Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

Desacelera inversión fija bruta en México; avanzó 2.4% en febrero

Si bien, en maquinaria y equipo ya se recuperó el nivel pre pandemia, aún les falta crecer 24.9% para alcanzar el nivel de julio 2018

Publicado

el

Inversión en infraestructura seguirá débil: Hacienda, inversion fija bruta

La inversión fija bruta de México desaceleró en febrero, al registrar un incremento de sólo 2.4% respecto al mes anterior, cuando los gastos en construcción, maquinaria y equipo de origen nacional e importado reportaron un crecimiento de 3.9%.

De acuerdo con del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el avance mensual se debió a que los gastos efectuados en construcción aumentaron 2.6%, y en maquinaria y equipo total ascendieron 1.5% en el segundo mes del presente año frente al mes precedente, según datos ajustados por estacionalidad

“La inversión fija bruta inició su descenso a mediados de 2018, se desplomó con la emergencia sanitaria por covid-19 y posteriormente ha mostrado una tendencia ascendente para una recuperación parcial”, indicó el presidente del Inegi, Julio A. Santaella.

Febrero fue el noveno mes de la llamada nueva normalidad en México, una gradual reapertura social y económica del país tras el cierre de actividades en abril y mayo por la pandemia de coronavirus, que suma actualmente 2.36 millones de casos y más de 219,000 muertos en el país.

En su comparación anual, la inversión fija bruta mexicana se redujo 3.5% con cifras desestacionalizadas. Con cifras originales, quedó 4.5% por debajo de febrero de 2020.

A su interior, los gastos en construcción disminuyeron 6.7%, mientras que en maquinaria y equipo total crecieron 1.6% con relación a los de igual mes de 2020, con series desestacionalizadas.

Cabe mencionar que, en 2019, esta inversión se contrajo el 4.9%, mientras que creció 0.6% en 2018 y disminuyó 1.5% en 2017.

El indicador es relevante, toda vez que la inversión fija bruta permite tener “un amplio conocimiento” sobre el comportamiento de la inversión en el corto plazo. Está integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad.

De acuerdo con Banco BASE, el deterioro ha llevado al indicador de inversión total a ubicarse en niveles del primer trimestre del 2011, y debido a que el indicador se encuentra 4.2% por debajo del promedio del primer trimestre de 2020 (antes de la pandemia), para alcanzar el máximo observado en julio 2018 tendría que crecer 20.7%.

“Si bien la inversión en maquinaria y equipo ya recuperó su nivel pre pandemia, aún le falta crecer 24.9% para alcanzar el nivel de julio 2018. En cambio, la inversión en construcción todavía se ubica 7.3% por debajo del promedio del primer trimestre del año pasado, siendo la construcción no residencial la más afectada, la cual acumula 29 meses consecutivos de contracciones anuales”, expuso Banco BASE en un análisis.

La institución financiera retomó que el deterioro generalizado de la inversión comenzó en la segunda mitad del 2018, y aunque previo a esto, la inversión en construcción llevaba prácticamente estancada desde el 2008, la inversión en maquinaria y equipo mostraba crecimiento sostenido y el indicador total continuaba creciendo.

La inversión cambió a una tendencia negativa dada la incertidumbre política y económica de México con la administración actual, lo cual hasta la fecha ha impulsado una agenda enfocada en revertir las reformas estructurales de las últimas tres décadas y aumentar el rol del Estado en la economía de México.

er

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Banca, ¿palanca de crecimiento?
Publicidad