Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

Reforma sobre subcontratación de personal acumula más de 100 solicitudes de amparo

Compañías como Comercial Mexicana, Pepsico y Siemens se han inconformado ante juzgados federales

Publicado

el

trabajadores empleos

La reforma laboral aprobada este año, que sustituyó la figura de subcontratación de personal por la de subcontratación de servicios especializados, acumula más de 100 solicitudes de amparo de empresas que se consideran afectadas por esta disposición.

La semana pasada, se tuvo conocimiento que la compañía de cosméticos Mary Kay Services acudió a los juzgados para pedir el amparo de la justicia contra dicha reforma, cuyo camino ha sido secundado por otras empresas conocidas como Comercial Mexicana, Gamesa, Maizoro, Pepsico, Siemens y Sumesa, entre otras más, según un reporte publicado este martes por el diario Reforma.

Tanto empresas grandes, que resuelven sus necesidades de personal mediante la figura de subcontratación de empleados –práctica también conocida como outsourcing—, como las empresas pequeñas, medianas o grandes que ofrecen el servicio de subcontratación de personal han acudido al Poder Judicial para inconformarse.

Según el reporte periodístico, los juzgados federales ubicados en la Ciudad de México y Monterrey, Nuevo León, han recibido alrededor de 135 solicitudes de amparo.

Como se ha informado, la reforma laboral en materia de subcontratación de persona se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 23 de abril, para entrar en vigor al día siguiente.

La reforma, que fue aprobada a principios de abril por el Congreso de la Unión, eliminó de las leyes del país la figura de subcontratación de personal, concepto que se requiere a la persona física o moral que pone a disposición trabajadores propios en beneficio de otra empresa.

En su lugar, el Poder Legislativo autorizó la creación de la figura de prestación de servicios especializados –para el sector privado— u obras especializadas –en el caso del gobierno—, que consiste en que una empresa que lo requiera podrá contratar estos servicios de un tercero para resolver tareas muy específicas, que no tengan que ver con su objeto social o actividad preponderante como unidad productiva.

En este entendido, las empresas o el gobierno solo podrán subcontratar servicios u obras especializadas para resolver necesidades muy concretas, tales como limpieza de interiores, mantenimiento de maquinaria, asesoría legal o asesoría en sistemas informáticos.

Te puede interesar: Obtiene Mary Kay amparo provisional contra reforma que elimina el outsourcing

Las solicitudes de amparo que se han presentado hasta el momento impugnan ya sea el hecho mismo de no poder realizar la subcontratación de personal o bien alguno de los aspectos de la reforma, tales como el periodo de 90 días de transición para que el sector privado se adapte a las nuevas condiciones normativas.

Las unidades productivas del sector privado tienen como plazo máximo tres meses para absorber como trabajadores propios a aquellos empleados que se encuentran dentro de sus instalaciones bajo la figura de subcontratación de personal, periodo de tiempo que para algunas compañías ha resultado insuficiente. (Con información de Reforma)

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad