domingo , noviembre 29 2020
Home / Economía / ¿Qué hará la industria automotriz de México con su capacidad ociosa?

¿Qué hará la industria automotriz de México con su capacidad ociosa?

IHS Markit: las armadoras trabajan a 50%, lo que constituye un riesgo, a la luz de los cambios en los hábitos de consumo en América del Norte que no favorecen a los autos compactos

Se recuperan indicadores laborales de sector manufacturero en julio, senadores, automotriz

En un año marcado por la pandemia del Covid-19, la crisis económica, la interrupción de las cadenas de suministro y una caída de la demanda de los consumidores de la región, la industria automotriz de América del Norte producirá aproximadamente 12.9 millones de vehículos ligeros al cierre de 2020, cifra que representa una contracción de 21% respecto a 2019.

Lo anterior, no obstante que los países que componen el área, México, Estados Unidos y Canadá, tienen una capacidad de producción de 17 millones de unidades, lo cual pone en evidencia que existe capacidad ociosa que no se utilizará en lo que resta de este año y probablemente hasta 2026, advierte la empresa internacional de consultoría IHS Markit.

De los tres países, llama la atención el caso de México que actualmente tiene una capacidad de producción de 6 millones de autos, pero cuyas plantas armadoras operan a 50% de su capacidad.

Si bien los fabricantes de automóviles tienen de cuatro o cinco meses de haber regresado a sus actividades, tras las cuarentenas ordenadas por los gobiernos ante el Covid-19, el panorama que se encontraron es muy diferente al que existía antes de la pandemia.

México exportará 2.6 millones de autos en 2020

En el análisis “Panorama de los automóviles ligeros en América del Norte”, IHS Markit refiere que si bien las ventas de vehículos tienden a recuperarse en la región, principalmente en Estados Unidos y Canadá, se vislumbran cambios en el mercado ante una mayor preferencia de los consumidores por automóviles de mayor tamaño ―tipo SUV y CUV― y por autos eléctricos e híbridos.

Esta situación tiene implicaciones para la industria automotriz establecida en México, que actualmente se compone de 23 plantas manufactureras, pertenecientes a 12 compañías armadoras. La razón es que una parte significativa de la producción es de vehículos tipo sedán.

IHS Markit refiere que antes de la pandemia del Covid-19, México era el segundo productor de vehículos ligeros de toda América, ya que entre 2017 y 2019, la fabricación estuvo cerca de sobrepasar la barrera de 4 millones de unidades anuales. Para este año, el pronóstico es de 3 millones de unidades, lo que no obstante la crisis económica y sanitaria, confirmará al país en el segundo lugar continental.

Te puede interesar: Producción automotriz continuó desaceleración en septiembre

Pero además, 80% de la producción de automóviles se destina a la exportación, sobre todo a Estados Unidos, lo que expone aún más al sector a los cambios de tendencia en el consumo. El mejor año ha sido 2018, cuando se colocaron 3.5 millones de vehículos en el exterior.

Pese a la pandemia y la crisis económica, México exportará este año aproximadamente 2.6 millones de vehículos, cifra que colocará al país como el primer exportador de América del Norte, ya que los embarques de Estados Unidos alcanzarán la cifra de 1.7 millones de autos. Si bien estos resultados dan un ligero respiro a la industria automotriz mexicana, lo que debe concentrar la atención son las tendencias a futuro, según las previsiones de IHS Markit.

¿Una apuesta que se agotó?

Para llegar a los volúmenes de producción y ventas de la actualidad, el país ha realizado una extensa labor de atracción de inversiones, con resultados muy concretos, uno de los más recientes fue la instalación de BMW en San Luis Potosí.

De esta forma, en los últimos 10 años, la capacidad de producción prácticamente se duplicó, al pasar de 3.1 millones de unidades en 2010 a 6 millones en 2020.

Frente a la importancia que tiene la industria automotriz para la economía nacional y la dinámica productiva que han generado las plantas armadoras en los estados a donde llegan, México tiene que visualizar el futuro para su industria, en función de las tendencias de mercado, para ocupar a la brevedad posible la capacidad que está ociosa.

Te puede interesar: Industria automotriz: el T-MEC plantea graves sanciones por violaciones laborales

IHS Markit destaca el papel de México como fabricante de camionetas pickup y de autos tipo SUV y CUV, lo que considera como un buen principio de una ruta a seguir en los próximos años.

Sin embargo, la empresa consultora aclara que para aprovechar este nicho de negocio, el país tendrá que desarrollar aún más su red de proveeduría para el sector, ya que hacen falta diversas partes y componentes que no se fabrican en México y que tienen que traerse de Asia. Además, se tienen que considerar las nuevas reglas de origen del Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), que también exigen una mayor cantidad de contenido regional en los vehículos.

GC

Te recomendamos leer

Ventas por internet en el Black Friday aumentaron 21.5%, según cálculos preliminares

Menos gente abarrotó las tiendas físicas; varios negocios adelantaron los descuentos para evitar concentraciones de gente