en EUA (noviembre del 2020) y con ello también algunas inversiones.

Adicionalmente, una vez concluido el 3T19, en los próximos días conoceremos los reportes corporativos, cuyas cifras de crecimiento a nivel operativo y de utilidades estarán cercanas al 5%. Sin embargo, la atención se centrará en las expectativas hacia el próximo año, cuya base de crecimiento a nivel del PIB, se ubica actualmente apenas arriba del 1.0%, por lo que el crecimiento en utilidades para las empresas que cotizan en Bolsa se ve poco alentador.

Es importante mencionar que durante octubre se da el cierre fiscal en EUA y el cierre de libros de fondos internacionales, lo que suele generar volatilidad en los mercados, al tiempo que se comienza con el rebalanceo de portafolios de inversión con miras hacia el próximo año.

Lo anterior, en parte podría explicar las difíciles estadísticas que se tienen para el mercado accionario durante este mes. Por compartir sólo unos datos, desde 1975 a la fecha, el 43% de las veces, el mes de octubre ha dado rendimientos negativos, su volatilidad es de las más altas y es el mes que tiene las mayores probabilidades de ser el peor mes del año (en dos de los últimos cinco años, resultó el peor mes del año). En los últimos cinco años, observamos que su rendimiento promedia -1.7%, pero considerando sólo aquellas observaciones negativas, éstas promedian -7.3%.

Así pues, sin duda octubre estará lleno de mucha información relevante que podría definir el comportamiento de las bolsas en los próximos meses. Por ahora, podemos decir que el IPyC acumula en el año un rendimiento cercano al 3.0%, pero en las últimas 6 semanas el avance ha sido cercano al 11.5%, por lo que existen razones para pensar en un sano proceso de consolidación y/o toma de utilidades durante este mes.

Carlos Alberto González Tabares / Director de Análisis de Monex Casa de Bolsa

[email protected]/ @carlosgtabares; @monexanalisis;

Te recomendamos leer

Adiós al Dinero Barato

Qué dicen los Reportes al 3T19

Tras el estancamiento de la economía en 2019, la base de comparación para el próximo año será muy baja, por lo que esperar un ligero crecimiento no debería de ser tan retador.