Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

México responde a EU; se compromete a atender el caso laboral de Tridonex

SE y STPS analizarán el caso y que, en caso de confirmarse violaciones a la libertad sindical, harán una propuesta de reparación del daño

Publicado

el

CFCRL / STPS

El gobierno de México se dio por notificado de la segunda acusación laboral que se interpuso en contra del país, bajo el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), referente al caso de los trabajadores de la empresa de autopartes Tridonex, a quienes supuestamente se les denegaron su derechos a la libre sindicalización y a la contratación colectiva.

Mediante un comunicado conjunto, las secretarías de Economía (SE) y del Trabajo y Previsión Social (STPS) de México informaron que la tarde de este miércoles llegó la notificación, en la que la Oficina de la Representante Comercial de Estados Unidos y la Secretaría del Trabajo de ese país solicitaron a las autoridades mexicanas que revisen el caso Tridonex, para verificar “si existe o no una denegación de derechos laborales relativos a la libre asociación y negociación colectiva”.

En este sentido, la SE y la STPS tomarán cartas en el asunto para “determinar con hechos y elementos jurídicos si existe o no una denegación a los derechos laborales referidos con base en los compromisos asumidos en el T-MEC”, informaron las dos dependencias federales.

En caso de confirmar la existencia de elementos que confirmen el motivo de la denuncia, se acordará “un curso de reparación con las contrapartes de Estados Unidos”, añadieron la SE y STPS.

Como se informó ayer, la Representante Comercial de Estados Unidos, Katherin Tai, y el secretario del Trabajo, Marty Walsh, enviaron una solicitud al gobierno de México para que atienda el asunto de Tridonex, bajo las reglas del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC, diseñado para dirimir controversias exclusivamente de contratación colectiva y libertad sindical.

Las autoridades norteamericanas destacaron que el asunto de Tridonex constituye la segunda acusación sobre violación a los derechos laborales, desde que entró en vigor el T-MEC el 1 de julio de 2020, y también la segunda denuncia laboral en menos de un mes. Los dos asuntos han sido interpuestos en contra de México.

El caso de Tridonex, planta que se encuentra en Matamoros, Tamaulipas, llegó a manos de las autoridades norteamericanas el pasado 10 de mayo, a través de una denuncia de activistas y organizaciones sindicales, que pidieron acudir a las reglas del T-MEC para forzar a México encontrar una solución a los reclamos de los trabajadores.

En un comunicado que emitieron ayer las autoridades norteamericanas refirieron que “hay suficiente evidencia creíble sobre la denegación de derechos”, de ahí que apelaron a la atención del gobierno mexicano.

Conforme a las reglas del T-MEC, el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida está encaminado a encontrar soluciones en un corto plazo, esto es máximo tres meses. Una vez que recibieron la notificación, el primer paso que deben emprender las autoridades mexicanas consiste en realizar consultas y análisis del caso en el curso de 10 días naturales, tarea que recae en la STPS.

Posteriormente, estas autoridades tendrán que elaborar un informe y convocar a una mesa de reparación que, en un tiempo de cinco días, deberá emitir una opinión sobre el asunto –ya sea que se confirme la existencia de violaciones de derechos o bien que se especifique que no se encontraron elementos suficientes— y proponer una vía de solución.

Te puede interesar: Estados Unidos activa mecanismo laboral de respuesta rápida del T-MEC por caso Tridonex

Este resultado tendrá que ser notificado al gobierno de Estados Unidos para que, a su vez, las autoridades norteamericanas comenten los hallazgos de las autoridades mexicanas con los denunciantes y estos definan si están conformes.

Antes del asunto de Tridonex, el gobierno norteamericano presentó otra denuncia contra México relativa a la planta de General Motors (GM), en Silao, Guanajuato, donde se efectuó un proceso de legitimación del contrato colectivo de trabajo, el cual incumplió con los requisitos legales y tendrá que ser realizado de nueva cuenta.

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Banca, ¿palanca de crecimiento?
Publicidad