Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Corporativos

Gobierno federal se verá forzado a rescatar financieramente a Pemex

La degradación en la calificación crediticia de Pemex amenaza la estabilidad de las finanzas públicas: Joel Virgen

Publicado

el

Gobierno cargará amortizaciones de deuda de Pemex en 2021, Pemex Logística

La reciente degradación de Moody’s a la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos (Pemex), de Ba2 a Ba3, constituye una señal de alerta para el gobierno mexicano, en el sentido de que la compañía es uno de los pasivos más pesados que puede comprometer a las finanzas públicas.

La nota de Moody’s “reconoce que al centro de los riesgos no solo está en el estructuramiento de las políticas económicas, sino también en los pasivos contingentes, lo que arrastra y viene erosionando la debilidad de las finanzas públicas”, comenta Joel Virgen Rojano, fundador y líder de la plataforma de análisis independiente Out of the Box Economics.

Moody’s –que dio a conocer este martes la calificación de Pemex— explicó que la empresa productiva del Estado enfrenta serios problemas de liquidez, que le impedirán invertir y atender la pesada carga de deuda que arrastra desde hace varios años.

Al respecto, Joel Virgen considera en entrevista que la empresa petrolera se coloca como “protagonista” para las finanzas públicas y la economía nacional. Como se recordará, Pemex está en proceso de construir la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, uno de los proyectos estrella de este gobierno, además de que recientemente la compañía realizó un movimiento inesperado al anunciar la compra a Shell de toda la refinería de Deer Park, ubicada en Texas, Estados Unidos.

“Venimos de un periodo en el que Pemex se encogía a su tamaño más productivo y sus actividades más redituables, tras la aprobación de la reforma energética del sexenio pasado. Ahora vamos en sentido contrario. El problema es que es una empresa erosionada en los últimos 40 años por una política de falta de inversión”, refiere el experto.

Lo que sigue hacia adelante es un esfuerzo de la presente administración por querer sacar adelante económicamente a la compañía, en línea con la convicción del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador por conservar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como cabezas de la industria energética nacional, sin mayor intervención del sector privado.

Te puede interesar: En política macroeconómica, AMLO es tan neoliberal como los gobiernos pasados: Joel Virgen

“Vamos a seguir escuchando semestre tras semestre esta historia: rescate, apoyo, capitalización y salvamento, para seguir ‘pateando la lata’, como lo hemos escuchado en los últimos 16 años”, estima Virgen Rojano.

El experto destaca que la política energética de la presente administración también enfrenta una “contratendencia mundial”, en el sentido de que la industria energética internacional camina hacia el desarrollo de fuentes renovables de energía, lo que dejará rezagado al sector energético mexicano en un contexto en el que el petróleo pierde atractivo de consumidores e inversionistas.

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad