Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Energía

Expansión de renovables no bastará para cubrir crecimiento en demanda eléctrica

La generación de electricidad con renovables subiría 8% en 2021 y 6% en 2022

Publicado

el

Expansión de renovables no bastará para cubrir crecimiento en demanda eléctrica

La producción de electricidad con energías renovables se expandirá considerablemente en los próximos dos años, pero ni esto bastará para abarcar el fuerte rebote que se espera para la demanda global.

En su más reciente reporte semi-anual para el mercado eléctrico, la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) proyecta que la generación de electricidad con fuentes renovables (hidroeléctrica, solar y eólica) crecerá 8% en 2021 y 6% en 2022.

A pesar de estos aumentos tan fuertes, la cantidad de electricidad verde producida en ambos años no bastará para cubrir ni la mitad de la demanda total de energía eléctrica, que se estima crecerá 5% este año y 4% el próximo.

“Las energías renovables están creciendo a un paso impresionante en muchos rincones del mundo, pero todavía no está donde debe para ponernos en rumbo a lograr el neto de cero emisiones para mediados de siglo”, apuntó Keisuke Sadamori, director de Seguridad y Mercados Energéticos de la IEA. 

Los aumentos en la demanda de electricidad serán impulsados por la reapertura económica global, concentrándose en la región de Asia Pacífico, sobre todo en China e India.

A falta de electricidad verde suficiente, la mayor parte de la demanda (45% en 2021 y 40% en 2022) sería cubierta por generadores que operan con combustibles fósiles. El resto lo abarcaría la energía nuclear.

Como resultado, se anticipa que las emisiones de dióxido de carbono (C02) aumenten 3.5% este año y 2.5% el próximo, impulsándolas a un máximo histórico.

La IEA, otras agencias internacionales, grupos de activistas, miembros de la comunidad científica y varios gobiernos llevan más de una década urgiendo cambios drásticos en los métodos de producción de energía.

La generación de gases de efecto invernadero -a lo que aporta de manera importante la quema de combustibles fósiles y el uso de otras fuentes de energía sucias y no renovables- contribuye al calentamiento global, cuyos efectos podrían ser catastróficos tanto en el corto y mediano como el largo plazo.

Sólo han habido dos años en los que el crecimiento de las renovables superó la demanda: 2019 y 2020. Sin embargo, ambos años se caracterizaron por expansiones excepcionalmente lentas o en una caída de la demanda por electricidad.

Reducir el volumen de emisiones requiere de un esfuerzo y coordinación tremendos entre gobiernos de todo el mundo. El problema surge cuando hay choques entre las metas de los gobiernos más comprometidos en los menos, que suelen encontrar en la agenda contra el cambio climático dificultades económicas o fricciones con su propia política energética.

Te puede interesar: Distanciamiento de CFE hacia energías renovables podría afectar calificación: Moody’s

cach

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad