miércoles , diciembre 11 2019
Home / Economía / Si México entra en recesión, su calificación crediticia y la de Pemex estarán en riesgo: S&P

Si México entra en recesión, su calificación crediticia y la de Pemex estarán en riesgo: S&P

La posición fiscal del Gobierno y el desempeño del plan de la petrolera también son determinantes

crecimiento, recesión, México, Pemex
@er.channels

El analista Luis Manuel Martínez de S&P Global advirtió que si la economía mexicana entra en una recesión y se debilitan las expectativas para el 2020, la Agencia podría acelerar su revisión anual de la deuda soberana y de Petróleos Mexicanos (Pemex).

«En un escenario en donde veamos dos o tres trimestres de contracción económica, quizá nos orille a acelerar la revisión antes de que termine este año y a preguntarnos si es congruente con la calificación actual o no”, dijo Martínez a Reuters.

El analista agregó que no sólo importa lo que México va a crecer este año, pues también es relevante la trayectoria.

“Si México baja, Pemex baja… No nada más (nos importa) cuánto vamos a crecer este año, sino la trayectoria y las expectativas para 2020. Y si vemos que la actividad económica no regresa, no se restablece, eso le pone presión a la calificación», apuntó.

De acuerdo con S&P Global, para el resto del año los riesgos que acechan a ambas notas crediticias son la posición fiscal del gobierno y el desempeño del plan de Pemex.

Martínez señaló que en el primer caso, S&P no esperaba un déficit fiscal, pero que si lo hubiera sería un elemento de riesgo.

En torno a Pemex, el analista ve un riesgo para la calificación que la petrolera no pudiera cumplir con las metas de aumentar la producción y un nivel de precios constante de 55 dólares por barril.

En marzo pasado, S&P Global Ratings bajó la perspectiva de calificación para México de estable a negativa.

Justificó que incluso cuando espera que el presidente Andrés Manuel López Obrador implemente “políticas económicas pragmáticas”, su enfoque en reducir la participación privada en el sector energético fue el elemento central en su decisión de bajar la perspectiva de calificación.

“El cambio en políticas públicas dirigido a reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético, aunado a otros eventos que han disminuido la confianza de los inversionistas, podría aumentar los pasivos contingentes del soberano y reducir el crecimiento económico”.

Igualmente, redujo la perspectiva crediticia de Pemex de estable a negativa.

La baja en perspectiva fue atribuida al hecho de que la calificadora considera que Pemex será incapaz de aliviar del todo sus dificultades financieras incluso con el apoyo asegurado por el gobierno federal.

“La perspectiva negativa de la calificación en escala global de Pemex refleja la del soberano y nuestra opinión de que la estrecha relación entre la empresa y el gobierno federal se mantendrá sin cambio durante los siguientes años”.

Te puede interesar: Estima Barclays recorte de Moody’s y S&P en la calificación soberana de México

Te recomendamos leer

fraudes, empresas, fraude, extorsión

Extorsión, uno de los principales factores que limitan el crecimiento: Banxico

La gobernanza y la corrupción también afectan seriamente el avance del país