Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

AMDA ruega al gobierno de CDMX que no regularice los “autos chocolate”

Guillermo Rosales Zárate, presidente de AMDA, también pidió “reconstruir” el registro público vehicular

Publicado

el

Guillermo Rosales Zárate en conferencia con Claudia Sheinbaum Pardo

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) demandó a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, que no solicite para la capital del país la aplicación del decreto federal que permite la regularización de los autos usados de procedencia extranjera, conocidos como “autos chocolate”, por sus efectos perjudiciales para el sector.

“Aprovecho la ocasión para pedir a la jefa de gobierno que la Ciudad de México no se sume al reclamo de los gobernadores que, en un punto de aparente beneficio social, le están requiriendo al presidente Andrés Manuel López Obrador, ser incluidos en el decreto que promueve la regularización de vehículos usados”, rogó Guillermo Rosales Zárate, presidente de la AMDA.

En una conferencia de prensa, para anunciar un acuerdo de colaboración entre el gobierno capitalino y la AMDA encaminado a difundir el reemplacamiento de vehículos, el representante empresarial hizo ver que México no puede convertirse “en el basurero automotor de Estados Unidos”, en referencia a que la mayor parte de los autos usados importados sin documentos proceden de Estados Unidos y llegan en condiciones físicas inadecuadas.

Te puede interesar: Recaudación en sector servicios cayó hasta 19% en 2021: SAT

El decreto federal que regulariza los llamados “autos chocolate” se publicó la semana pasada y beneficiará a los propietarios de esos vehículos que residan en Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas.

Además, los propietarios tendrán que pagar un aprovechamiento de 2,500 pesos por automóvil y tendrán un plazo de seis meses para cumplir con el trámite de importación definitiva.

Originalmente, el decreto iba a aplicar para los seis estados de la frontera norte, además de Baja California Sur, pero con la publicación del decreto se agregaron Durango, Michoacán y Nayarit.

En la conferencia de este miércoles, Rosales Zárate también solicitó a Claudia Sheinbaum su intervención para impulsar “la reconstrucción” del registro público vehicular, que actualmente es “un cascarón inoperante”, con el propósito de que realmente funcione como un instrumento de certeza jurídica tanto para los propietarios como para las autoridades.

Hizo ver que la Ciudad de México contribuye con 16% de las ventas totales de autos nuevos en el país, por lo que un registro público vehicular actualizado debe ser un asunto de interés jurídico y administrativo para el gobierno capitalino.

Te puede interesar: Modifican decreto de “autos chocolate”; legalizarán a los de más de 5 años de antigüedad

“Es importante tener un registro público vehicular que nos dé la confianza y la seguridad de que los datos constituidos son veraces y oportunos (…) Muy poco se puede lograr si los datos que se contienen en dicho registro no corresponden con la realidad y si tenemos domicilios que identifican al propietario y no corresponden con la realidad”, aseguró el representante nacional de las agencias comercializadoras de automóviles.

Argumentó que la falta de un registro público vehicular confiable tampoco le dará ninguna certeza jurídica a los dueños de los autos usados importados sin documentos.

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad