Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Carlos González

Todo Cambió… Nuevas Expectativas 2020

Esperamos que el PIB de nuestro país presente una caída de 9.2% en el año

Publicado

el

Carlos González, Columna 2021

La propagación del Covid19 generó un gran desafío para la economía mundial. La adopción de medidas de aislamiento y de suspensión de actividades en la mayoría de los países ha provocado el colapso simultáneo del consumo y la producción. El Fondo Monetario Internacional estima una caída de 3.0% en la economía global, el peor desempeño en más de 50 años. Dada la magnitud de las disrupciones, consideramos que su disipación podría postergarse hasta mediados de 2021. Ante este ambiente complejo, estimamos que el avance promedio de la economía mundial será de 3.3% en los próximos 10 años. Mientras que para China esperamos para este año un avance de 1.2%, para Europa esperamos una contracción de 8.0% y para EUA una reducción de 5.0%.  

En México, la actividad económica presentaba signos de deterioro previo al inicio de la contingencia sanitaria. Por el lado de la demanda, el comportamiento de la economía se caracterizó por niveles inusualmente bajos en la inversión y en el gasto público. Más recientemente, varios factores de riesgo se han materializado incluyendo la prolongación del periodo de aislamiento; la escasa disponibilidad de estímulos fiscales para el mercado laboral y las empresas; y el deterioro en la confianza de los inversionistas ante la reciente baja en la calificación crediticia de la deuda soberana y de Pemex. Por lo anterior, esperamos que el PIB de nuestro país presente una caída de 9.2% en el año. Dicho desempeño implicaría una pérdida de más de un millón de empleos formales, con lo que la tasa de desocupación alcanzaría un nivel de 6.7%. Hacia adelante, consideramos que el proceso de recuperación será de carácter lento y paulatino, debido a la disminución en el nivel real de ingresos de los actores económicos y los cambios en las tendencias de consumo.  

Ante el complejo panorama económico, las autoridades de diversos países han relajado su política monetaria y fiscal, anunciando paquetes de estímulo sin precedentes. Además, recortaron sus tasas de referencia a mínimos históricos e implementaron medidas para proveer de liquidez y flujos de crédito a la economía. Por otra parte, diversos gobiernos han implementado medidas de política fiscal para enfrentar el deterioro en el entorno económico, con lo que se ha incrementado el gasto público de manera extraordinaria en varios países. En EUA esperamos que la tasa de referencia se ubique en un rango mínimo de 0.00% a 0.25% hasta el 2021, mientras que en México esperamos que la tasa se ubique en 4.50% para finales de año. No obstante, es importante señalar que mientras en otros países los estímulos económicos ascienden a un porcentaje promedio del 25% como proporción de su PIB (por ejemplo 50% para EUA, 32% para Alemania, 30% para Eurozona, 35% Japón, 14% RU, 15% China), para nuestro país a penas ascienden a cerca del 3% del PIB (sólo por el lado monetario), pues los estímulos fiscales brillan por su ausencia. Lo anterior desafortunadamente podría retrasar la recuperación en nuestro país. En cuanto al tipo de cambio, estimamos que éste se ubicará en $22.1 pesos por dólar al cierre del presente año.  

En lo que respecta a los mercados accionarios, en EUA esperamos que los principales índices regresen a los niveles previos al Covid19 durante este mismo año, pues, aunque se espera que las empresas del S&P’s presenten una caída en las utilidades del 21.9% durante 2020, se estima una recuperación de 29.6% para 2021. Adicionalmente, ante el bajo costo de oportunidad y elevada liquidez a nivel internacional (bajas tasas de interés), los mercados accionarios se vuelven muy atractivos. Los sectores más favorecidos en EUA, los esperamos en Servicios, Tecnología, Salud y Consumo Básico. 

Para nuestro mercado accionario, estimamos un nivel de 41,500 para el IPyC hacia finales de este año. Nuestra valuación asume un crecimiento para 2020 en Ventas y Ebitda para las empresas del IPyC de 3.8% y 5.3% respectivamente. Dichos crecimientos consideran menores volúmenes de ventas en diversas emisoras ante una menor demanda (principalmente caídas significativas en ventas al 2T20), pero que serán en parte compensadas con operaciones de empresas con ingresos en dólares que se ven favorecidas por la depreciación del tipo de cambio. La valuación de nuestro mercado resulta atractiva y con alto potencial de rendimiento, ante la expectativa de menores tasas de interés más que por un mayor crecimiento estimado, aunado también a una mejor valuación relativa respecto a otros mercados emergentes.  

Entre los principales riesgos que observamos a nivel global destacan: 1) Prolongación, rebrotes o nuevas repercusiones de salud relacionadas con la pandemia del Covid19; 2) Una recesión mundial más profunda y/o duradera a lo estimado, con mayores repercusiones en insolvencia de empresas y mayores tasas de desempleo; 3) Renovadas tensiones geopolíticas entre EUA y China; 4) Bajas cotizaciones en precios de commodities, incluyendo las cotizaciones del petróleo; 5) Crisis políticas-sociales; 6) Elecciones en EUA.

Localmente, los principales factores de riesgo los vemos en: 1) Lenta recuperación económica ante la ausencia de estímulos fiscales; 2) Mayores recortes y/o ajustes al gasto; 3) Insolvencia de Pemex; 4) Reducciones adicionales en la calificación soberana de nuestro país; 5) Reducción en la inversión productiva de nuestro país; 6) Salida de flujos. 

 

Carlos Alberto González Tabares / Director de Análisis de Monex Casa de Bolsa 

[email protected]/ @carlosgtabares; @monexanalisis

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad