Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

¿Cómo comprar el regalo para mamá (o cualquier otro)?

¿Con tarjeta de crédito o débito, efectivo, o préstamo personal?

Publicado

el

Wolfgang Erhardt, 2021

A poco tiempo de que llegue el día de las madres, muchas personas se preguntan ¿Cómo comprar el regalo para mamá? ¿Con tarjeta de crédito o débito, efectivo, o préstamo personal?

La verdad no importa el motivo o la ocasión a celebrar, el elegir el método de pago correcto va a hacer una diferencia en nuestros bolsillos.

Descartemos de inicio el uso del efectivo porque es la peor opción: no es seguro llevarlo de aquí para allá, está lleno de suciedad, y por su uso no nos dan un premio como puntos o millas. El efectivo, al no ser un producto crediticio tampoco nos va a ayudar a generar un historial crediticio (Reporte de Crédito) el cuál es útil para obtener más y mejores créditos.

La segunda opción es pagar con tarjeta de débito pero esa tampoco genera puntos o millas, no hay promociones a meses sin intereses y es básicamente lo mismo que pagar con efectivo salvo que tiene la ventaja de ser un instrumento mucho más seguro e higiénico. Para usar la tarjeta de débito, como con el efectivo, tienes primero que tener el saldo (dinero) suficiente para pagar en una sola exhibición aquello que deseas comprar.

La tarjeta de crédito esa si es una excelente opción para comprar. Como su nombre lo indica es una tarjeta para financiarse; si es a meses sin intereses que puedas pagar cómodamente y a tiempo ahí tienes una excelente forma de compra; te financias a tasa cero, no tienes que descapitalizarte y además generas un extra en forma de puntos o millas. O si gustas comprar con ella y pagar el total cuando toque también es bueno. Si te vas a financiar con la tarjeta, entendido que no hay meses sin intereses, ahí pon atención porque hay que saber de a cómo está la tasa de interés en el producto contratado. Recuerda que si no pagas a tiempo se generará una tasa de interés y un retraso de pago en tu historial crediticio. Por ello, hay que ser siempre ordenado en nuestras finanzas para tener certidumbre de que podremos pagar adecuadamente.

El préstamo de nómina es un crédito también interesante pero primero tienes que saber exactamente cuánto vas a gastar y de a cómo va a quedar la mensualidad, esto para que pidas el crédito justo como lo necesitas. No puedes olvidar pagarlo porque tan pronto llegue tu nómina a tu cuenta, el banco descontará el monto correspondiente.

El préstamo personal también puede ser una buena opción pero ahí tendrás que poner atención a no olvidar cuánto y cuando tienes que pagar, así evitarás una tasa d einterés moratorio más aparte el retraso en tu historial; revisa si hay una diferencia en el costo del crédito contra el préstamo de nómina.

Sin importar cuál de todos elijas, analiza bien el costo del crédito y conoce los términos y condiciones.

Repasando, el préstamo de nómina y el personal si generan intereses; recuerda que si utilizas la tarjeta de crédito a meses sin intereses y cumples adecuadamente con el pago no se generarán intereses por lo que es la opción más atractiva. Si no pagas, claro, tendrás que pagar intereses.

Ahora que ya conoces las diferencias entre los métodos de pago a crédito, haz tu presupuesto, compara productos y servicios, pide el crédito que más te convenga y pasa un feliz día de las madres sin olvidar los protocolos para protegerse del Coronavirus.

Por: Wolfgang Erhardt, Vocero Nacional de Buró de Crédito

Sígueme en Twitter: @WolfgangErhardt

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Banca, ¿palanca de crecimiento?
Publicidad