Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Energía

Reforma eléctrica no fue tema en reunión AMLO-Biden

“Hablé de las prioridades que tiene nuestro gobierno”, dijo el presidente

Publicado

el

Reforma eléctrica no fue tema en reunión AMLO-Biden

Aunque es tema central en el discurso político mexicano, la reforma eléctrica de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no se discutió en la reunión del presidente con su homólogo estadounidense, Joe Biden.

El tema no se tocó en la reunión del lunes, dijo AMLO, ya que no es fundamental para la relación bilateral entre ambos países.

“No se trató ese tema, o lo planteé porque hablé de las prioridades que tiene nuestro gobierno […] Es una relación al más alto nivel con los asuntos fundamentales para las dos naciones”, dijo el presidente el martes durante su conferencia matutina.

El único punto que se trató en la reunión y que se vincula a la política energética de México fue los esfuerzos del gobierno federal por limpiar de corrupción tanto a Petróleos Mexicanos (Pemex) como a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), además del tema de la autosuficiencia energética.

Según AMLO, Biden no hizo comentarios al respecto; sólo “escuchó”.

Había expectativas de que alguno de los dos presidentes tocará el tema de la reforma eléctrica o de la política energética de AMLO en general. El empresariado estadounidense, a través de la Cámara de Comercio del país, se expresó en contra de la propuesta de reforma para la Ley de la Industria Eléctrica, que fue aprobada por la Cámara de Diputados la semana pasada.

López Obrador insiste en que la administración de Joe Biden es respetuosa de la soberanía mexicana y que no meterá las manos en la política energética del país. Sin embargo, hay dudas sobre si ese será el caso.

Desde que llegó a la Casa Blanca, la administración de Biden plantó el pie con fuerza y declaró como una de sus políticas centrales el combate al cambio climático, lo cual incluiría reducción de emisiones y promoción no fuentes de energía renovables.

La agenda no estaría limitada a Estados Unidos, pues el combate al cambio climático es un asunto global. Previo a la reunión, la Casa Blanca publicó un comunicado en el que menciona que buscará cooperar con el gobierno mexicano para cumplir esa parte de su agenda. Tras la reunión, se publicó una declaración conjunta en el que se reiteran esas esperanzas de cooperación, 

“Los líderes reconocieron los beneficios de reducir los contaminantes climáticos de corta duración, así como la necesidad de promover la eficiencia energética. Además, discutieron maneras de trabajar juntos en aras de alcanzar un resultado exitoso en la Cumbre de Líderes sobre Cambio Climático organizada por los Estados Unidos y a celebrarse el 22 de abril de este año”, se lee en el documento.

El eje principal de la política energética de AMLO es el “rescate” de ambas empresas estatales en el sector (Pemex y CFE).

El negocio de Pemex depende de la extracción petrolera; es decir, se enfoca en una fuente de energía contaminante y cuyo uso debería reducirse, de acuerdo con la administración de Joe Biden.

CFE menciona en su portal oficial que tiene planes para impulsar el uso de energías renovables (eólica, fotovoltáica, geotérmica y otras) para genera electricidad. Sin embargo, continúa dependiendo considerablemente de fuentes contaminantes, como gas, carbón y combustóleo.

Te puede interesar: EU asegura que cooperará con México contra el cambio climático ¿Qué significa para la política energética de AMLO?

cach

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Banca, ¿palanca de crecimiento?
Publicidad