Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

México, un país sin ideas para el futuro

Pretender que la empresa productiva del estado sea la garante de los combustibles, es un objetivo loable, pero actualmente no es real

Publicado

el

Actualmente, en México hay una demanda en promedio de 720 mil barriles diarios de gasolinas, cuando en 2019 el promedio fue de casi 800 mil barriles.

El total del consumo nacional, entre el 70 a 75% es importado, a consecuencia de la baja eficiencia y utilización en que están actualmente las refinerías en cuanto a producción de gasolinas. El combustóleo es el principal producto en cinco de las seis refinerías del país.

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden anunció los pasos para impulsar el liderazgo estadounidense hacia adelante en los automóviles y camiones que generen combustiones limpias, y emitirá una orden ejecutiva que dará inicio al desarrollo de estándares de emisiones y eficiencia de combustible a largo plazo, para ahorrar dinero a los consumidores, reducir la contaminación, impulsar la salud pública, promover la justicia ambiental y abordar la crisis climática. Esto, mediante un calendario sólido para el desarrollo de estándares de eficiencia de combustible y emisiones de contaminantes múltiples para vehículos ligeros.

Los cambios serán adaptados por las refinerías en EUA y deberán aplicarse al producir los combustibles, al adicionar aditivos o combustibles renovables; los fabricantes de automóviles tendrán que mejorar el rendimiento por KM recorrido por cada litro consumido, y con mejores rendimientos de combustión evitarán una mayor cantidad de contaminantes.

México, al parecer, está entrando a la diplomacia ambientalista actual, con las reuniones sostenidas con la representante comercial de EU, Katherine Tai, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de México, Víctor Villalobos, y la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, donde discutieron los posibles beneficios mutuos de alinear la política de México y Estados Unidos para tener combustibles fósiles más limpios, como parte del T-MEC, y que estarán alineadas a los planes de la nueva política de nuestro socio comercial.

En México, actualmente existen alrededor de 34.8 millones de automóviles, de los cuales sólo hay 2,218 del tipo eléctrico y 127 mil del tipo híbrido que consumen gasolina. Sería una buena estrategia que pudiéramos considerar ayudar al consumidor, al aumentar el rendimiento por KM, y poder contribuir a tener una mejor calidad del aire en ciertas zonas de nuestro país, ahora que pretendemos alinear la calidad de los combustibles con la NOM-016 de especificaciones de combustible.

En 2021, un paso importante para tener una mejora en los combustibles fue la implementación del programa de gestión del aire: Proaire ZMVM 202-2030, que considera, entre sus acciones, extender el uso de combustibles fósiles más limpios. Destacando los siguientes puntos:

  • Incremento del uso de tecnologías limpias y reforzar la normatividad para reducir las emisiones en el sector transporte. Actualizando y vigilando la NOM016 CRE 2016 de calidad de combustibles.
  • Administrar la demanda del transporte individual, para reducir el número de viajes, las distancias recorridas y los tiempos de traslado. Pero esto sólo se logrará teniendo combustibles limpios o aditivos que ayuden a mejorar la combustión.
  • Extender el uso de combustibles fósiles más limpios tanto para el transporte como para la industria.

Las modificaciones en la forma de utilizar a los combustibles están empezando a tener un cambio drástico, y parte de esto es la modificación de las mezclas que utilicen oxigenantes que ayuden a tener una combustión completa, a lo cual, México al tener un mercado de una alta demanda a nivel mundial, deberá adaptarse en forma rápida, principalmente a tener combustibles que den más KM por litro, y esto deberá obtener menor contaminantes para disminuir los gases de efecto invernadero. El concepto es: Menos combustibles a quemar, por más KM recorridos.

Pretender que la empresa productiva del estado sea la garante de los combustibles, es un objetivo loable, pero actualmente no es real, ante la baja producción de combustibles en las refinerías, adicional a no contar con una estandarización de la salida de los productos a la misma calidad. Esto podría mejorar, al permitir en la discusión de la NOM-016, que los estados puedan aportar en forma técnica, y con estadística, sus necesidades de tener una mejor calidad de aire con base al tipo de vehículos en el parque circulando.

EUA pretende en 2028 tener una planta que pueda extraer de residuos de combustibles fósiles cobalto, Níquel y Tierras raras, y nosotros todavía pensando el quien debe estar en el mercado, simplemente seguiremos adquiriendo tecnología de otros países, para el poder tratar de estar a la vanguardia, debido a que somo un país netamente importador con una balanza comercial en el sector de hidrocarburos altamente deficitaria.

La transición energética no se refiere a la generación de electricidad, el objetivo de esta es tener la forma de poder mover a las maquinas, motores y equipos que actualmente realizan una combustión a dejar de hacerlo. En el siguiente enlace explicación: https://youtu.be/VkhOQJVeRas

El mundo el objetivo de la transición, es dejar de usar combustibles fósiles para generar electricidad, y disminuir en forma gradual el uso de estos para la movilidad de las personas, productos y todo lo que lleve mover de un lugar a otro por medio del transporte.

Al final y al cabo, son moléculas de hidrocarburos que pueden ser mejoradas en sus cadenas, para permitir una mejor combustión.

Por Ramses Pech – Grupo Caraiva – León & Pech architect

Sígueme en Twitter: @economiaoil

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad