Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

Industria química resintió el Covid-19 en su producción y el empleo: Aniq

En 2020, la producción cayó 11.9% y el empleo se contrajo 3%; el sector tiene como prioridad garantizar su abasto de energéticos

Publicado

el

COFECE, laboratorios, multa, bancos de sangre

El Covid-19 cobró factura a la industria química establecida en el país, ya que su producción disminuyó 11.9% en 2020, ante un menor nivel de ventas a sus clientes que tuvieron que parar actividades por las medidas de confinamiento y suspensión de labores de sectores no esenciales.

La Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) reportó que las empresas del sector pudieron operar el año pasado, al ser clasificadas por las autoridades federales como actividad esencial para el país, pero no así varios de sus clientes y proveedores.

“Al ser definida la industria química como un sector esencial pudo seguir operando, pero no lo hicimos de manera normal, ya que muchos de los sectores de los cuales somos proveedores de materias primas no fueron considerados como esenciales; por ejemplo, la industria automotriz”, comentó Miguel Benedetto Alexanderson, director general de la ANIQ.

Asimismo, la industria química tuvo dificultades para operar en el contexto de la pandemia por el Covid-19, debido a que la minería es fuente de diversas materias primas para la fabricación de productos químicos; sin embargo, la minería no fue declarada como actividad esencial, lo que complicó la proveeduría de insumos para el sector, añadió el representante empresarial.

En conferencia de prensa, Miguel Benedetto confió en que este año anticipa mejores perspectivas para la industria química, debido a la progresiva apertura de la economía que permite que más empresas puedan reanudar sus operaciones, lo que permitirá que más sus clientes habituales recuperen la demanda de químicos.

Sin embargo, el representante empresarial aceptó que el empleo resintió en parte la menor producción de la industria química, ya que la planta de trabajadores disminuyó en 3% en 2020. Actualmente, dijo que las empresas del sector operan a 60% de su capacidad instalada.

La ANIQ –que representa a 258 empresas que contribuyen con 95% de la producción privada de químicos en el país— eligió la semana pasada Edmundo Rodarte Valdés como nuevo presidente para el periodo 2021-2023.

En su rendición de protesta, el líder de la industria química se refirió a los retos principales que enfrenta el sector, el primero de los cuales consiste precisamente en garantizar el abasto suficiente de insumos para la producción. Destaca el caso de suministro de gas y de electricidad, en la medida en la que la química es una actividad económica de alto consumo de energéticos.

Por lo anterior, Rodarte Valdés hizo ver la relevancia de trabajar de la mano de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El recién llegado presidente de la industria química también mencionó la importancia de cumplir los compromisos adquiridos por México en materia de cuidado ambiental y cambio climático, así como dar continuidad a la adopción del concepto de economía circular entre las empresas químicas para reducir su huella ecológica.

Otro de los aspectos que preocupan a la industria química consiste en reducir los costos generados por el comercio exterior, en la medida en que parte de su producción se dirige a Estados Unidos y Canadá, para lo cual la ANIQ mantiene diálogo con las autoridades aduanales, en aras de obtener el mayor provecho del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y otros tratados comerciales firmados por México. (Con información de Milenio diario)

Te puede interesar: Falleció Mario Molina, premio Nobel de Química en 1995

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad