Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

EU a México, mensaje diplomático energético

La visita que Jennifer Granholm realizó fue para saber el rumbo real que tomará México

Publicado

el

La diplomacia indica que el fin es buscar acuerdos, y lo realizado por nuestro vecino no fue evaluar, sino dejar en forma diplomática el mensaje de: “te subes al tren, que tiene un sólo rumbo, en mejorar el cómo utilizamos la energía”. A lo cual, la inversión pública será el detonante, pero su continuidad será la privada en el largo plazo, y generando ingresos por medio de impuestos, y que podrán ser utilizados para mantener lo hecho en el presente.

Entendimos el mensaje, y el cual se resume, gracias por la hospitalidad, pero me queda claro no tienes un plan.

La visita de la secretaria de energía de EUA, Jennifer M. Granholm; no fue el hecho de una visita de trabajo, fue desde un punto de vista diplomático, y solo fue para corroborar en forma directa, como es común en EUA, reuniones de cara a cara, en el poder saber el rumbo real que su socio comercial está planeando realizar.

Creo a lo que podemos observar, y ante esta visita que se llevó a lugar, es básicamente: te dejare jugar en mi patio, permitiéndote tener una inversión pública en mi país, y la primera que dejare (DEER PARK), y a esto, daremos el beneficio de la duda; “PERO” será bajo mis condiciones de mercado, y que deberemos en el corto plazo, alinearnos en un conjunto, bajo una diplomacia ambientalista, que pretende ejercer el mundo.

La diplomacia aplicada, y bien llevada, es plenamente resumida en la declaración de la secretaria de energía de EUA, indicando lo siguiente:

“Me aseguraron que México está comprometido a apoyar la energía limpia y resolver las disputas actuales con proyectos de energía dentro del estado de derecho”.

Esto significa: Cada cambio que realices en el hoy, podrá afectar nuestra relación en el futuro, recuerda que, en 2026, revisaremos el TMEC, y lo cual hoy día tú tienes un déficit en la balanza comercial con nosotros, y tú, me aseguraste que serías parte de nuestra guerra comercial, ambiental y estratégica, en el proteger a nuestra región en la visita que realizaste, y que fue confirmado por tu representante de tu gente, el presidente.

 “Las preocupaciones reales de la Administración Biden-Harris con el posible impacto negativo de las reformas energéticas propuestas por México en la inversión privada de los Estados Unidos en México”.

Recuerda, hemos realizado una reforma energética pro ambientalista, y estamos pujando en forma bipartidista una estructura de planeación de mediano a largo plazo, para asentar una continuidad del uso de la energía con una mayor eficiencia hacia el planeta, por lo cual empezaremos realizando inversiones públicas, y después apoyaremos a nuestras empresas en del sector privado, para que puedan expandir, comercializar, y transferir conocimiento de todo lo realizado, en primera estancia dentro de EUA, y todo aquel que sea parte de esto podrá tener acceso, sin límite. Recuerda, tu no produces tecnología, la importas.

“La reforma propuesta también podría obstaculizar los esfuerzos conjuntos de Estados Unidos y México sobre energía limpia y clima”.

El mundo ha dicho, la transición energética será progresiva con planeación en el conjunto, y para ello requerimos realizar inversiones, para el dejar de utilizar a las

materias primas fósiles, y que por el momento, es complicado por su gran utilización para la movilidad de la sociedad, principalmente en el transporte, pero si dejaremos de utilizar a el carbón, para generar electricidad, y continuaremos usando al gas natural para este fin, y al mismo tiempo invertiremos en investigaciones para tener energía eléctrica infinita renovable; y a lo cual, deberemos adaptarnos a tener una mejor calidad en todas las redes de transmisión e distribución, acoplando a todas las formas tecnológicas para tener electrones limpios ante la electrificación global en 2050. Pero en ti, no veo una planeación de largo plazo, referente a este concepto, escucho muchos discursos plasmados en papel, pero esto no son transferido al hecho de que tengas nueva infraestructura para el futuro. Recuerda, un proyecto de energía tiene una maduración de por lo menos de 4 a 7 años, para el empezar a operar.

“Debemos mantener y mejorar los mercados energéticos abiertos y competitivos que traen beneficios a América del Norte”.

Hoy te he dejado estar en mi mercado, y no te he puesto escusas para que lo realices, aprenderás a saber sobre mis normas, regulaciones y todo lo que ha conllevado a la consolidación de mis políticas públicas energéticas, y a lo cual tardamos más de 4 décadas en llega a donde estamos. Tenemos un tratado de libre comercio, y que no es garantía de continuidad si no abrimos nuestros mercados, cuya misión, es en el crecer en conjunto. Si, pretendes estar en mi mercado, yo espero reciprocidad hacia mis empresas de ciudadanos que confían en mi para protegerlos, ante adversidades, y tu deberías hacer los mismo por los tuyos.

México ante esto tiene dos empresas productivas del estado, y las cuales entre ambas asignan un gasto programado de alrededor de 1 billón de pesos. La nación recupera lo invertido, y solo entregan 3.5% de rendimiento al país. El riesgo de mantener a todo el sector energético lo asume el estado, y esto no podrá ser sostenido, debido a que en 2030 México requerirá 2 billones de pesos (35% presupuesto de egreso del 2022), y la pregunta habrá la forma del como cubrir esto.

Por Ramses Pech – Grupo Caraiva – León & Pech architect

Sígueme en Twitter: @economiaoil

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad