Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Aaron Sánchez

Aprender la diferencia

Están por terminar las precampañas y con esto, esperemos, arrancará la “campaña más competida y difícil en la historia del país”.

Publicado

el

Ningún humano es ilegal…

Están por terminar las precampañas y con esto, esperemos, arrancará la “campaña más competida y difícil en la historia del país”. Esto, si nos apegamos a lo que han comentado en diversas entrevistas actores como Enrique Ochoa, presidente del Comité Directivo Nacional del Revolucionario Institucional.

El tiempo de precampañas se diseñó para que los partidos políticos pudieran sostener sus elecciones internas contrastando ante sus militantes, y a veces con sus simpatizantes, el perfil y propuestas de quienes aspiran a tener el respaldo de esa institución política.

Así, sencillo. Primero se ponen de acuerdo “los de adentro” para ver quién será el que los represente frente a “los de afuera”.

Muy bien, dejando de lado la burda y ofensiva burla de que lo hecho por López Obrador, Anaya y Meade es una “precampaña”, ya que ninguno tuvo una competencia por la candidatura, analicemos ¿qué nos deja este periodo?

Podemos afirmar que nos quedaremos con poco. Una canción muy exitosa de Movimiento Ciudadano que apoyaba a “ya sabes quién” atacado por un “preparado” Pepe Meade y la tranquilidad de tener a nuestro defensor, en el inglés y francés, Ricardo Anaya.

También nos quedamos con la propuesta de amnistía para los criminales de ya sabes quién. La renta básica universal en pesos de Ricardo Anaya y las propuestas para mejorar el medio ambiente y contra la corrupción por parte de Pepe Meade en las cuales sólo se endurecen las penas contra futuros infractores.

Pero ¿han sido efectivas? La respuesta también es un “No” con un detalle. Para Meade, esto significó que existe ya una percepción generalizada de que su campaña no conecta ni con los integrantes del consejo político nacional del PRI.

Esto se refleja en los resultados de las últimas encuestas nacionales publicadas por Mitofsky y El Universal, donde se muestra que no sólo está en un tercer lugar, pero, también, que ha tenido un ligero descenso en la intención de voto del grueso de la población.

El Universal, en su encuesta de esta semana, pone un escenario difícil para Meade, pues lo ubica en un claro y contundente tercer lugar con 16% de la intención de voto, frente a 32% de Andrés Manuel, y 26% de Ricardo Anaya.

Consulta Mitofsky tiene a Pepe Meade con 18.2% de la intención de voto en enero de 2018 pero, en diciembre pasado tenía un punto porcentual más. Ricardo Anaya subió un 0.4% y Andrés Manuel, 0.6% en el mismo período de tiempo.

De mantenerse la tendencia, significaría que seis de cada 10 votantes que pierde el aspirante del PRI, al ver que su candidato no tenga posibilidades de ganar, podrían votar por Andrés Manuel.

Tal vez, lo sucedido en las “precampañas” sea más ilustrativo para Pepe Meade y su equipo, pues ellos, antes de comenzar la batalla formal por la Presidencia de México, deben aprender la diferencia entre una campaña que prende y una en llamas.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pau

    01/02/2018 en 11:12 pm

    Buen artículo Aarón
    Cada vez los mexicanos nos ingeniamos más estrategias con el mismo objetivo: acaparar la atención del público, generar confianza y ganarle al adversario.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad