Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Carlos González

¿Por qué han subido los mercados… en EUA?

Terminó la primera mitad del año y los mercados accionarios en EUA prácticamente han recuperado lo perdido durante los primeros meses del año

Publicado

el

Carlos González, Columna 2021

Terminó la primera mitad del año y los mercados accionarios en EUA prácticamente han recuperado lo perdido durante los primeros meses del año. De esta forma, el DJ acumula un rendimiento negativo del -7.9%, el S&P’s de -1.6% y el Nasdaq incluso ha superado máximos históricos acumulando un rendimiento positivo en el año del 16.3%. No obstante, desde los mínimos observados en marzo de este año, los índices accionarios han subido cerca del 40% el DJ y el S&P’s, y 50% el Nasdaq. La pregunta es ¿Por qué siguen subiendo los mercados en EUA en medio de esta pandemia y de la expectativa de una de las recesiones más profundas en los últimos 100 años?

Existen varios elementos que podrían explicar en parte dicho comportamiento. 

Fuerte Ajuste. En primer lugar, empezaría diciendo que la economía norteamericana hasta el 2019 venía creciendo a un ritmo del 2.0%, y los principales índices accionarios, el DJ, el S&’s y el Nasdaq, presentaron rendimientos del 22%, 29% y 35% respectivamente durante el año, sin necesariamente presentar un encarecimiento excesivo en sus valuaciones, pero después del fuerte incremento observado el año anterior, la participación de nuevos inversionistas se veía limitada ante una menor expectativa de rendimiento. Una caída de más del 30% ofrece un escenario de compras de oportunidad para inversionistas con horizontes de inversión de largo plazo. 

Estímulos Económicos. Los diferentes Bancos Centrales han anunciado una serie de estímulos económicos importantes con la finalidad de amortiguar la caída en la economía y buscar una recuperación lo más rápido posible. Hasta ahora, los esfuerzos de los Bancos Centrales ascienden a más de US$16 billones de dólares, equivalentes aproximadamente a cerca del 75% del PIB de EUA y a poco menos del 20% de la economía mundial. Lo anterior dota de una gran liquidez a los mercados financieros a nivel internacional, donde, a pesar de la incertidumbre relacionada con la pandemia, los inversionistas buscan oportunidades de inversión presentando mayor apetito por riesgo, destinando una mayor proporción a mercados de renta variable. 

Apoyos de la FED. En lo que respecta a EUA, si consideramos la suma de estímulos monetarios y fiscales que han anunciado, estos ascienden a más del 50% de su PIB. De esta manera, aunque se espera una recesión profunda para este año, estimada en -8.0% según el FMI, se espera que la recuperación pudiera ser relativamente rápida. Aunado a ello, el Banco Central ha usado hasta ahora sólo una parte muy baja de los recursos disponibles como proporción del total (líneas de swaps con Bancos Centrales, apoyo a empresas, familias, Estados y municipios, compras de bonos corporativos y ETF’s). Por otro lado, es importante mencionar que el apoyo directo a las familias, en ocasiones va destinado al consumo o al ahorro, en cualquier caso, ha sido positivo para los mercados.  

Tasas de interés al 0%. Dentro de los estímulos de política monetaria implementados por la Fed en EUA, destaca el haber llevado la tasa de referencia a niveles mínimos en un rango entre 0.0% y 0.25%, dejando ver en sus comunicados que dicho nivel permanecerá por lo menos durante el próximo año. Aunque los bonos del tesoro pueden catalogarse como una inversión libre de riesgo, con este nivel de tasa, prácticamente cualquier inversión que dé un rendimiento superior se vuelve sumamente atractiva. Esto es lo que sucede justamente con el mercado de renta variable, el diferencial entre el rendimiento implícito del mercado comparado con la tasa de referencia en 0% es muy amplio. Las valuaciones pasan a segundo término.

Mejores expectativas para 2021. Los inversionistas han reconocido un difícil escenario para la economía norteamericana durante 2020. No obstante, se espera que para 2021, la economía en EUA presente un crecimiento cercano al 4.5%. La gran apuesta de los inversionistas es una recuperación en “V” para la economía norteamericana, cualquier evento relacionado ya sea con su confirmación, o bien, con una desviación respecto a este escenario (incluyendo un rebrote de la enfermedad o nuevas medidas de confinamiento), tendrá implicaciones en el comportamiento de las Bolsas. Para las empresas del S&P’s, se espera que presenten una caída del 21% en utilidades para este año, pero un crecimiento del 29% para 2021.

Indicadores Económicos mejores a lo estimado. Conforme la actividad económica comienza a abrirse en diferentes países, después de las medidas de confinamiento provocadas por el Covid19, los indicadores económicos comienzan a presentar cierta recuperación, incluso en algunos casos las cifras han resultado mejor a lo estimado. Así está sucediendo en China y en EUA, cuyos indicadores están regresando a niveles previos al covid19, por lo menos en términos de la producción, al tiempo que indicadores de demanda comienzan a mostrar cierta recuperación, aunque ciertamente a un ritmo más moderado.

Vacuna. Actualmente hay grandes cantidades de dinero invertidas en trabajos de investigación y desarrollo para encontrar la vacuna para el Covid19, y en varios casos, éstos se encuentran en las fases de pruebas finales, comenzando a dar resultados positivos. Se estima que para este mismo año podría encontrarse la vacuna, aunque todavía faltaría tiempo para su producción masiva. No obstante, cualquier anuncio relacionado con este tema podría seguir repercutiendo de manera positiva en el ánimo de los inversionistas ante la posibilidad de una recuperación más pronta de lo estimado.

Nuevas Ganadoras. Como en otras crisis, siempre habrá algunas empresas que se ven fuertemente afectadas, tanto por el impacto en sus resultados como por el tiempo que tardarán en recuperarse, pero también existen empresas ganadoras que se ven beneficiados de la coyuntura. En esta ocasión, identificamos que, aunque el mercado en general se ha recuperado desde sus mínimos alcanzando casi una plena recuperación a los niveles previos al Covid, en realidad sólo el 30% de las empresas del S&P’s presentan resultados positivos con un rendimiento promedio cercano al 16%, y más aún, sólo el 11% de ellas presentan rendimientos superiores al promedio. En este sentido, quiere decir que los inversionistas se han centrado fuertemente en pocas empresas que tienen alto potencial de rendimiento, principalmente en sectores como el farmacéutico, salud, tecnología y consumo básico. 

Estabilidad en las cotizaciones del petróleo. Los precios del petróleo se han logrado estabilizar en niveles cercanos a $40dpb, luego del recorte a la producción del crudo por parte de la OPEP+. Lo anterior, ha dado viabilidad a varias empresas del sector que se habían visto seriamente afectadas ante una expectativa de menor demanda global. Aunado a ello, se maneja la posibilidad de un plan de financiamiento a empresas del sector petrolero por parte del Gobierno de EUA. 

Elecciones en EUA. Durante el mes de noviembre se llevarán a cabo las elecciones en EUA. Hasta ahora diferentes sondeos y casas de apuestas señalan una ventaja de más del 10% del demócrata Biden sobre Trump, y una probabilidad de triunfo del 58% para Biden. Esto podría ser una buena noticia para la economía de EUA y por lo tanto para los mercados, considerando que más del 70% de los norteamericanos señalan que la dirección del país es incorrecta. Además, un triunfo de Biden podría mejorar la relación política con China. Lo anterior, a pesar de un posible incremento en impuestos para las empresas, señalado anteriormente por Biden, y a que históricamente los republicanos suelen ser más “pro-mercado”. Por otra parte, el presidente Trump, tendrá que poner todos los esfuerzos en mejorar la economía para llegar en mejor posición a las elecciones.

La pregunta ahora es ¿Continuará el repunte? No por ahora, los tiempos de la especulación y el “dinero fácil” desde mi punto de vista ya pasaron. Ahora los mercados podrán entrar en una fase de consolidación, y tendrán que justificar mayores alzas con la incorporación de datos de la microeconomía.

Carlos Alberto González Tabares / Director de Análisis de Monex Casa de Bolsa

[email protected]/ @carlosgtabares; @monexanalisis;

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad