Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

¿Conoces los “dark patterns” o “patrones oscuros”?

Son trucos que utilizan aplicaciones y sitio web de compras para tratar de influir en el comportamiento de las personas

Publicado

el

Wolfgang Erhardt, 2021

Déjenme contarles sobre una infografía muy interesante de la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financiero) con información de la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor). Se trata de los “dark patterns” o “patrones oscuros” que necesitas identificar para no hacer compras de cosas que realmente no quieres o necesitas.

Los “patrones oscuros” se refiere a trucos que utilizan aplicaciones y sitio web de compras para tratar de influir en el comportamiento de las personas para que estas compren más. Conozcamos las tácticas:

1.           Acciones furtivas: Intentan engañar al comprador o retrasar información clave para definir la adquisición de un producto. La Condusef da como ejemplo el agregar productos adicionales sin el consentimiento del cliente al carrito de compras o cobrar suscripciones ocultas.

2.           Pruebas sociales: Tratan de influir en el comportamiento de los consumidores describiendo experiencias para validar lo bueno de un producto o servicio o para ejercer presión de compra informando, por ejemplo, sobre el número de personas que han visto el producto que te interesa o colocando testimoniales que pudieran ser no reales.

3.           Urgencia: El comercio o vendedor impone una fecha límite para una oferta para acelerar la toma de decisiones. Estos son seguidos, generalmente, por cuentas regresivas o por otros avisos que indican que podrías perderte de la compra.

4.           Escasez: Con esta técnica, un comercio o vendedor puede indicarle al consumidor que hay una probabilidad de que un producto esté disponible o que haya cantidades limitadas, aumentando así su atractivo. Estos mensajes son apoyados con pantallas que muestran como el inventario baja y el consumidor puede sentir, nuevamente presión.   

5.           Desviar la atención o desorientar al consumidor: Se trata de mensajes o imágenes para disuadir o guiar una decisión en particular para que el interesado elija opciones de productos más costosos. Por ejemplo, se coloca un cuadro comparativo que muestra como haya artículos mejores o más completos, pero por un precio mayor. El consumidor podría sentir que su decisión de compra original no era la correcta y convencerse por otro artículo.

6.           Obstrucción: El sitio web facilita la entrada, pero dificulta la salida. Por ejemplo, el cancelar una compra o suscripción.

7.           Confirmshaming: Es el uso del lenguaje que busca culpar o avergonzar a un consumidor por rechazar una oferta, por ejemplo, diciéndole al querer retirarse que “No gracias. No quiero un descuento y productos gratis”.

8.           Acciones forzadas: Son las que obligan al consumidor a hacer algo para completar su compra como registrar una cuenta o suscribirse a un boletín informativo.

Así que, amigos, no importa cuándo y dónde vayan a hacer sus compras, lleven siempre una lista de lo que requieren adquirir y el presupuesto que tienen disponible para no hacer compras fuera de sus posibilidades económicas.

Comparen productos y precios, y elijan pagar con tarjeta de crédito para poder disfrutar de la posibilidad de pagar a meses sin intereses y obtener puntos o millas, entre otras cosas.

Si no tienes tarjeta de crédito, Buró de Crédito te dice quién sí te quiere otorgar una, utilizando su servicio gratuito Acredita-T en www.burodecredito.com.mx.

Por: Wolfgang Erhardt, Vocero Nacional de Buró de Crédito

Sígueme en Twitter: @WolfgangErhardt

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad