Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Economía

Sistema financiero mexicano está sólido, pero no puede confiarse: Banxico

Existen factores de riesgo como cambios en las tasas de interés de países ricos y una posible degradación de la calificación de deuda de México

Publicado

el

Banxico

El sistema financiero mexicano ha enfrentado con resiliencia la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, por lo que se encuentra en condiciones de impulsar el crecimiento económico del país; sin embargo, esto no quiere decir que ya no existan retos macroeconómicos para el crecimiento y que pudieran afectar al sector financiero.

En particular, la banca comercial posee niveles de capital y de liquidez por encima de los mínimos regulatorios aplicables, aseguró Alejandro Díaz de León Carrillo, gobernador del Banco de México (Banxico). Por ejemplo, en marzo de 2020, la banca múltiple tenía un nivel de capitalización de 15.7%, pero en marzo de 2021 , el indicador se ubicó en 18.3%, por encima de los mínimos regulatorios.

En videoconferencia de prensa, para presentar el “Reporte de estabilidad financiera junio 2021”, el funcionario aseguró que el “sistema financiero mexicano ha mostrado resiliencia y una posición en general sólida, caracterizada por niveles de capital y de liquidez por encima de los mínimos regulatorios”, panorama que se ha reforzado con mejores perspectivas de crecimiento económico y un avance en la campaña de vacunación contra el Covid-19.

Díaz de León Carrillo recordó que el Banxico ha modificado su perspectiva de crecimiento económico para México en 2021, de 4.8% a 6%.

Sin embargo, el funcionario advirtió de la existencia de algunos de retos que pueden afectar la evolución del sistema financiero mexicano en este año, uno de los cuales son las condiciones financieras globales que son más restrictivas y volátiles, debido a un aumento mayor a lo anticipado en las tasas de interés y de la tasa de inflación en algunas economías avanzadas.

También habrá que estar pendientes de la recuperación de la economía global que se perfila heterogénea entre sectores y países a mediano plazo.

Alejandro Díaz de León consideró que otros riesgos de consideración son, por un lado, la debilidad en la demanda interna, tanto por el consumo privado como por la inversión pública y privada, y por otro lado, las posibles reducciones en la calificación crediticia del gobierno y de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El gobernador del Banxico recordó que las tres calificadoras de deuda más relevantes del mundo –Fitch Ratings, Moody’s y Stantard & Poor’s— han confirmado su calificación para la deuda del gobierno mexicano, la cual todavía permanece en grado de inversión.

Sin embargo, destacó que dos de ellas –Moody’s y Standard & Poors’s— expresaron su calificación con perspectiva negativa, lo cual deja abierta la posibilidad de que la calificación crediticia pueda degradarse más adelante, lo que tendrá un efecto de arrastre para el resto del sistema financiero nacional.

En otros temas, Alejandro Díaz de León reconoció que la inclusión de China en el índice World Government Bond Index (WGBI) puede ocasionar una recomposición internacional de los portafolios de inversión financiera y movimientos de capitales extranjeros hacia activos financieros chinos. Sin embargo, dijo que esta situación puede compensarse si México hace un esfuerzo por diferenciarse con un panorama macroeconómico robusto y sólido y si aprovecha el “empujón” del crecimiento económico de Estados Unidos.

Te puede interesar: Cumpliré a cabalidad mis funciones en el Banxico hasta diciembre: Alejandro Díaz de León

GC

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad