Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Carlos González

Telón de Fondo para los Mercados

Actualmente nuestro mercado accionario se encuentra oscilando alrededor de los 50,000 puntos, sin poder superar de manera definitiva dicho nivel.

Publicado

el

Adiós al Dinero Barato

Actualmente nuestro mercado accionario se encuentra oscilando alrededor de los 50,000 puntos, sin poder superar de manera definitiva dicho nivel. Nuestra expectativa para finales de año es que el principal indicador alcance 53,000puntos, sin embargo, este objetivo dependerá del desenlace de algunos factores que podrían determinar el rumbo de nuestro mercado en los próximos meses. En la parte internacional: 1) Los conflictos geopolíticos; 2) Una desaceleración económica global; y 3) La Política Monetaria de EUA; y 4) Las dificultades por la que atraviesan países emergentes. En la parte local tenemos: 5) La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte; y 6) Las Políticas a implementar del Nuevo Gobierno.

Desde principio de la administración del presidente Trump, hemos visto una serie de eventos que ponen en jaque la estabilidad económica y política a nivel mundial, al tiempo que genera un ambiente de intranquilidad y desconfianza para los inversionistas. La retórica relacionada con el proteccionismo económico ha generado un ambiente de tensión comercial a nivel mundial. Actualmente EUA presenta frentes abiertos con los distintos bloques económicos como China, Europa, Rusia, Irán, México, Canadá, entre otros, lo cual ha comenzado a generar cierta desaceleración en el comercio internacional ante la expectativa creciente de nuevos aranceles, incluso hemos visto señales de alerta por parte de diferentes calificadoras al respecto.

A lo anterior, habrá que añadir que algunos bloques económicos importantes muestran señales de una desaceleración moderada. En Europa, por ejemplo, indicadores de confianza e inflación señalan
cierta moderación en el ritmo de crecimiento, lo cual, nos hace pensar que será necesario mantener una política monetaria laxa, para no afectar el crecimiento económico. No obstante, EUA por su parte, muestra señales de una economía robusta y en expansión, y al mismo tiempo comienza a verse una caída importante en los ingresos públicos, por lo que es de esperarse ver de una a dos alzas adicionales de 25pb en las tasas de referencia, la primera a finales de este mes y la siguiente probablemente en diciembre.

Así pues, con este escenario en puerta observamos un incremento en el costo de deuda de países emergentes, y seguramente las condiciones seguirán endureciéndose en la medida que continúe una mayor restricción monetaria en EUA. Turquía, Brasil y Argentina han sido ejemplo de lo anterior, y no se espera que las condiciones mejoren en el corto plazo. Por el contrario, alinear los desequilibrios macro podría tardar meses o años, por lo pronto, es probable que observemos una salida de flujos de mercados emergentes hacia desarrollados, afectando la valuación y precios de los activos, seguido de mayores depreciaciones de sus monedas.

Hasta ahora, nuestra moneda se ha visto defensiva frente a los embates de otras monedas emergentes, gracias a mejores condiciones financieras y macroeconómicas de nuestro país, adicionalmente el renovado optimismo por el recién acuerdo bilateral con EUA ha apoyado un poco, no obstante, aún se mantiene la incertidumbre, pues en caso de que Canadá no alcance un acuerdo con EUA en los próximos días, el TLCAN podría incluso terminar, y con ello, cambiar la relación comercial con hasta ahora nuestros principales socios comerciales, generándose un ambiente incierto para nuestro país, pues dependerá de que el Congreso de EUA, que por cierto se renueva después de las elecciones de noviembre, apruebe dicho acuerdo bilateral, cuyo escenario no es tan claro al día de hoy. Lo anterior, podría generar volatilidad para nuestra moneda con implicaciones directas en la inflación y como consecuencia mayores tasas de interés.

Por último, pero no menos importante, serán las políticas que siga el Gobierno entrante en nuestro país. La nueva administración ha ratificado temas relevantes para mantener la estabilidad financiera como la autonomía de Banco de México, la libre flotación del tipo de cambio y mantener las finanzas públicas sanas, esto sin mayor deuda ni mayores impuestos, sin embargo, genera dudas la obtención de recursos para cumplir con las promesas de campaña, así como algunos temas que han sido muy controversiales como la creación de nuevas refinerías, la evaluación sobre la construcción del NAICM, la descentralización de algunas Secretarías de Estado, cambios a las reformas estructurales, entre otros, pero lo más importante lo veremos en el presupuesto que se presente en los próximos días y que seguramente se aprobará en el Congreso hacia el mes de diciembre.

Así pues, bajo este contexto, los inversionistas estarán atentos al desenvolvimiento de dichos eventos para determinar si existen las condiciones para comprar oportunidades, o bien, si es momento de tomar utilidades.

Carlos Alberto González Tabares / Director de Análisis de Monex Casa de Bolsa
[email protected]/ @carlosgtabares; @monexanalisis;

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad