Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Carlos González

Septiembre… no dura siempre

Publicado

el

Adiós al Dinero Barato

Estacionalmente los meses de septiembre y octubre resultan de mucha volatilidad para los mercados. Una justificación de ello es el famoso “cierre de libros”, donde muchos participantes deciden cuidar sus posiciones, con la finalidad de asegurar las ganancias acumuladas en el año y/o hacer presupuestos para el año entrante, por lo que es común ver volatilidad en los mercados, derivado de una recomposición de portafolios en esta época. Adicionalmente, hay que destacar que el DJ y el S&P’s presentan un rendimiento acumulado en el año del 11% y 10% respectivamente, para nuestro mercado (el ahora nombrado S&P’s BMV IPyC), el rendimiento acumulado es de 12% en pesos, y de 30.5% medido en dólares, lo cual resulta bastante positivo, por lo que no sería descartable pensar en algunas tomas de utilidades.

Por otra parte, los inversionistas se preparan para recibir los resultados al tercer trimestre, los cuales comenzaremos a conocer hacia mediados de octubre, en donde para ser sensatos, los resultados podrían venir mucho más modestos que los trimestres anteriores, ante una base de comparación más difícil del año anterior. Cabe mencionar, que los resultados de las empresas a partir del segundo semestre del año anterior fueron bastante positivos, así que difícilmente veremos ahora sorpresas positivas.

Adicional a lo anterior, la coyuntura por la que atravesamos resulta retadora tanto en la parte local como a nivel internacional. ¡Veamos!.

A nivel internacional habrá reunión de la FED el próximo 20 de septiembre, en donde los inversionistas han comenzado a descontar que la inflación baja en EUA podría permanecer por más tiempo, de esta manera, no habría razones para pensar en mayores alzas en las tasas de referencia de aquel país por lo menos hasta el próximo año, lo cual en principio es positivo, pues se mantiene la elevada liquidez en los mercados, pero no deja de sorprender y generar la duda respecto a la verdadera realidad sobre la recuperación económica en EUA, al tiempo, que mantiene al dólar deprimido respecto a una canasta de divisas. Si a esto le sumamos que el Banco Central Europeo en breve podría estar anunciando un “tapering”, es decir, una reducción de estímulos económicos, es probable que el dólar se mantenga débil respecto a otras divisas, incluyendo nuestra moneda, por más tiempo.

Por otra parte, existe la posibilidad de un “Cierre” del Gobierno de Estados Unidos, es decir, una paralización del Gobierno a partir del 2 de octubre, si el Congreso de aquel país no se logra poner de acuerdo para incrementar el techo de endeudamiento antes de esta fecha. Lo anterior ha sucedido en varias ocasiones en el pasado, la última vez fue con el presidente Obama en 2013 que ocasionó incluso una baja en la calificación crediticia de EUA. Sin embargo, en esta ocasión es diferente, ya que el presidente Trump abiertamente ha señalado que se “necesita un buen paro” para arreglar el conflicto político, incluyendo presupuesto para el muro. Lo cierto es que la actual división política en su actual Gobierno, la falta de sensibilidad del presidente Trump y las nulas victorias en el Congreso hacen ver este escenario más complejo, incluso la calificadora Fitch ha advertido la posibilidad de una reducción en la calificación crediticia ante este eventual suceso.

Otro punto a destacar en EUA será la propuesta Fiscal que podría darse durante septiembre. La realidad es que los participantes han comenzado a descontar una pobre propuesta al respecto, sin embargo, podría venir una completa desilusión en caso de que no se llegara a ningún acuerdo. Esto último se ve cada vez más probable, ante la gran división política que hay, incluso dentro del mismo partido Republicano. Sobre el ambicioso plan de inversión en infraestructura ya mejor ni hablamos.

En la parte local, también vienen varios eventos de gran relevancia en próximos días. En primer lugar se darán la segunda y tercera ronda de negociaciones del TLC (primero en México y después en Canadá), en medio de amenazas del presidente Trump por salirse del tratado. Si bien los mercados lo han tomado con moderación y como algo de menor probabilidad, más bien como parte de la retórica para endurecer las negociaciones, lo cierto es que existe una posibilidad latente de que alguna de las partes se pare de la mesa de negociación, generando un ambiente de incertidumbre en las relaciones comerciales y en la dinámica económica entre los tres países.

Aunado a lo anterior, estaremos atentos en las próximas semanas a la aprobación del Presupuesto de Egresos para el 2018 y la Ley de Ingresos, donde es de esperarse un presupuesto austero. Será importante priorizar la disciplina fiscal y un gasto eficiente, con el reto de ser un año electoral (generalmente de mayor gasto gubernamental), donde no se contarán con los remanentes adicionales de Banco de México de años previos y los recursos petroleros seguirán siendo escasos.

Como un ingrediente adicional, tendremos el inicio del proceso electoral para el próximo año, donde cada partido comenzará a definir las reglas para proponer a sus respectivos candidatos, así que es de esperarse un mayor ruido político (éste ya empezó). Así pues, como podemos observar durante este mes tendremos la agenda llena y los mercados, tanto accionarios, de tasas y el cambiario seguramente permanecerán sensibles a dichos acontecimientos.

Carlos Alberto González Tabares / Director de Análisis de Monex Casa de Bolsa
[email protected]/ @carlosgtabares; @monexanalisis;

Publicidad
Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad