sábado , marzo 28 2020
Home / Economía / Persiste nerviosismo de Banxico por aumentos salariales

Persiste nerviosismo de Banxico por aumentos salariales

El banco central teme que los incrementos empujen la inflación al alza

Salario mínimo será de 123.22 pesos diarios en 2020, acuerda Conasami, Banxico
Foto: SHCP

Los funcionarios del Banco de México (Banxico) no pueden dejar ir sus preocupaciones sobre los posibles efectos negativos de la política de incrementos salariales.

Javier Guzmán Calafell, subgobernador de Banxico, apuntó que persiste la preocupación de que los aumentos al salario mínimo produzcan presiones al alza en la inflación, sobre todo si dichos aumentos no resultan en mayor productividad.

Guzmán Calafell subrayó que la expectativa inflacionaria para el primer trimestre del año es de 3.5%, pues se anticipan incrementos en el índice de precios al consumidor sobre todo en productos agropecuarios.

Desde el arranque del sexenio, el gobierno lopezobradorista echó a andar una política de incrementos graduales al salario mínimo. El aumento fue de 16% en 2019 y de 20% en 2020, dejando el salario mínimo actual en 123.22 pesos diarios.

Los efectos de estos incrementos han generado debate al interior de Banxico, pues algunos de los miembros de su Junta de Gobierno anticipan un impacto negativo.

En la minuta de su reunión de política monetaria de diciembre, uno de sus miembros apuntó que “hay información que sugiere que la política salarial ha comenzado a inhibir la generación de empleos formales, lo cual también puede debilitar la actividad económica”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) planea que haya más incrementos al salario mínimo, mas subrayó que estos deben ser graduales y cuidar que no afecten de manera negativa a la inflación.

 

Te puede interesar: Incremento al salario mínimo no afectará la dinámica inflacionaria: BBVA

cach

Te recomendamos leer

economía, crecimiento, México,

Economía mexicana se contraerá 5.1% en 2020, estima Citibanamex

Prevé, además, una caída de 9% de las exportaciones, y de 6.7% y 10.4% en el consumo privado y la inversión