Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

Presupuesto 2022: ¿Dónde quedará la energía?

El Paquete Económico presentado ayer da un contexto cuadrado y con poca flexibilidad para el sector

Publicado

el

Es complicado poder explicar al sector energético sin que esté ligado a la ciencia más pura que son las matemáticas; usadas para poder establecer cuánto invertir para poder cubrir la demanda del mercado.

En México, todos los años se espera conocer cuánto será el gasto programado por la parte publica, y cuáles son las misceláneas propuestas para poder llevar a cabo una Ley de Ingresos con su Presupuesto de Egresos.

¿Será que a todo el mundo le interesa?

Muchos vemos las proyecciones del año siguiente, pero pocos analizan lo que se realizará en el mediano plazo, y que entre líneas podemos tratar de explicar:

  1. El sector energético, entre las dos empresas productivas del estado, sólo tendrá un incremento de 17% en 2022, lo cual no es suficiente para cubrir la demanda para el futuro, debido a que en ambos sectores no ha habido obras nuevas o de inversión, aparte de las que iniciaron sus gestiones en 2015 a 2018. Cabe recordar que un proyecto energético, desde su concepción hasta su puesta en marcha, puede durar un periodo de maduración entre 4 a 6 años. El cuestionamiento que el mercado se hará a mediano plazo; ¿Quién invertirá para lo que el gobierno no tiene recursos financieros? ¿Aprovecharemos el T-MEC con el plan que nuestro vecino está por iniciar en el sector energético?
  2. México, de acuerdo con las proyecciones realizadas por parte de la SHCP, no contempla dejar de exportar, y coloca dentro de la Ley de Ingresos el cálculo de los precios de barril con un piso promedio a 2027 de 57 dólares, donde esta variable es usada como el comodín para la Ley de Ingresos. ¿Dejaremos de Exportar?
  3. La producción de petróleo y gas, establecido al mediano plazo para el 2027, deberá ubicarse en alrededor de 2.5 millones de barriles diarios, entre Pemex y privados. Pero la regla operativa indica que, para poder alcanzar un incremento en reservas, producción y flujos positivos, se deberá invertir en exploración y producción, lo cual, de acuerdo con lo observado, indica que habrá un incremento de 35% en la parte de Pemex para el 2022. El mayor incremento respecto a 2021 será en pozos terrestres, seguido de aguas someras y aguas profundas. El aumento, sólo representa una producción adicional de no más de 100 mil barriles.
  4. Para llegar a los 2 millones de barriles esperados, a Pemex deberían de darle, en este rubro de la operación, entre 450 a 500 mil millones de pesos en 2024, y reducir el DUC por debajo de 35%. ¿Podrá la nación tener los suficientes recursos financieros ante una empresa que ha incrementado la deuda en el corto y largo plazo, y tener en riesgo latente de degradación su calificación que la limita a negociar o colocar deuda en los mercados financieros? Sin crudo o gas en superficie no es negocio dejar de invertir y continuar asumiendo los riesgos financieros que no puede la empresa.
  5. Las proyecciones de la SHPC enfatizan que continuaremos exportando crudo a una tasa promedio de 900 mil barriles diarios hasta el 2027 y una producción base mínima de 2.1 millones. La diferencia sería lo disponible para las seis refinerías que tenemos actualmente, que podrían ser utilizadas sólo entre 55 y 60%. ¿Qué es primero, la exportación o la refinación? El cuestionamiento es considerando que la primera es parte fundamental de los ingresos de la nación, y la segunda es la garantía de poder tener combustibles a bajo costo para el consumidor local, pero al ser importadores netos, y al observar la balanza de la industria de hidrocarburos, es imposible dejar de exportar porque no tendríamos contrapeso a todo lo que importamos. ¿Qué hacer?
  6. La CFE, en los últimos 3 años, no ha iniciado procesos de construcción, modernización o actualización de su estructura operativa; han salido las propuestas de licitaciones, proyectos o anuncios de que pronto iniciarán los procesos, pero no ha pasado más allá de esto. En el presupuesto presentado, dentro de los programas y proyectos de inversión se observa una contracción de 3.55% respecto al 2021. ¿Realmente habrá inversión nueva en el corto plazo? porque esto indica que no, y sólo tendrán un presupuesto para mantener el negocio tal cual está. ¿Será que las licitaciones que están vigentes iniciarán obras en 2023? ¿Estaremos a tiempo para el futuro de mediano plazo, ante el crecimiento de una demanda anual del 3 a 5% en electricidad?
  7. No olvidemos el IEPS, en 2022 representara un incremento en ingresos de 30% respecto al año anterior. ¿Desde dónde el gobierno aumentará este impuesto en 3.4%, a razón de la inflación esperada para el próximo periodo?

La energía requiere dinero y estos son números, los cuales, dan un contexto cuadrado y con poca flexibilidad.

Presupuesto 2022 – Compendio by Marco Mares Redacción on Scribd

Por Ramses Pech – Grupo Caraiva – León & Pech architect

Sígueme en Twitter: @economiaoil

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad