Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

El corralito de Rusia y el impacto para el mundo

Se prevé una alta volatilidad en el mercado financiero global

Publicado

el

Gabriela Siller, 2021

Con las sanciones de Occidente, particularmente al bajar del SWIFT a varios bancos rusos, se empezaron a dar corridas financieras, con los ciudadanos rusos haciendo filas interminables para retirar su dinero del banco. Esto ocurre cuando se teme que los bancos quiebren y se pierdan los ahorros de la población.

Las corridas financieras moderas están acompañadas de cambiar el dinero local a divisa extranjera. En el caso del rublo esto ocurrió tras la fuerte depreciación que ha llevado al tipo de cambio de rublo ruso a niveles máximos históricos y a una depreciación de más de 100% en el año. Con la rápida e histórica depreciación del rublo y la escasez de productos se espera que Rusia caiga en una hiperinflación, acompañado de una caída en la actividad económica, es decir en una severa estanflación.

Otros países que han aplicado el “corralito” son Argentina en el 2001 y Grecia en el 2015. En ambos casos, el corralito si bien detuvo la fuga de capitales, precipitó a las economías a una fuerte crisis económica y social. Un corralito es típico de gobiernos a los que no les importa su población, que son quienes sufren las consecuencias de esta terrible medida de política económica. 

Cabe destacar que todas las economías enfrentan la Trinidad Imposible, que implica que no se puede tener a la vez: política monetaria independiente, libre movilidad de capitales y tipo de cambio fijo. Imponer corralito es una forma de limitar la movilidad de capitales. El corralito acelera la creación de mercado negro de divisas y la depreciación interna del rublo. Esto es, aunque en los mercados financieros globales el rublo se estabilice, es muy posible que de manera interna en Rusia se venda en precios mucho más altos, al darse escasez de dólares.

Con la guerra y las sanciones se estima que Rusia podría caer primero en una recesión económica y de alargarse o agravarse el conflicto podría convertirse en una depresión. Incluso se espera que Rusia deje de pagar su deuda soberana, en venganza a Occidente que le ha prohibido el refinanciamiento de sus bonos en divisa extranjera. Con la posibilidad de impago, dos agencias calificadoras han degradado la calificación a altamente especulativa, lo que implica no grado de inversión.

Con esto, se ha dado una reconformación de portafolios, pues los fondos de inversión y grandes inversionistas utilizan las calificaciones crediticias como medidas de riesgo. Los capitales que vuelen de Rusia buscando otros destinos más seguros podrían optar por volar a otras economías emergentes que ofrecen un atractivo rendimiento con un riesgo moderado.

Entre estas economías podría estar México. Sin embargo, la recepción de capitales que volaron desde Rusia está por verse, pues México sufrió salidas históricas de capitales en 2020 y en 2021. En 2020 era de esperarse que salieran capitales, por el impacto inicial de la pandemia, pero en 2021 algunas economías emergentes observaron entradas de capitales. Esto implica que la salida histórica de capitales de México en 2021 muy probablemente estuvo relacionada con la mayor aversión al riesgo sobre la economía mexicana.

Para el mundo el impacto económico de la guerra será el alto precio de las materias primas, escasez de productos, disrupciones en cadenas de suministro, incertidumbre y una alta volatilidad en el mercado financiero global. 

Por Gabriela Siller Pagaza, PhD

[email protected]

Sígueme en Twitter @GabySillerP

@Banco_Base

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad