Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Carlos González

Un Día Después

Algunos países han comenzado a salir del confinamiento. La cadena de suministro empezará a restablecerse, pero la demanda podría tardar en recuperarse

Publicado

el

Carlos González, Columna 2021

Algunos países han comenzado a salir de la etapa de confinamiento, tal es el caso de China después de cerca de 110 días. En las próximas semanas se espera que países europeos y posteriormente EUA hagan lo mismo. Con ello, comenzará a restablecerse poco a poco la cadena de suministro, no obstante, es probable que la demanda tarde mucho más tiempo en recuperarse, dependerá de los estímulos económicos (fiscales y monetarios) y la capacidad operativa y estratégica de las empresas.

Mientras que EUA podría presentar una recuperación relativamente rápida (de 6 a 12 meses), derivado de los elevados estímulos económicos (equivalentes a cerca del 15% del PIB), en nuestro país se espera una lenta recuperación (de 3 a 4 años), ante la ausencia de ellos.

Bajo este nuevo contexto, será sumamente importante tener identificados algunos criterios fundamentales (análisis fundamental), para detectar oportunidades o factores de riesgo en los diferentes tipos de negocios, útiles para empresas, emprendedores o inversionistas.

De manera general, comparto algunas reflexiones para tomar en cuenta.

En primer lugar, es indispensable conocer el entorno económico actual, las expectativas de crecimiento para este y los próximos años, los estimados de las principales variables macro y las expectativas locales e internacionales. De manera más particular, identificar el sector o los sectores a los que se está expuesto, así como su perspectiva de corto, mediano y largo plazo. Bajo esta óptica, algunas reflexiones podrían ser: ¿Qué factores de tipo económico, político, social, tecnológico, ambiental o regulatorio, son relevantes para la operación? ¿Cuáles son los indicadores económicos que impactan la generación de ingresos de la empresa? ¿Cuáles son y hacia dónde van las nuevas tendencias de consumo? ¿Cuál es o será el impacto demográfico? ¿Qué indicadores macroeconómicos son claves para el monitoreo de las operaciones? ¿Cuáles son las estrategias, riesgos y retos a los que se enfrenta la industria en general?

Otro factor de suma importancia y más en estos momentos, es lo referente a la estructura financiera de las empresas. En primer lugar, privilegiar a toda costa la liquidez, probablemente hacer escenarios para hacer frente a los compromisos operativos y financieros de los próximos 6 meses. En un contexto más amplio, conocer no sólo el nivel de apalancamiento de la empresa, sino la posición de efectivo como proporción de sus pasivos de corto plazo, el perfil de vencimientos y la relación de su exposición a moneda extranjera entre ingresos y costos.

Adicionalmente será importante atender al flujo de efectivo, relación entre cuentas por cobrar y cuentas por pagar, bajar gastos no esenciales y nuevas inversiones, conocer a detalle la estructura de costos (y gastos), así como tener identificados escenarios negativos para poder reaccionar de manera ágil y oportuna, ante caídas importantes en los ingresos de la empresa por varios meses, y poder mantener la operación.

Revisar la estrategia de negocio será un factor de supervivencia hacia el futuro inmediato. Replantearnos preguntas como si el producto o servicio atiende a las nuevas necesidades del mercado o si se puede ajustar a ellas. Entender la propuesta de valor y la diferenciación de producto, conocer a la competencia, reconocer las ventajas (y desventajas) comparativas y competitivas, así como la diferenciación de productos y las barreras de entrada. Otro punto importante será entender de dónde viene la rentabilidad de la empresa (¿a nivel bruto u operativo?), conocer el punto de equilibrio y en qué momento se generan economías de escala.  El uso de la tecnología es esencial, ¿la tecnología usada es la adecuada? Hacia adelante, visualizar las expectativas de crecimiento y de utilidades para poder hacer una mejor planeación.

Identificar los riesgos ayudarán a una mejor planeación y toma de decisiones ¿Cuáles son los factores de riesgo que podrían afectar la correcta operatividad de la empresa? ¿Cuál será el impacto en los resultados de la empresa derivados de cambios en los factores del entorno? ¿Cuáles serán las estrategias para mitigar efectos adversos del entorno?

Por último y no el menos importante de todos los puntos será en lo referente a la administración y cuerpo directivo de la empresa. ¿Son elementos que generan valor en esta etapa del negocio? No es lo mismo la necesidad que enfrenta un corporativo en una etapa inicial del negocio, en una etapa de expansión o en una etapa de maduración. ¿Cuáles son sus capacidades claves? ¿Con qué habilidades cuenta el “managment” de la empresa? Su Formación académica y profesional, su experiencia, su conocimiento del mercado, su conocimiento del producto y, por último, ¿La empresa cuenta con un gobierno corporativo o las decisiones se concentran en una persona o en un equipo pequeño? ¿Cómo es la toma de decisiones?

Estimado amigo lector, espero que las reflexiones arriba comentadas puedan ser útiles para la toma de decisiones en la coyuntura actual.

Carlos Alberto González Tabares / Director de Análisis de Monex Casa de Bolsa

[email protected]/ @carlosgtabares; @monexanalisis;

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad