Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Carlos González

¿Se acabó la fiesta?

Los mercados podrían estar iniciando un proceso correctivo después de casi 22 meses de alza

Publicado

el

Carlos González, Columna 2021

Durante 2021 los mercados accionarios en EUA, el S&P’s, el DJ y el Nasdaq, presentaron rendimientos de 26.9%, 21.4% y 18.7% respectivamente, sin embargo, desde los niveles mínimos observados al inicio de la pandemia a los máximos recientes, el avance ha sido de 114%, 97% y 134% respectivamente. Lo anterior, apoyado principalmente en los elevados estímulos económicos, bajas tasas de interés y una sólida economía norteamericana. No obstante, al cierre del año anterior, la inflación en EUA alcanzó niveles del 7%, un nivel que no se observaba desde 1982. Con ello, el mercado ha descontado que tan pronto como en el próximo mes de marzo, el Banco Central de EUA, el FED, comenzará con el proceso de normalización de política monetaria, es decir, iniciará el incremento en tasas de interés y una disminución de la liquidez.  

Lo anterior, ha llevado a los inversionistas a replantear las estrategias de inversión, bajando la exposición de mercados de renta variable, lo cual, observamos claramente con el ajuste que han presentado las bolsas norteamericanas durante el primer mes del año, caídas para el S&P, el DJ y el Nasdaq de 5.2%, 3.3% y 8.9% respectivamente, y lo mas probable es que el movimiento de baja continúe en las próximas semanas.

Nuestro mercado accionario no es la excepción en la coyuntura actual. Seguimos pensando que el principal indicador, el IPyC, presenta una atractiva valuación, y que a finales de año podría alcanzar niveles de 58,000pts. Sin embargo, creemos que en el “corto plazo” podríamos ver un ajuste mayor ante la combinación de una serie de factores que podrían generar mayor aversión al riesgo.

Además de un natural proceso de toma de utilidades que se liga al comportamiento de las Bolsas en EUA, luego del rendimiento observado el año anterior de 20.8% y de un avance del 63% desde sus mínimos observados en el peor momento de la pandemia en marzo del 2020 a los máximos recientes, tenemos la posibilidad de que Banxico incremente las tasas de interés en su próxima reunión del 10 de febrero en 50bp y que posteriormente se ligue al incremento en las tasas de EUA, de tal forma que pudiéramos ver niveles del 7% para finales de año. Esto tiene varias implicaciones directas para el mercado accionario, por un lado, incrementa el costo de oportunidad, lo que disminuye el atractivo por el mercado de renta variable y encarece las valuaciones, y por otro lado, incrementa el costo financiero de las empresas y las familias, lo que podría ralentizar el ritmo de crecimiento de nuestro país, el cual de por sí ya es bastante mediocre (estimamos un crecimiento para 2022 del 1.7%).

Adicionalmente, en los próximos días se estará intensificando la publicación de reportes corporativos para las empresas que cotizan en nuestro mercado accionario al 4T21, los cuales, aunque se esperan tendrán crecimientos promedio cercanos al 9% en Ventas y 8.9% en Ebitda, vendrán acompañados de las expectativas de ganancias de ganancias para todo el año, las cuales podrían revisarse a la baja ante un menor dinamismo económico, difíciles bases de comparación , y mayores presiones márgenes por el alza generalizada en precios de los insumos, así como en los costos financieros

Por otro lado, las tensiones geopolíticas entre EUA y Rusia, la guerra comercial entre EUA y China, los problemas estructurales en China, la desaceleración observada en los principales bloques económicos, la crisis energética que ha provocado una importante alza en las cotizaciones del petróleo y otros commodities y que podrían mantener elevada la inflación global, así como la todavía incierta evolución de la pandemia que entre otras cosas sigue provocando disrupciones en las cadenas productivas, ausencias laborales, y desafíos para el sector salud, son temas que seguirán generando incertidumbre en los mercados. 

Por si fuera poco, en la parte local hay temas que podrían aumentar el nerviosismo entre los participantes, principalmente “el ruido político” que ha provocado incertidumbre y falta de confianza entre los inversionistas, las iniciativas legislativas propuestas por el Ejecutivo, como la contra reforma energética, y el proceso electoral de mediados de año.

De esta manera, consideramos que los mercados podrían estar iniciando un proceso correctivo después de casi 22 meses de alza. Dicho ajuste, podría llevara a los índices accionarios a caídas cercanas al 15% en promedio sobre los niveles actuales. A diferencia de meses anteriores donde cualquier ajuste era considerado una oportunidad para participar en renta variable, en esta ocasión consideramos que el movimiento de ajuste será mayor tanto en magnitud como en duración. 

Por Carlos Alberto González Tabares

Director de Análisis Económico Cambiario y Bursátil de Grupo Financiero Monex

Sígueme en Twitter: @carlosgtabares; @monexanalisis

[email protected]

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad