Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

Reforma eléctrica de AMLO podría generar represalias contra exportaciones: AMIA

Se prevé, además, que no haya financiamiento disponible, infraestructura y generación de energía eléctrica limpia

Publicado

el

reforma eléctrica, empresas

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) advirtió este lunes que la reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) podría generar represalias de los socios comerciales del país en contra de exportaciones mexicanas.

En un posicionamiento, la industria automotriz apuntó que, aunque están de acuerdo en que el Sistema Eléctrico Nacional y su marco normativo podrían mejorarse modificando la legislación, hay una serie de desventajas que podrían derivarse si el planteamiento del mandatario se avala tal cual fue hecho.

“Podría traer efectos negativos para la planta productiva de la industria automotriz mexicana y para los compromisos internacionales suscritos por México en acuerdos como el TMEC y el Acuerdo de París, entre otros.”, advirtió.

Las empresas afiliadas a la AMIA indicaron que sus principales preocupaciones respecto a la reforma eléctrica, además de las represalias, son la posibilidad de que no haya financiamiento disponible, infraestructura y generación de energía eléctrica limpia que permitan atender el incremento en la demanda en el futuro cercano, tanto por la inercia económica existente como por los compromisos planteados con anterioridad.

Lo anterior, por la propuesta de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) genere por los menos 54% de la energía y las empresas privadas el porcentaje restante.

Respecto a este mismo planteamiento, les preocupa cómo es que la Comisión Federal de Electricidad desarrollará una capacidad adicional equivalente a 14% para alcanzar el porcentaje establecido en la reforma.

En ese sentido, recordaron que de enero a septiembre de 2021 se produjeron 244.8 Tera Watts hora, de los cuales, la CFE produjo 98.6 Tera Watts hora (40%) y los privados 146 Tera Watts hora (60%).

“Considerando la capacidad limitada de fuentes renovables con la que cuenta la Comisión Federal de Electricidad, se estima que, para alcanzar dicha proporción en la generación de electricidad, tendría que usar combustibles fósiles, lo cual podría incrementar el costo de la electricidad hasta en un 31%.

“Además, esto podría tener un impacto negativo en la promoción de fuentes de generación de energías renovables y un incremento estimado en las emisiones de bióxido de carbono del 32%”, indicaron.

Por otro lado, les inquieta un posible incremento de precio, pues mientras que en 2021 el precio promedio de la electricidad que vendía la CFE en Media Tensión estuvo en 1.22 pesos por Kilo Watt hora, los privados ofrecieron un precio promedio de 0.42 pesos por Kilo Watt hora.

Asimismo, en caso de limitar la modalidad de autoabastecimiento habrá una parte significativa de la demanda de electricidad que tendría que cubrir inmediatamente la CFE y su capacidad para lograrlo se verá retada.

“Ello repercutiría en tarifas de electricidad menos competitivas, implicaría riesgos de pérdida de competitividad y generaría incertidumbre para las inversiones presentes y futuras. También presenta un riesgo para los corporativos de las empresas asociadas a la AMIA en el cumplimiento de sus visiones y compromisos de descarbonización y sustentabilidad”, expuso.

La Asociación apuntó que a lo anterior se añade que eliminar los Certificados de Energías Limpias impediría a las empresas acreditar el uso de energías renovables, lo cual, a su vez, repercutiría en el cumplimiento de las obligaciones país de los corporativos y las contribuciones país en torno a los compromisos de descarbonización derivados de los acuerdos internacionales suscritos por México, como el Acuerdo de París, la Agenda 2030 y la COP 26.

 “La apuesta por energías menos limpias y más caras impactaría negativamente en la competitividad de México, lo que podría desincentivar inversiones futuras y redirigirlas a otros países. Además, al no promover energías renovables, nuestras exportaciones podrían estar sujetas a represalias comerciales, como impuestos al carbono a manufacturas, haciendo menos atractivo a México como destino de inversiones y afectando la generación de empleos”.

Finalmente, la AMIA resaltó que la industria automotriz lucha contra el cambio climático a través de la reducción de emisiones de gases contaminantes de efecto invernadero de los vehículos y la neutralidad de carbono, dos acciones que estarían en riesgo con la reforma eléctrica de AMLO, pues requieren que se impulse la transición hacia energías limpias.

“Celebramos el compromiso del Estado en mejorar y adaptarse a las necesidades de la ciudadanía; sin embargo, rechazamos por las razones antes expuestas la iniciativa de reforma constitucional en cuestión y solicitamos a las autoridades considerar los efectos negativos que ésta traería al medio ambiente, la inversión y, por ende, a México”, expuso José Zozaya, presidente de la AMIA.

er

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad