Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

Moody’s mantiene perspectiva negativa para banca en México

Hacen falta apoyos del gobierno para el sector, apuntó la calificadora

Publicado

el

Moody's

Moody’s considera que la banca mexicana continuará enfrentando retos difíciles en los próximos dos años.

La calificadora crediticia anunció el miércoles que mantendrá en perspectiva negativa la calificación de la banca en México, señalando que esto se debe al vínculo de esta con la nota otorgada al gobierno mexicano.

La calificación de Moody’s para la banca en el país permanece con perspectiva negativa desde agosto de 2019.

La calificadora, como otros analistas, considera que la economía mexicana pasará por una fase de recuperación en 2021. Proyecta un crecimiento de 5.3% para el Producto Interno Bruto (PIB) al cierre del año, contrastando (aunque no suficientemente) con la caída de -8.3% registrada en 2020. El pronóstico anterior fue de 2.7%.

México sentirá en su economía el impulso de su propio sector exportador, que sacará provecho de una mayor demanda proveniente de Estados Unidos. Sin embargo, apunta Moody’s, varias de las políticas del gobierno lopezobradorista erosionarán el sentimiento de inversión.

“El panorama para los próximos 12 a 18 meses refleja nuestra perspectiva de que a la actividad económica en México le tomará más de dos años alcanzar niveles pre-pandémicos, presionada por una demanda doméstica lenta que mitigará en parte la recuperación acelerada en EU”, se lee en el reporte de la calificadora.

Además de las dificultades para la recuperación económica, el panorama de la banca se nubla debido a la falta de apoyos por parte del gobierno federal.

En respuesta a la pandemia y la tormenta económica que desató, las autoridades bancarias y reguladores del país flexibilizaron las reglas para contabilizar créditos vencidos, dando oportunidad amplia para la reestructuración de créditos personales y empresariales.

Esto, apunta Moody’s, no fue suficiente considerando la magnitud de la crisis.

“El gobierno no ofreció garantías extraordinarias para los préstamos a los segmentos más afectados, incluidas las pymes. Además, las garantías tradicionales proporcionadas por bancos de desarrollo cayeron 0.45% a tasa anual en septiembre de 2020”, indicó la calificadora.

La falta de apoyos se atribuyó a dos factores: las dificultades para la recuperación económica en el país y el peso de la deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) que el gobierno mexicano sigue cargando sobre los hombros.

Te puede interesar: Gobierno cargará amortizaciones de deuda de Pemex en 2021

cach

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad