Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

Gobierno descarta que degradación crediticia de Pemex se transfiera a la deuda pública de México

Gabriel Yorio, subsecretario de SHCP, dijo que el mercado financiero no castigó a los bonos de Pemex ni del gobierno

Publicado

el

Conferencia de SHCP

El gobierno federal descarta que la degradación de la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos (Pemex), a cargo de la agencia Moody’s, pueda desencadenar una futura revisión negativa de la calificación crediticia de la deuda pública mexicana.

Gabriel Yorio González, subsecretario de Hacienda, destacó que tras conocerse esta semana que Moody’s modificó la calificación de deuda de Pemex de Ba2 a Ba3 –con perspectiva negativa—, no se observó volatilidad en los mercados financieros del país, lo que refleja que de alguna manera los inversionistas ya lo habían anticipado.

“Los mercados ya daban por descontado en el manejo de los portafolios de los inversionistas el ajuste en la calificación de Moody’s para Pemex, además de que esa revisión no cambia mucho el nivel de riesgo que refleja la empresa al mercado. Los inversionistas que pudieron tomar decisiones de inversión tuvieron tiempo de decidir”, aseguró el funcionario en conferencia de prensa para comentar el informe sobre finanzas públicas del segundo trimestre del año.

Sin embargo, el funcionario admitió que el respaldo del gobierno federal a las finanzas de la empresa productiva del Estado constituye un factor de confianza para los inversionistas.

“El apoyo del gobierno hacia la empresa permite que los inversionistas continúen interesados en activos de la empresa en los mercados”, dijo Gabriel Yorio, el segundo al mando de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En la conversación con la prensa, el funcionario también destacó que en el mercado no se observó un castigo a los instrumentos financieros de Pemex ni del gobierno federal.

“Cuando se vio el ajuste en la calificación de Pemex hubo un aumento en las tasas de interés por la percepción de riesgo de 15 o 18 puntos base, en los bonos de 10 años de la empresa, pero después se estabilizaron” las tasas de interés, comentó Yorio González.

Aceptó que algunos inversionistas aprovecharon el momento para vender los bonos de Pemex o también para comprarlos “porque están interesados en el rendimiento”.

En el caso de los bonos soberanos, el funcionario expuso que “el movimiento fue prácticamente nulo”. En el bono a 10 años se detectó un aumento de 2 puntos base de la tasa de interés, misma que también se estabilizó después.

Te puede interesar: Pemex exige a Moody’s “respuesta transparente” a réplica por calificación

“El mercado ya había descontado con meses de anticipación la situación financiera de la empresa” y no vimos “un impacto en el precio ni en el rendimiento de los bonos soberanos, por eso pensamos que no habrá cambios en la calificación crediticia del soberano”, confió Gabriel Yorio.

Para fortalecer sus argumentos, el funcionario comentó que el método de Moody’s para calificar a Pemex es diferente al de otras agencias calificadoras de riesgo crediticio.

“El modelo que usa Moody’s para calificar a la empresa y al gobierno difieren un poco, pero están interconectadas. Con otras agencias, la empresa recibe la calificación soberana, pero Moody’s tiene una evaluación específica para la empresa”, explicó Yorio González e insistió en que no se espera “una acción en la calificación” de la deuda pública.

Por lo pronto, la SHCP se mantendrá al tanto de las finanzas de Pemex para apoyarla en lo que necesite para fortalecer sus finanzas.

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad